La participación cívica de Cosep

Desde el año 2006 hemos estado participando desde los gremios empresariales en los distintos procesos electorales del país a través de distintas campañas cívicas.

Desde el año 2006 hemos estado participando desde los gremios empresariales en los distintos procesos electorales del país a través de distintas campañas cívicas.

La primera iniciativa que desarrollamos, ya hace una década, la desarrollamos en la Cámara de Comercio de Nicaragua con la campaña Tu Voto Vale, consistente en premiar con descuentos del 5 y 10 por ciento a los ciudadanos que demostraron que ejercieron el voto en las elecciones generales del 5 de noviembre del 2006.

Nuestro objetivo era incentivar que las personas acudieran a votar y ejercieran un derecho que ha sido uno de los principales logros que se han alcanzado en la historia democrática de los últimos treinta años en nuestro país.

La segunda campaña, esta vez organizada desde Cosep, fue en el año 2010 por la cual proponíamos una serie de medidas para fortalecer la gobernabilidad e institucionalidad democrática y la mejora del clima de negocios del país, y en particular, para promover el fortalecimiento institucional de las autoridades electorales, denominada Nuestro voto cuenta si es creíble el árbitro que lo cuenta.

Esa campaña fue complementada con otra desarrollada en marzo del 2011 y que tenía por objeto promover la observación nacional e internacional y que por ello denominamos La nación demanda observación.

Inmediatamente después de esa campaña cívica, en agosto y septiembre de ese mismo año, con el objetivo de garantizar que todos los nicaragüenses contáramos con nuestra cédula de identidad para poder ejercer nuestro derecho al voto, se impulsó otra campaña cívica que se denominó La Cedulación es un Derecho de toda la población.

Estas acciones continuaron hasta finales del 2011, cuando lanzamos la campaña para motivar el voto ciudadano, que se impulsó bajo el lema Nicaragua debe ganar, Todos debemos votar.

Y finalmente cerramos en mayo del 2012, con una campaña que estimulara a la Asamblea Nacional a elegir funcionarios idóneos profesional y éticamente para asumir cargos ante el Consejo Supremo Electoral, con la campaña La Nación demanda funcionarios electos conforme la Constitución.

Los esfuerzos y acciones para promover e impulsar el sistema democrático en el país no solamente se limitaron a esas campañas, ya que, en relación con el proceso electoral en marcha del 2012, presentamos nuestra posición institucional a la nación, en donde de manera particular, dirigiéndonos al CSE, les solicitamos que asumieran el compromiso de que garantizaran un proceso electoral legítimo y transparente.

De manera específica demandamos que se tramitaran y entregaran inmediatamente todas las cédulas de identidad solicitada sin discriminación política alguna o, en su caso, el documento supletorio. Y se acreditara sin condicionamientos ni trabas a Ipade como Observador Nacional, en las mismas condiciones que los observadores internacionales.
También demandamos que se procediera por el CSE al nombramiento y acreditación de fiscales de JRV de todos los partidos políticos y se garantizara su presencia durante el abastecimiento de las JRV, traslados de materiales y emisión del voto; se realizara el conteo de votos en presencia de todos los fiscales y se les entregara las copias fieles de las actas de escrutinio a cada partido; y se procediera a la publicación inmediata de los resultados en el cartel en la pared exterior de cada JRV y se realizara la publicación sin retrasos ni excusas por el CSE junta por junta del ciento por ciento de los resultados de la votación.

Nuestro involucramiento ha partido del principio constitucional que la soberanía nacional reside en el pueblo y este la ejerce a través de instrumentos democráticos decidiendo y participando libremente en la construcción y perfeccionamiento del sistema económico, político, cultural y de la nación; democracia representativa que se refuerza y profundiza con la participación permanente, ética y responsable de la ciudadanía.

Por eso nuestro compromiso durante estos años en la promoción de elecciones libres y transparentes, y en particular, como hemos referido, en el diseño y ejecución de todas estas campañas cívicas, promoviendo los valores que desde el sector gremial empresarial queremos impulsar con el objetivo de mejorar el desarrollo y la operatividad de los procesos electorales en nuestro país que sigue siendo una agenda pendiente.

Es por ello que este año volveremos a impulsar campañas y acciones de cara a la promoción de un proceso electoral que sea transparente, que cuente con observación nacional e internacional independiente, que promueva la mayor participación posible de los nicaragüenses ejerciendo su derecho a votar para seguir cumpliendo así con nuestro compromiso gremial empresarial con la democracia y la economía.

El autor es presidente del Cosep