Granadino condenado por lavado de dinero

Juez decomisó cuatro propiedades en residenciales de Managua

A Miguel Ángel Argüello Selva lo capturaron en marzo de 2014 durante una reunión que sostenía con un costarricense para el traslado de droga. Luego de ser condenado por conspiración fue acusado de lavado de dinero. LA PRENSA/ A. FLORES

El granadino Miguel Ángel Argüello Selva recibió ayer su segunda condena de 15 años por lavado de dinero en perjuicio del Estado de Nicaragua. El año pasado fue condenado a siete años de prisión por conspiración para el narcotráfico y portación ilegal de arma de fuego. La nueva pena concluirá en diciembre de 2029.

En la sentencia leída ayer en el Juzgado Séptimo Distrito Penal de Juicio de Managua el juez Octavio Rothschuh hizo el decomiso de cuatro propiedades urbanas. Dos casas ubicadas en condominio Estefanía, una en condominio Roma y una casa de dos plantas ubicada en Las Colinas.

Respecto a otras propiedades que fueron ocupadas durante la investigación policial, como las islas La Flor, Saciamo, San Pablo y Sacuanjoche, ubicadas en el lago de Granada, la finca Güiscoyol, de 1,200 manzanas de tierra, utilizada según la Fiscalía para el trasiego de la droga; tres lotes de la finca San Blas, con 82 manzanas, registrada en Granada a favor de Gigante SA, el juez resolvió entregarlas a quienes demuestren ser los dueños.

Además no tocó acciones que el procesado tenía en las sociedades llamadas: Desarrollo El Porvenir y Constructora El Porvenir.

PGR LAS PIDIÓ

Respecto a las propiedades, el procurador Francisco Mairena en juicio solicitó su decomiso a favor del Estado, entre ellas la Güiscoyol que de las 1,200 manzanas que tiene, 47 quedan frente al mar en las playas de Tola, Rivas.
La PGR no estuvo presente ayer durante la lectura de sentencia.

Según acusación del Ministerio Público, el condenado Argüello Selva inició en los negocios ilícitos en octubre del año 2005 al vender 75 paquetes de cocaína a dos hondureños y luego el dinero lo “invirtió” en crear la sociedad anónima Gigante SA, unas de las principales entidades que usaba para lavar dinero.

Roger Alvarado, abogado defensor de Argüello, sostiene que el dinero y valiosas propiedades, como la finca Güiscoyol, son una herencia que el acusado recibió de su padre, Bayardo Argüello Guillén, recientemente fallecido.
Además asegura que el dinero del condenado tiene como fuente una indemnización de diez millones de dólares que recibió su padre del Estado nicaragüense en compensación por más de mil manzanas de tierra que le fueron confiscadas en los años ochenta.

CONSPIRACIÓN DE NARCOTRÁFICO

El condenado Miguel Ángel Argüello Selva fue condenado el año pasado junto con el costarricense Allan Eugenio Madrigal Calvo y Yhesfri Avidd Villagra por conspiración para el transporte internacional de droga en perjuicio del Estado de Nicaragua.

Según acusación del Ministerio Público, a mediados de enero de 2014 la Policía empezó a dar seguimiento a un grupo de traficantes de droga que se encargan de trasladar cocaína desde Costa Rica ingresando a Nicaragua vía terrestre por Cárdenas-Rivas hasta llegar a Honduras. El líder de la organización en Nicaragua era Argüello Selva. De acuerdo con la Fiscalía, Argüello tenía contactos con varios de los procesados en los casos conocidos como Operación Sur y Operación Temis.

300.18
millones de córdobas y 3.47 millones de dólares, provenientes del narcotráfico, lavó Miguel Argüello, según acusación del Ministerio Público, a través de la compra de propiedades.