Costa Rica envía a Nicaragua expediente contra sospechoso de masacre

La documentación entregada por Costa Rica contiene el expediente contra Salmerón Silva, pruebas recabadas por el OIJ en la casa donde ocurrieron los asesinatos, así como una orden de captura internacional en su contra.

Michael Adrián Salmerón Silva, de 24 años, nicaragüense sospechoso de asesinato múltiple en Costa Rica, fue presentado en la Dirección de Auxilio Judicial Nacional (DAJ), luego de ser capturado en Las Mojarras, San Francisco Libre, Nicaragua. PERIÓDICO HOY/WILIH NARVÁEZ

 

El Ministerio Público de Costa Rica entregó la  mañana de este domingo 21 de febrero a Nicaragua, el expediente con pruebas recabadas por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), contra el nicaragüense sospechoso de asesinar por celos a 5 personas en Matapalo de Guanacaste, zona norte de este país.

El Embajador de este país en Managua, Javier Sancho, confirmó a vía telefónica a LA PRENSA que entregó a las 10:44 de esta mañana a la cancillería de Nicaragua; documentación vital para que a su vez sea remitido a las autoridades judiciales nicaragüenses.

Esto con el fin inmediato de aprovechar las 48 horas que exige la legislación nicaragüense para presentar pruebas contra detenidos, en este caso Michael Adrián Salmerón Silva, y evitar que sea puesto en libertad.

Michael Adrián fue entregado la tarde del viernes a la Policía Nacional por su padre, Adrián Salmerón Vega; según confirmó este último a LA PRENSA. Era buscado por Nicaragua, Costa Rica y la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol).

LA PRENSA intentó ampliar la información con el Fiscal General de este país, Jorge Chavarría, pero no respondió contestó las llamadas telefónicas.

El embajador Sancho, explicó que se reunió al caer la tarde del sábado en la frontera de Peñas Blancas, con el Fiscal Elías Carranza, de la Oficina de Asuntos Internacionales del Ministerio Público, quien le entregó la documentación para presentarla hoy en Managua.

A Sancho lo acompañó el vicecónsul tico en Nicaragua, Álvaro Herrera; mientras que Carranza viajó en una avioneta del Ministerio de Seguridad Pública a la frontera de Nicaragua, para hacer esta diligencia.

Lea: Policía de Nicaragua presenta a sospechoso de matanza en Costa Rica

“Son documentos  vitales para que se mantenga la detención de Salmerón Silva. En caso de no proceder la extradición en razón de su nacionalidad, que se le abra el proceso penal correspondiente aquí en territorio nicaragüense con los tribunales de Nicaragua”, explicó Sancho.

Un expediente judicial consta de 60 folios, otro de 23 folios, la orden de captura internacional contra el sospechoso. “Damos seguimiento a todos los temas en que haya intereses de Costa Rica de por medio”, concluyó el embajador Sancho.

El nicaragüense es el principal sospechoso de asesinar el domingo, a su amante costarricense Yeimy Jéssica Durán Guerra, de 35 años; al esposo de ella, el estadounidense Dirrk Bounchamp, de 57 años; y a los tres hijos de estos dos últimos: Allison de 12 años; Jack, de 8 años y Shantal de 6 años.

Al ataque sobrevivió una niña de 4 años, quien recibió al menos 5 heridas. Salmerón no agredió a otra menor de 7 meses, también hallada por la policía en la casa donde ocurrió la tragedia.

La documentación entregada por Costa Rica contiene el expediente contra Salmerón Silva, pruebas recabadas por el OIJ en la casa donde ocurrieron los asesinatos, así como una orden de captura internacional en su contra.

Además, según Sancho, un pedido de auxilio judicial de Costa Rica, para que se juzgue en Nicaragua al sospechoso.

Sobre esto último, Costa Rica y Nicaragua tienen experiencia en intercambio de información y visitas de fiscales, sobre todo nicaragüense a suelo tico.

El caso más reciente, la matanza de 4 miembros de una familia nicaragüense en Santa María de Dota, zona sur de Costa Rica. En este caso, el sospechoso ya detenido es también nicaragüense.

Después de esta matanza, descubierta el 29 de mayo de 2015, representantes de la Policía Nacional  visitaron Costa Rica para conocer del caso e intercambiar información.

Lo mismo hizo a finales de 2005 fiscales nicaragüenses, quienes se trasladaron hasta Cartago, ciudad donde murió el nicaragüense Natividad Canda Mairena, después de un ataque de perros.

También lo hicieron en 2003 fiscales nicaragüenses, que se reunieron con homólogos ticos en San José en el año 2003; para conoce el caso de Rosita, una niña nicaragüense que fue abusada en un cafetales de Turrialba.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: