Eluden baja en tarifa eléctrica

No habrá una reducción de la tarifa eléctrica ni en lo que resta de este año y ni en el 2016 como exigen empresarios del país. Al menos así lo deja claro el Gobierno en el proyecto de Presupuesto General de la República 2016.

Adolfo Acevedo, economista independiente. LA PRENSA/ARCHIVO

No habrá una reducción de la tarifa eléctrica ni en lo que resta de este año y ni en el 2016 como exigen empresarios del país. Al menos así lo deja claro el Gobierno en el proyecto de Presupuesto General de la República 2016.

En el documento se prevé un escenario “estable”, para los precios del combustible y la energía eléctrica y se proyecta un precio promedio del petróleo de 56 dólares por barril.

Según el documento, en el 2016 Nicaragua tendrá un crecimiento económico de 4.5 por ciento, una inflación acumulada de 5.8 y un deslizamiento de la moneda de 5.0 por ciento.

“Este escenario contempla la estabilidad de los precios bajos de los combustibles y la energía eléctrica, lo que incidirá positivamente en los costos de operación de las empresas”, dice el proyecto de ley.

A mediados de la semana pasada, el empresario del sector eléctrico, César Zamora, expuso en el programa televisivo Jaime Arellano en la Nación , que el Estado de Nicaragua se ahorró en los primeros diez meses del año, unos 160 millones de dólares por la facturación de la energía eléctrica que las empresas le han vendido al Estado.

Zamora expresó que con ese ahorro debería haber una nueva reducción de la tarifa eléctrica, ya sea a mediados o inicios del 2016, pero no especificó de cuánto.

“Yo manejo dos empresas de generación térmica, la Empresa Energética Corinto, ha contribuido con 28 millones de dólares. Hemos facturado menos entregando la misma cantidad de energía”, explicó Zamora.

Y agregó que con su otra empresa, Tipitapa Power, ahorraron a la factura 24 millones de dólares, adicionales.

“Al final los ahorros son reales, hay un mayor dinamismo y mayor consumo de electricidad”, expresó Zamora.

Recientemente el asesor económico de la Presidencia, Bayardo Arce Castaño, aseguró que el Gobierno no puede reducir aún más la tarifa eléctrica, pues según explicó el ahorro energético no permitía dar un porcentaje mayor a los consumidores.

Arce también expresó que las personas que recibían el subsidio de energía apenas miraban en sus recibos una disminución de unos seis córdobas y que se buscaban mecanismos para que el beneficio fuera mayor.

BAJA DEBIÓ SER DE 27 POR CIENTO

A criterio del economista Adolfo Acevedo, la reducción en la tarifa eléctrica debió ser de 27 por ciento desde abril pasado, cuando solo se aplicó un nueve por ciento de disminución para los sectores residenciales.

“Yo expresé mi opinión desde inicios de año y mi estimación era que la reducción total de la tarifa debía ser entre un 27 y un 30 por ciento y que esa reducción debería trasladarse por entero a los consumidores y las empresas porque liberaría poder adquisitivo para que los consumidores puedan satisfacer sus necesidades y para las empresas impactaría en sus costos de producción”, recordó el economista.

Sin embargo, en aquel entonces, el ahorro que se logró por la reducción del precio internacional del petróleo se dividió en tres partes, una dirigido a la disminución de la tarifa eléctrica, la otra para proyectos sociales y la última para pagar la deuda que se había contraído con Caruna para reducir el impacto del aumento del precio del petróleo.

Acevedo asegura que solo cincuenta millones de dólares de la deuda de Caruna era urgente de pagar y “a estas alturas ya se deben haber pagado”. Y como el resto no establecía plazos ni condiciones financieras, no existe la urgencia de cancelarlos, por lo que el dinero destinado a ese pago podría ser transferido a la reducción de la tarifa eléctrica.

Y un elemento más que para Acevedo es importante, es que el monto que se destina para el subsidio de energía para quienes consumen menos de 150 kilovatios hora de energía al mes, debe ser menor. “El subsidio consistía en que la tarifa se congeló al precio del petróleo del 2005, cuando el precio era de 57 dólares en promedio. Ahora que el precio del petróleo en promedio ha estado por debajo de 57 dólares, el monto de ese subsidio se tenía que haber reducido”, explicó el economista.

Para el diputado de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional, Carlos Langrand, “el destino de los fondos del ahorro es difícil darle seguimiento por la opacidad con que se manejan”.

56
dólares es el precio promedio del barril de petróleo que el Gobierno está proyectando para el año 2016, según establece el proyecto del Presupuesto General de la República.

LAS RAZONES DE ZAMORA

El empresario del sector energético, César Zamora, estima que con los 160 millones de dólares de ahorro se debería recibir una reducción de la tarifa eléctrica mucho más grande.

“Si los precios del combustible siguen siendo menores a 50 dólares el barril, de aquí a marzo del próximo año, sería una injusticia si no hubiera una reducción en la tarifa para los consumidores”, advirtió.

Zamora dijo que ese ahorro se logró principalmente porque el precio del búnker, combustible usado para la generación energía eléctrica, bajó hasta los 34 dólares por barril.