Somoza García y sus caras del poder

Somoza García, conocido popularmente como “Tacho”, ocupó la Presidencia con apoyo de Estados Unidos, gobernó de 1937 a 1947, y entre 1950 y 1956.

Libro histórico sobre Somoza García, del escritor Ternot MacRenato. LAPRENSA/Cortesía/Amerrisque

Libro histórico sobre Somoza García, del escritor Ternot MacRenato. LAPRENSA/Cortesía/Amerrisque

“Este es el libro de un Somoza que no solo manipuló sino que usufructuó y manejó bien y mal los hilos del poder: con destreza para unos, y maldad para otros”, explica en su prólogo Orlando López-Selva,  profesor de política exterior de la Universidad Americana (UAM).

Y agrega: “No es solo una obra biográfica de un poderoso que engendra una dinastía. Es también la historia de un pueblo sin poder que, a veces, alienta y consiente que los poderosos hagan sus propias dinastías”.

Asimismo comenta que fue un “manipulador sagaz de las incomprensiones, desatinos, e imprudencias de una política exterior norteamericana hacia Latinoamérica variopinta de monroísmo,  ilsonianismo y roosvelismo”.

Melvin Wallace, editor de Amerrisque, la casa que los promueve, dijo que esta edición del libro Anastasio Somoza García: Un dictador “Made in Usa”, del hsitoriador Ternot MacRenato busca ofrecer una nueva lectura de este periodo político y social de Nicaragua.

Somoza García, conocido popularmente como “Tacho”, ocupó la Presidencia con apoyo de Estados Unidos, gobernó de 1937 a 1947, y entre 1950 y 1956.

CONTROVERSIAL

Su mandato es cuestionado por su militarismo y por reprimir y encarcelar a sus opositores, principalmente los del caso insurgente de la Rebelión del 4 de abril de 1954. También declaró la guerra a Alemania, Italia y Japón.

Realizó estudios en la escuela Piero Bernate de Administración Empresarial, en Filadelfia. Construyó el Estadio General Somoza, Palacio Nacional, Banco Nacional de Nicaragua, el Palacio de Comunicaciones, avenidas, parques, hoteles, casinos, y otros negocios.

El libro de MacRenato se acerca a los hechos desde el lado de la objetividad en lo más posible,  también ofrece trazos novelescos  en ciertos pasajes de la relación de Somoza y Sandino, a falta de veracidad científica de los hechos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: