Se entregó el que mató a tomatierras en Chinandega

Juan Ernesto Venerio Malespín quién mató a dos tomatierras este sábado 12 de diciembre en la finca Las Pampas, en Chinandega, se entregó a la 1:40 p.m., de este domingo 13 de diciembre.

Peritos de la policía presentes en el sector de Las Pampas, investigan caso de tomatierras./LA PRENSA/ARCHIVO

Juan Ernesto Venerio Malespín (45), quién mató a dos tomatierras este sábado 12 de diciembre en la finca Las Pampas, en Chinandega, se entregó a la 1:40 p.m., de este domingo 13 de diciembre a la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía Nacional, en esa ciudad. Venerio luego de disparar contra Óscar Pomares Flores (46) e Isidro Cruz (45), huyó del lugar.

El hecho sangriento ocurrió a las 7:30 a.m., del sábado, cuando unas 52 personas merodeaban la finca con garrotes y estacas, para ubicar champas y establecer una cooperativa agrícola en la propiedad privada, ubicada en el sector del Monumento El Toro, Carretera Chinandega-Somotillo.

Vecinos del barrio El Calvario de Chinandega, del sector donde habita Venerio y su familia, dijeron que este había pedido apoyo a los agentes de la Policía de Tránsito que ubican retenes en la Carretera Panamericana, para disuadir a las 4:00 p.m., del viernes, al grupo de tomatierras que pretendía invadir la finca, pero no hubo respuesta de los uniformados.

Según personas aledañas a la finca, la mañana del sábado que Venerio reforzaba el cerco donde pastaban varios animales suyos, dirigentes de los tomatierras trataron de ingresar y fue el momento en que el dueño de la propiedad disparó.

“La gente estaba aquí y parece que se le abalanzaron. El ganado es de Tito (Juan Ernesto) Venerio y el grupo había hecho champas el viernes”, refirió Félix Rodríguez, un lugareño cercano a la finca Las Pampas.
Ayer la Policía remitió el expediente al Ministerio Público con la acusación por los delitos de homicidio en el caso de los dos baleados, y homicidio en grado de tentativa por el caso del pastor evangélico Clemente Cárdenas, quien se encontraba ayer en el Hospital General España. Cárdenas también recibió impactos de balas salidas del arma de Venerio.
Venancia Alvarado, esposa de Cárdenas, se mostró asombrada que su esposo se haya involucrado en esa situación. Dijo brevemente que Cárdenas está fuera de peligro.