LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

¿Le interesan los déficits del INSS?

El déficit del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) alcanzó los 923.7 millones de córdobas en 2015, superando el déficit de 889.7 millones que se registró en 2014. El FMI proyecta que, después de lograr un superávit temporal en 2016, el INSS mostrará déficit sistemáticos a partir de 2017, y que para 2024 —dentro de 8 años— habrá agotado sus reservas y será insolvente.

Adolfo Acevedo columnaEl déficit del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) alcanzó los 923.7 millones de córdobas en 2015, superando el déficit de 889.7 millones que se registró en 2014. El FMI proyecta que, después de lograr un superávit temporal en 2016, el INSS mostrará déficit sistemáticos a partir de 2017, y que para 2024 —dentro de 8 años— habrá agotado sus reservas y será insolvente.

Esto pone de manifiesto la presencia de desequilibrios persistentes. Entre 2002 y 2015 los ingresos del INSS aumentaron a una tasa promedio anual del 17.1 por ciento, mientras que los gastos operativos crecieron a un ritmo promedio anual del 19.3 por ciento.

Por ello es que, a la larga, aparecieron déficits operativos que, al aunarse con la inversión en activos no financieros –gasto de capital– han dado lugar a que se generen los déficits globales de efectivo que presenciamos hoy.

En 2016 los esfuerzos por contener el crecimiento de los gastos operativos del INSS se concentrarán en la nómina salarial y en la compra de bienes y servicios –incluyendo servicios médicos—, y ello puede ayudar a muy corto plazo.

Pero en términos absolutos, y por mucho, el mayor componente de los gastos operativos del INSS es el pago de pensiones y prestaciones, y a la larga el crecimiento de este componente crecerá con mucha mayor rapidez que ahora, generando déficits cada vez mayores.

La razón es que el país ha arribado a una fase en que el proceso de envejecimiento se está acelerando, lo cual significa que el número de adultos mayores crecerá con mucha mayor rapidez que el número de personas económicamente activas.

En lo que concierne al INSS, las cohortes que nacieron de 1956 en adelante, incluyendo la gran masa que se afilió en los 80, comenzarán a arribar por oleadas a la edad de retiro, lo cual hará que se incremente el número de personas que demandan una pensión. Detrás vendrán las cohortes sucesivas, más grandes todavía.

La pensión promedio también aumentará, en tanto aumente el salario mínimo, porque la ley establece que ninguna pensión puede fijarse a un nivel inferior al salario mínimo, y también aumentará la demanda de pensiones reducidas.

Al mismo tiempo, el crecimiento del número de personas en edad económicamente activa se desacelerará, y si la economía continúa generando empleos de baja productividad y bajos salarios, no habrá manera en que la masa salarial sobre la cual recae la cotización de los afiliados activos pueda mantener el paso al acelerado crecimiento de la masa de pensiones a pagar.

De hecho, entre 2002 y 2014 el número de pensionados creció a una tasa promedio anual del 8.2 por ciento —más rápido que el crecimiento promedio anual del 7.2 por ciento en el número de afiliados activos—, mientras que las pensiones promedio aumentaron a una tasa media anual del 11 por ciento, más rápido que la tasa media de crecimiento de los salarios promedio de los afiliados activos, que fue del 9.2 por ciento.

El resultado fue que la masa total de pensiones pagadas creció a una tasa promedio del 20.7 por ciento promedio anual, más rápido que la masa salarial total de los afiliados activos, sobre la cual recaen las cotizaciones, que creció a una tasa promedio del 17 por ciento.

La única manera en que el crecimiento en la masa salarial real de los afiliados activos, sobre la cual recaen los ingresos por cotización, logre crecer pari-passu con la masa total de pensiones a pagar, es que la cobertura del INSS se expanda cada vez más, y con la suficiente rapidez, hacia empleos de creciente productividad, cuyos salarios promedio reales también estén creciendo con bastante rapidez.

* Economista
ac[email protected]

COMENTARIOS

  1. juan
    Hace 6 años

    es ironico saber que en el inss pagan salarios de lujo, les dan regalias habidas y por haber, y sobre todo hay personal supernumerario….es una burla al trabajador que se suda para pagar su seguro y para el trabajador que no obtiene un puesto de trabajo digno ni en el estado ni en la empresa privada….

  2. Abell
    Hace 6 años

    Mientras los viejito tienen que suplicar por una misera pension altos funcionarios han desviado millones de cordobas que el pueblo ha cotizado para proyectos personales como el condominio que se denuncio hace unos meses que se han pagado con dinero del INSS, pero la situacion que se ve por aqui, es crear la imagen de que el INSS ya es irrecuperable para de esta manera justificar una privatizacion de las pensiones, asi lo hicieron con la energia diciendo que las generadoras estaban obsoletas y la empresa estaba en quiebra y que el pais se iba paralizar sin enegia y asi le dieron la licencia a la famosa Union Fenosa, lo mismo hicieron con Enitel dijeron que era una empresa obsoleta y que no e

  3. Ajuz Adolfo
    Hace 6 años

    Debería existir la posibilidad de no cotizar en sistema de seguridad en el que la gente no confía. Y que cada quien asuma el riesgo de dejar que el gobierno nos asegure la vejez, o hacernos cargos nosotros mismos.

  4. Ramona
    Hace 6 años

    No es posible que sólo borren los nombres de los deudores y el monto de la deuda, como pueblo exigimos conocer la lista de deudores y sus montos desde el inicio del INSS hasta hoy día.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: