Urgen lluvias

Pequeños y medianos productores chinandeganos sufren la intensa sequía y dudan si el invierno se hará presente pronto.

Pequeños y medianos productores chinandeganos sufren la intensa sequía y dudan si el invierno se hará presente pronto.

Mientras tanto, reportes de vecinos en la comarca Santa Paula, sur del municipio de Somotillo, colindante con Honduras, indican que del río El Guasaule, solo queda el cauce, no tienen agua, la buscan entre las piedras y consumen de las charcas.

Además un centenar de trabajadores de rastras artesanales de extracción de oro en la zona de la comarca El Becerro, en el municipio de Villanueva, fueron suspendidos desde el lunes por carecer del agua que se aplica al molinete durante el arrastre de las piedras.

Bayardo Sánchez dijo que lo último que hacían en las minas artesanales cerca del cerro El Quemado era reciclar el agua, pero hasta esa se ha agotado en las últimas horas y se paralizó el trabajo.

“El río Negro está seco, igual que el río El Gallo, esperamos que vengan las lluvias para seguir con el trabajo”, refirió el lugareño que gana por jornada de 24 horas para extraer unos cuantos gramos del metal precioso.

RESES CON HAMBRE Y ENFERMAS

Mauricio Aguilera, productor en Santa Clara-Villanueva, indica que “la sequía ha golpeado a los ganaderos, algunos están vendiendo las reses, porque con este calentamiento se han enfermado también. Hasta la fecha no hubo las facilidades para comprar bombas y sistemas de riego”, lamentó Aguilera.

El productor teme que se incrementen los delitos ante una hambruna que se desate en la región.

“Con buen invierno se ha cultivado sorgo, maíz y ajonjolí aunque con este último hubo problemas con los precios, además los que sembraron con propios recursos están endeudados”, añadió Aguilera.

CAMARONEROS ESPERAN LAS LLUVIAS

Fermín Castro, productor de camarones en una pequeña granja en la comarca Campuzano-Estero Real, es optimista debido a los últimos reportes de Ineter acerca del debilitamiento del fenómeno de El Niño, además de los movimientos de la luna a la que le da seguimiento y dice que las primeras lluvias se darán a finales de abril.

“Ojalá que se establezca el invierno, porque con lluvias nos beneficia con el crecimiento del camarón”, dijo Castro.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: