Luis Enrique asegura que es un aprendiz que sigue explorando

El cantante nicaragüense Luis Enrique aseguró que es un aprendiz que sigue explorando con su música, como demuestra con su nueva producción musical,

El salsero Luis Enrique. LA PRENSA/CORTESÍA

El cantante nicaragüense Luis Enrique aseguró que es un aprendiz que sigue explorando con su música, como demuestra con su nueva producción musical, Yo voy pa encima , tema grabado con el reguetonero cubano El Mola.

“Esta canción llegó cuando mezclaba un trabajo acústico y, como estoy abierto a todo, lo canto con El Mola, un artista urbano cubano muy creativo. Es un trabajo que me ha dejado lleno de alegría”, detalló en entrevista telefónica con Efe .

Y es que, a pesar de sus 28 años de carrera, Luis Enrique asegura le nace dentro seguir explorando nuevas opciones musicales, como en este caso, en el género urbano.

“MEZCLA PERFECTA”

Para el cantante nicaragüense, en el sencillo Yo voy pa encima ha logrado “una mezcla perfecta” entre la salsa que le ha hecho internacionalmente conocido y nuevos ritmos.

“Me ha dejado muy feliz porque tiene un mensaje positivo, es alegre. Es la mezcla perfecta entre la salsa y la música urbana, no es más ni menos, ni de una ni de la otra”, dijo.

Nominado al Grammy Latino por su anterior producción, Jukebox , el artista se prepara para promocionar en los próximos meses este tema y el disco del que formará parte, un nuevo trabajo bailable, positivo y con la fuerza de sonidos que distingue su carrera.

Las ganas de adentrarse en nuevos estilos y conocer talento joven es lo que, además de sus producciones, mantienen ocupado al cantante de éxitos como Yo no sé mañana, Date un chance o Abre tus ojos , que participa como tutor en los programas La Voz y La voz Kids en Perú.

“Esta oportunidad ha sido totalmente novedosa, lo que más me gusta es conocer talento joven, más que ser un coach solo de música me gusta compartir con los jóvenes mi experiencia, darles mi punto vista sobre la industria”, señaló.

CAMBIOS

Agregó que en la época en la que la música latina irrumpió con fuerza en el panorama internacional, la idea para una aspirante a artista era que una disquera te descubriera y lanzara tu carrera. “El verdadero terremoto es cuando todo eso desapareció. Hoy puedo decir que he tenido que aprender a hacer música en otros formatos, me puedo grabar incluso en mi casa, hasta medio ingeniero me he vuelto”, comentó entre risas el conocido “príncipe de la salsa”.