Protestarán frente a Consulado nica en Miami en apoyo a marcha contra el Canal

Nicaragüenses radicados en Miami preocupados por la deforestación que promueve el gobierno del inconstitucional Daniel Ortega, han convocado a protestar frente a la sede consular en Miami, el próximo 22 de abril.

La próxima marcha en rechazo a la ley canalera se realizará el 22 de abril. LA PRENSA/Archivo

Nicaragüenses radicados en Miami preocupados por la deforestación que promueve el gobierno del inconstitucional presidente Daniel Ortega, han convocado a protestar frente a la sede consular en Miami, el próximo 22 de abril, en respaldo a la quinta marcha nacional que se realizará en Nicaragua ese mismo día por la defensa de la Tierra, el Lago y la Soberanía.

Henry Ruíz, miembro del Consejo Nacional para la Defensa de la Tierra, Lago y Soberanía Nacional convocó a los nicaragüenses en Miami a participar en la protesta frente a la sede consular a partir de las 10 de la mañana.

“Nuestra lucha es por la derogación de la Ley 840, la ley que le otorga la concesión para la construcción del canal al empresario chino Wang Jing, ahora con más fuerza por las repercusiones que está ocasionando al ecosistema el despale que realiza el gobierno de Nicaragua”, precisó Ruíz.

El gobierno de Nicaragua, con el apoyo del Ejército, extraen madera preciosa y han arrasado con la reserva forestal del país para favorecer a Alba Forestal, la empresa privada vinculada a la familia presidencial creada al amparo de la ayuda petrolera venezolana.

Las comunidades campesinas han denunciado en reiteradas ocasiones el despale indiscriminado en los bosques del país fundamentalmente en la zona norte y las regiones del Atlántico, como la reserva de Bosawás, una situación que está provocando sequía en importantes afluentes de agua que abastecen a comunidades enteras, además provocan la muerte y desaparición de la fauna, y las especies que viven en el agua.

Para Ruíz, desde que asumió Ortega el poder en el 2007, las instituciones del estado, incluyendo las alcaldías, responsables de velar por el bienestar del ecosistema “hacen todo lo contrario y callan ante los cuestionamientos de la población”.

Ruíz dijo que los campesinos están dispuestos ir hasta las últimas consecuencias si el gobierno no deroga la Ley creada para la construcción del canal interoceánico, cuya vía pretende dividir en dos partes el Lago Cocibolca.

“Daniel Ortega lo tendrá que entender porque no vamos a permitir que nos despojen de nuestras tierras”, acotó.