Granjas avícolas de Nicaragua en jaque por contrabando de huevos

Según el del Instituto Nacional de Defensa del Consumidor (Indec), cada semana podrían entrar al país hasta 24,000 cajillas de huevo de forma ilegal.

Una inspección realizada por Indec en los mercados populares a nivel nacional constató que continúa la venta de huevo de contrabando. Las granjas avícolas de Nicaragua han reducido sus ventas en millones de córdobas producto del contrabando de huevo. LA PRENSA/ ARCHIVO

Al menos en cuatrocientos millones de córdobas se habrían reducido las ventas del sector avícola nicaragüense en las últimas semanas como consecuencia de la caída del precio provocada por la entrada de huevo hondureño de contrabando. Parte de esa merma se traduce en pérdidas que tienen en riesgo la supervivencia de varias granjas.

Según el del Instituto Nacional de Defensa del Consumidor (Indec), cada semana podrían entrar al país hasta 24,000 cajillas de huevo de forma ilegal.

“Los productores de huevo de Anapa (Asociación Nacional de Avicultores y Productores de Alimentos) y del sector no afiliado a Anapa, que son varias cooperativas, estimaban que se han dejado de vender 400 millones de córdobas por la caída del precio que generó este huevo y obviamente eso lleva a un nivel de pérdida a los negocios”, dijo el presidente de Anapa, Alfredo Vélez.

Por su parte, el coordinador nacional del Indec, Marvin Pomares, confirmó que al realizar una inspección en los mercados populares a nivel nacional constataron que continúa la venta de huevo de contrabando.

Para Pomares es sorprendente que en algunos mercados la cajilla de huevos (de treinta unidades) se ofrezca hasta en 25 córdobas y en otros se venden tres cajillas por 100 córdobas o dos cajillas en 50 córdobas.

Antes de iniciar esta crisis generada por el contrabando el precio del huevo local rondaba los 120 córdobas por cajilla. Pero la competencia ha forzado una fuerte reducción, principalmente en los mercados populares. En los supermercados se mantiene entre los 90 y 100 córdobas por cajilla.

Lea también: Ventas de huevo en riesgo

SE MANTIENE VENTA

“Al comienzo nos llamó la atención que el huevo bajó mucho de precio y había ofertas dudosas, eso nos impulsó a ir a varios mercados del país y ahí pudimos constatar que aún se sigue vendiendo huevo de dudosa procedencia y que no es nacional”, sostuvo Pomares.

Según Vélez, vender el producto a “la mitad del precio” tiene a algunas granjas con problemas. “Algunas están buscando financiamiento, porque que te bajen el precio a la mitad eso implica estar vendiendo con pérdidas”, afirmó Vélez.

Las granjas avícolas afectadas son las cuatro más grandes del país, que están aglutinadas en Anapa, unas 140 que pertenecen a la Asociación de Pequeños y Medianos Productores Avícolas de Nicaragua (Apemepan), además de otras que están en cooperativas, dijo Vélez.

Pomares considera que otro de los problemas es que los contrabandistas falsifican los sellos de las avícolas nacionales.

“Nosotros no nos oponemos a que venga huevo de otra parte, pero sí nos oponemos a que entren sin certificado, porque no tenemos necesidad; acá en Nicaragua a diario se producen 60,000 cajillas de huevo y solo consumimos 48,000, el mercado ya está más que abastecido”, sostuvo Pomares.

Agregó que hace dos años al país entraban 12,000 cajillas semanales de huevo de contrabando y que esa cifra a la fecha posiblemente se ha duplicado.

Además al Indec le preocupa que “la gente se enferme” porque el huevo tiene 21 días de vida útil y si se trae “de dudosa procedencia, es probable que ese huevo lo estén vendiendo a pocos días de su vencimiento”.

FRENAR ILÍCITO

La Asociación Nacional de Avicultores y Productores de Alimentos (Anapa) ha solicitado la formación de una instancia que verifique la autenticidad de los sellos que se les pone a los huevos producidos en el país.

A través de inspecciones se podría detectar si el producto no cuenta con el sello aprobado por las autoridades de sanidad agropecuaria de Nicaragua.

Una vez constatada esta situación tendrían que retirar del mercado el producto que no cumpla con las normas establecidas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: