Conocimiento contra la roya

La meta inicial del proyecto es llegar a julio del 2017 a cuatro mil productores de café de esos departamento del norte del país y dos mil productores en la República de El Salvador, donde el proyecto finalizará en julio del 2016.

LA PRENSA/ A. LORÍO

El proyecto Cosechemos más Café, auspiciado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) en sociedad con la empresa JM Smucker Company y Fundación Pimco, a través de TechnoServe, se desarrolla desde finales del año 2014 en Nicaragua, reforzando conocimientos a los productores de café de los departamentos de Nueva Segovia, Madriz, Estelí, Matagalpa y Jinotega, sector fuertemente golpeado por la plaga de la roya.

La meta inicial del proyecto es llegar a julio del 2017 a cuatro mil productores de café de esos departamento del norte del país y dos mil productores en la República de El Salvador, donde el proyecto finalizará en julio del 2016.

Ryan Bathrick, director de TechnoServe en Nicaragua, reveló que la meta es aumentar la productividad en un 25 por ciento y apuestan a que el 75 por ciento de los productores beneficiados con el proyecto al final adopten buenas prácticas productivas en sus cultivos, como el manejo de tejido, en el manejo de sombras y fertilización para generar impacto en el mercado, así como financiamiento y sostenibilidad del rubro.

Sostuvo que el 26 por ciento de los beneficiarios son mujeres y en general son productores de menos de diez manzanas, atendidos por entrenadores comunitarios que aplican en la enseñanza la metodología Crear (conectar, reflexionar, entusiasmar, activar y retroalimentar).

“Todo está bien diseñado para que aprendan lo más posible en las parcelas demostrativas, después un proceso de captación de entrenadores comunitarios, captación de beneficiarios en campo, enseñanza y práctica en 117 parcelas demostrativas instaladas donde realizan las capacitaciones”, detalló Bathrick.

Jóvenes capacitadores

Los entrenadores comunitarios juegan el papel de instructores. Son diez, seis varones y cuatro mujeres, jóvenes de la región atendiendo las zonas de Wiwilí, Quilalí, Murra, San Juan del Río Coco, El Jícaro, Ciudad Antigua, Dipilto, Jalapa, Las Sabanas, San Lucas, Condega y Pueblo Nuevo.

Elia Rivera, de 23 años, es una de las más eficientes, trabaja con 230 productores de Venecia (Condega), Miraflores, Pueblo Nuevo y Telpaneca.

“Los productores conocen su trabajo, pero nosotros los reforzamos en temas que van desde la instalación de semilleros hasta el beneficiado seco y comercialización, para que apliquen esos conocimientos, superen deficiencias técnicas, obtengan mejores resultados de sus cosechas y mejoren sus condiciones de vida”, refirió Rivera.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: