Everth Cabrera: “he vuelto a jugar, he vuelto a vivir”

La primera impresión que Everth Cabrera provoca, es que ha estado lejos del barbero y cerca de la cocina. Su voluminosa cabellera dista mucho del rasurado bajo que solía mostrarlo como un ejecutivo. Ahora tiene el pelo largo y extendido, al mejor estilo de los años ochenta.

Everth Cabrera ha vuelto a mostrar su entusiasmo habitual por el beisbol. LA PRENSA/JADER FLORES

La primera impresión que Everth Cabrera provoca, es que ha estado lejos del barbero y cerca de la cocina. Su voluminosa cabellera dista mucho del rasurado bajo que solía mostrarlo como un ejecutivo. Ahora tiene el pelo largo y extendido, al mejor estilo de los años ochenta.

“Pero me siento feliz”, dice para zanjar cualquier malentendido. “He vuelto al beisbol, he vuelto a vivir”, agrega el extorpedero de los Padres de San Diego, que está animando el “Pomares”, mientras revitaliza el ataque de los renovados Tiburones de Granada.

Cabrera trabaja a dos sesiones diarias para ponerse en forma. Su abdomen todavía está pronunciado y su movilidad al fildear es limitada. Sin embargo su entusiasmo está al tope y espera regresar pronto a los niveles de juego que lo llevaron a las Grandes Ligas.

“Esto es un proceso y voy a ir paso a paso. Yo mismo sé que no estoy en forma, pero lo más importante es que me salí de donde andaba y estoy de vuelta al beisbol. Sé que no podía seguir dando un mal ejemplo, pero sobre todo, yo me estaba destruyendo”, admite.

LA LUCHA ES DIARIAMENTE

Everth Cabrera en su regreso al beisbol nacional. LA PRENSA/JADER FLORESEverth escapó a las garras del alcohol y las drogas y aunque sabe que el partido no está ganado aún, es consciente del esfuerzo que debe hacer y que va en la dirección correcta, mientras despeja el camino que espera lo lleve al futuro, de donde se descarriló.

“Uno va experimentado con los vicios y cree que los puede controlar, y sin darte cuenta te vas hundiendo. Pero me he percatado gracias a Dios, que no debo seguir así y me toca luchar cada día para tratar de enderezar mi vida y luego mi carrera”, señala Cabrera.

Durante un fin de semana de acción frente a los Cafeteros de Carazo, Cabrera fue el ombligo del espectáculo en la liga y el principal peligro en el centro de la alineación de los sultanecos. Disparó tres dobles y remolcó siete carreras en 12 turnos. Granada mostró otra cara y el “Pomares” se animó.

“Voy a seguir trabajando para mejorar. Yo quiero lucir bien, pero después de andar en lo que andaba perdido, no puedo venir y de entrada hacer todo bien. Esto es poco a poco, pero lo importante, es que ya estoy de regreso y espero seguir mejorando cada día”, señala.

Cabrera cometió tres errores el fin de semana, uno de los cuales le costó un partido a los Tiburones, sin embargo, nadie reparó mucho en eso, si no en el entusiasmo y la energía que su presencia le ha proporcionado a un equipo que necesitaba un mayor empuje.

“Cabrera está aquí y hasta donde sé, ni siquiera ha hablado sobre cuánto le van a pagar. No sé si le van a pagar. Solo quiere jugar. Eso para mí es una demostración de su humildad y también de la necesidad que tiene de bajarle el gas al asunto de los vicios, como dice él y recuperarse”, agregó Eddy Talavera.

Everh ha vuelto a jugar, ha vuelto a vivir. Tiene esperanzas. Se le ha zafado a las drogas y al alcohol y mientras muestra equilibrio en sus emociones, también probar que aún le queda fuego del que solía mostrar en las Ligas Mayores.

“Everth Cabrera ha sido un bendición para el equipo. Se siente más entusiasmo y deseos de jugar desde que él llegó. Dios primero que continúe así y que pronto tenga la oportunidad para regresar al beisbol profesional”
Bayardo Dávila, mánager del Granada

“En el equipo estamos contentos con su presencia. Viaja con nosotros como cualquier jugador más, y en el trato, no lo ponemos por ni encima, ni lo rebajamos por sus problemas. Es un jugador del equipo y él se ha adaptado”.
Eddy Talavera,compañero de equipo

“Se nota la diferencia entre su nivel y de los demás. Además, Cabrera está aconsejando a lo más chavalos y los anima a jugar mejor. Creo que su llegada ha sido clave para que juguemos mejor todos. Ojalá salga a flote de nuevo”.
Julio Ráudez, compañero de equipo

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: