Costa Rica busca a nicaragüense sospechoso de quíntuple homicidio

La madre de Ana Rosa Guerra, una de las personas fallecidas, dijo que “el gringo (también asesinado) era el esposo de mi hija y el nicaragüense su amante”.

nicaragüense sospechoso

La policía tica busca a Adrián Salmerón Silva, quien estaría en Nicaragua. CORTESÍA MSP

La Fuerza Pública de Costa Rica halló la madrugada de este 16 de febrero cinco cadáveres de una familia en Matapalo de Santa Cruz, Guanacaste; pacífico norte del país, hecho en que el principal sospechoso es Adrián Salmerón Silva, de nacionalidad nicaragüense.

El Ministerio de Seguridad Pública distribuyó la imagen de Salmerón Silva y pidió información confidencial mediante la línea 911.

El ministro de seguridad, Gustavo Mata, declaró que la policía recibió la alerta del hallazgo de un vecino de los cuerpos que serían el de un estadounidense, su esposa costarricense y sus tres hijos (un adolescente y dos niñas).

Al ingresar a la casa donde estaban los cuerpos, la policía encontró a dos menores vivas, una de 4 años y una de 7 meses quienes sobrevivieron a la matanza. Aparentemente esta última es hija del nicaragüense sospechoso, aunque el director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Walter Espinoza, explicó que legalmente todos los menores están inscritos legalmente con los apellidos del norteamericano.

Los fallecidos son el norteamericano Dirrk Bounchamp, de 57 años; su esposa costarricense Yeimy Jéssica Durán Guerra, de 35 años y los tres hijos de ambos; Allison de 12 años; Jack, de 8 años y Shantal de 6 años.

¿CRIMEN PASIONAL?

La madre de la tica fallecida, Ana Rosa Guerra, dijo a Noticias Repretel que “el gringo era el esposo de mi hija y el nicaragüense su amante”. Ambos vivían en la misma casa.  “El papá del muchacho nicaragüense nos llamó desde Nicaragua diciendo que el muchacho llegó a su casa diciendo que mató a la familia”, dijo Guerra.

“El verdadero esposo de mi hija era el gringo, el nicaragüense era su querido, con quien convivía últimamente. Mi hija sin vergüenza llevó la desgracia a ese hogar, porque metió al querido en la casa donde estaba con su esposo gringo”, añadió.

Según Mata, la escena del crimen encontrada por la policía no pareciera que fue un robo o asalto violento, sino más bien de un aparente crimen pasional.

El OIJ solicitó información a la Policía Nacional de Nicaragua sobre el sospechoso, según Espinoza. En caso de capturarse en Nicaragua, Salmerón Silva no podrá ser extraditado a Costa Rica.

“Yo creo que el asunto va por buen camino, esperamos en las próximas horas ya poder tener más indicios que apunten a este sujeto (nicaragüense) y empezar a ejercer todas las coordinaciones con el OIJ y el Ministerio Público si fuera el caso con Nicaragua”, indicó Mata.

El OIJ maneja 4 elementos que llevan a determinar a Salmerón Silva como el principal sospechoso, según Espinoza. “En principio la existencia de una relación cercana, de naturaleza doméstica y familiar entre ellos; en segundo lugar, los datos que señalan que hay denuncias de violencia doméstica; en tercer lugar la no presencia suya en el lugar de los hechos; en cuarto el caso relacionado con que una familiar (de la mujer víctima)  llamó a la policía para explicar lo sucedido y de donde provenía información. Obviamente habrá que procesar otros detalles de la escena”, explicó.

La información preliminar que maneja el OIJ, es que el crimen pudo haber ocurrido 48 horas antes del hallazgo, es decir, la mañana del domingo 14 de febrero. Todo aún se investiga.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: