Venezuela paga parte de la deuda a empresas uruguayas

El Gobierno de Uruguay informó que Venezuela abonó 30 millones de dólares a varias empresas del sector lácteo uruguayo para saldar parte de una deuda contraída en un acuerdo comercial entre ambos países en el que se estableció el intercambio de petróleo por alimentos.

El presidente de Polar, la mayor compañía privada de alimentos de Venezuela, Lorenzo Mendoza, ha dicho que todas las empresas del sector alimenticio atraviesan por una situación crítica de abastecimiento de materias primas.

El Gobierno de Uruguay informó que Venezuela abonó 30 millones de dólares a varias empresas del sector lácteo uruguayo para saldar parte de una deuda contraída en un acuerdo comercial entre ambos países en el que se estableció el intercambio de petróleo por alimentos.

En el trato comercial firmado en julio de 2015 por el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, y su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, se comprometía la compra de 235,000 toneladas de alimentos por parte del país caribeño a cambio de 300 millones de dólares.

Además, en el marco de ese acuerdo se incluía otro para el pago por adelantado con una quita parcial de una deuda que la petrolera estatal uruguaya Ancap tenía por la compra de crudo con la compañía pública venezolana de hidrocarburos PDVSA.

«El jueves recibí la llamada del embajador venezolano y confirmé ayer en la mañana que había llegado un pago de Venezuela importante, del orden de los 30 millones de dólares, que salda las cuentas de las lácteas Claldy, Pili y Calcar», dijo a la prensa el viceministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Enzo Benech.

Actualmente, están suspendidos los embarques de los productos comprometidos en el acuerdo, en total, 235,000 toneladas de alimentos divididas en 90,000 toneladas de arroz, 80,000 de soya, 44,000 de leche en polvo, 12,000 de queso y 9,000 de pollo.

COOPERATIVAS YA COBRARON TODA LA DEUDA

Antes del cese de los envíos, se habían mandado a Venezuela 44,000 toneladas de leche en polvo del total de las comprometidas y un tercio de las de queso.

Las tres empresas mencionadas por el viceministro son cooperativas conformadas por pequeños productores, las cuales, tras el pago de Venezuela, han cobrado el 100 por ciento de la mercancía enviada (queso) al país caribeño.

Otra de las empresas implicadas y de mayor tamaño que las cooperativas es Conaprole, que todavía tiene pendiente un cobro de alrededor de 36 millones de dólares debido al envío a Venezuela de leche en polvo.

Las cuatro firmas lácteas uruguayas afectadas por la demora en el pago de la deuda aceptaron el pasado febrero un crédito de hasta 66 millones de dólares propuesto por el Gobierno de su país para paliar la situación, una medida que, según Benech, no se ve afectada por el pago parcial venezolano.

«Hay que agradecer públicamente a Venezuela, porque ayuda pagando. Todos debemos reconocer que cuando debemos plata no solo hay que tener la voluntad, sino que también hay que tener la plata», dijo Benech, que atribuyó la demora en los pagos a las dificultades económicas que atraviesa el país caribeño.

ENTIENDEN QUE VENEZUELA PASA DIFICULTADES

«Todos sabemos que Venezuela vive del petróleo y está en situación de dificultad por el precio del petróleo», dijo antes de añadir que, pese a ello, las empresas lácteas uruguayas -un sector que también atraviesa problemas por el descenso del precio de sus productos- igual «necesitan cobrar el producto que han vendido».

En ese sentido, Benech indicó que este pago «no soluciona el problema del sector lácteo (uruguayo)» dado que «el problema existe y ni siquiera se saldan todas las deudas».

En cuanto al resto de los productos incluidos en el acuerdo entre ambos países, se ha enviado parte del pollo comprometido -una cantidad que el viceministro no concretó-, mientras que de la otra mercancía no se ha enviado nada debido a los problemas de pago del país caribeño.

Pese a ello, el viceministro de Ganadería, Agricultura y Pesca destacó que «Venezuela es un cliente histórico de Uruguay» que «hace veinte años o más» que compra productos lácteos del país y aseguró que «le gustaría seguir manteniéndolo como cliente».

Pese a que el acuerdo comercial fue anunciado por Vázquez, el Gobierno se ha desligado del devenir del mismo y del restablecimiento del envío de los productos a Venezuela al indicar que es un «acuerdo entre privados», tal como reiteró Benech  ante la prensa en Montevideo.