Instituciones son claves para crecer o fracasar

En la capacidad de funcionamiento de las instituciones públicas está la llave para que un país crezca o fracase en su búsqueda del progreso económico y social, aseguró este miércoles James Robinson, profesor de la Universidad de Harvard y coautor del libro

James Robinson, profesor de la Universidad de Harvard. LAPRENSA/J. FLORES

En la capacidad de funcionamiento de las instituciones públicas está la llave para que un país crezca o fracase en su búsqueda del progreso económico y social, aseguró este miércoles James Robinson, profesor de la Universidad de Harvard y coautor del libro Por qué fracasan los países.

Durante un encuentro con empresarios, cuerpo diplomático y funcionarios de Gobierno en Managua, Robinson también aseguró que la alta concentración del poder hacen que las instituciones fallen en su papel, alejando a cualquier país del progreso económico.

Robinson, quien llegó a Managua invitado por la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), dijo  que el tener instituciones incluyentes hacen que las políticas de desarrollo se diseminen en todos los estratos de la sociedad y además evita graves fallas de mercado como el monopolio.

El catedrático, a manera de ejemplo, mencionó cómo Bill Gates construyó su fortuna a base de innovación y protección de su derecho de propiedad intelectual. Robinson dijo que cuando Gates intentó monopolizar el mercado de la tecnología que desarrolló fue rápidamente corregido por las leyes e instituciones de Estados Unidos.

Esto permitió, según Robinson, que la innovación de Gates impactara la economía de Estados Unidos a través de la proliferación de nuevas innovaciones en este mercado. Hoy por hoy Gates es considerado el hombre más rico del planeta, según Forbes.

En otros países de América Latina, donde hay instituciones débiles y excluyentes, Robinson dijo que algunas de las fortunas se construyen a base de monopolios, dañando la innovación y al mercado. Para el catedrático hay instituciones que “crean prosperidad y otras crean pobreza”, según reprodujo en español la intérprete.

Robinson dijo que el problema es que cuando una nación crece con instituciones débiles, la prosperidad económica que se refleja es efímera. El catedrático dijo que son pocas las naciones de América Latina que gozan de instituciones incluyentes y muestra de ello es que la región sigue siendo extremadamente desigual y bastante alejada del progreso que tiene América del Norte.

Muestra de eso, el profesor de Harvard sugirió echar una mirada al pobre proceso de titulación de tierra en el hemisferio.

No obstante, Robinson dijo que también hay países en la región donde hay un buen marco jurídico, pero las instituciones no tienen capacidad de implementarlas minando el camino a la prosperidad.

“En Estados Unidos hay instituciones inclusivas y en México instituciones extractivas”, lo que explica la disparidad en el desarrollo económico en cada nación, precisó.

LA PROTECCIÓN DE LOS DERECHOS ES CLAVE

Otro elemento que también estimula el crecimiento es la protección de la propiedad intelectual, lo que incentiva la innovación, pero para eso las instituciones extractivas no deben existir. “Si tenemos una economía que está caracterizada por instituciones económicas extractivas, que coloca barreras, que no crean incentivos en la gente, entonces el talento se va a fugar, por eso la inclusión es clave, es crucial”, afirmó Robinson.

Una institución es inclusiva económicamente, precisa, “cuando crea una base de incentivos amplia, una base de oportunidades amplia entre la ciudadanía”.

¿Quién debe forjar las instituciones? Robinson es enfático: “Las sociedades colectivamente deciden qué instituciones quieren tener a través de un proceso político”, que pasa por garantizar la transparencia electoral y política.

“El poder debe estar distribuido ampliamente en la sociedad”, insiste.

Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de Funides, reconoció que son las instituciones las “que marcan la senda de los países en la búsqueda de la prosperidad”.

Chamorro dijo durante su intervención ante el público que precisamente este es el primer principio que establece el decálogo de desarrollo diseñado por Funides, la necesidad de tener instituciones fuertes y democráticas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: