LeBron James y Kyrie Irving mantiene con vida a los Cavaliers

Empujados por la desesperación que suele conducir al heroísmo, los Cavaliers de Cleveland emergieron con poder desde las sombras y se pasaron llevando 112-97 a los Warriors de Golden State

LeBron James elevó al máximo su nivel de juego y Cleveland sigue vivo. LA PRENSA/AFP

Empujados por la desesperación que suele conducir al heroísmo, los Cavaliers de Cleveland emergieron con poder desde las sombras y se pasaron llevando 112-97 a los Warriors de Golden State, con LeBron James y Kyrie Irving echando humo en una noche para la historia.

James e Irving se convirtieron en la primera pareja de compañeros que superan la barrera de los 40 puntos en un mismo partido de Finales de la NBA y han obligado el regreso de la serie a Cleveland, aunque siempre atrás 2-3 ante la tropa de Golden State.

Justo cuando su actuación levantó algunas sospechas sobre la solidez de su legado y sobre todo su equilibrio para afrontar grandes partidos, LeBron llevó su juego al siguiente nivel e Irving montó su propio show también, para liquidar a los Warriors, que bajaron el gas solo en la recta final del desafío.

A la mitad del encuentro un abrazo 61-61 reflejaba con claridad la intensidad de un frenético partido que podía inclinarse hacia cualquier bando, pero la concurrencia en la Oracle Arena de Oakland, aguardaba por un éxito de los Warriors para celebrar en casa una segunda coronación al hilo.

CLEVELAND ACELERÓ FUERTE

En lugar de eso, los Cavaliers aceleraron a fondo con un James y sobre todo un Irving, disparando con efectividad desde larga distancia, para golpear moralmente a los Warriors, cuya puntería se afectó a medida que avanzaba el tiempo y se disipaba la oportunidad de una coronación ante su público.

El partido tuvo un inicio de vértigo, con unos Warriors tomando rápidamente el control ante unos Cavaliers que perdían muchos balones. La tropa de Cleveland reaccionó, pero en la medida en que se acercaba, los Warriors apuraban el paso y así ganaron 32-29 el primer tiempo.

Pero los Cavaliers devolvieron el medio vuelto con un Irving que comenzó a disparar con éxito, mientras James se movía por el frente, penetraba en diagonal o por donde fuera posible, para llevarse el período 32-29 e irse al descanso con un 61-61 en el marcador.

Pero Cleveland no quitó el pie del acelerador y con James e Irving coleccionando 41 puntos cada uno, avanzaron sin freno hacia la victoria, que ha forzado el regreso de la serie a la sede de los Cavaliers mañana, donde intentarán volver a hacer historia.

DETALLES

Los Warriors siguen adelante 3-2 en la Final de la NBA, que se reanuda mañana en Cleveland.
LeBron James anotó 41 puntos y coleccionó 15 rebotes. Kyrie Irving sumó también 41 tantos. J.R. Smith agregó 10 puntos a la causa.

Klay Thompson con 37 puntos, lideró el ataque de los Warriors, que vieron reducido a 25 puntos a su estrella Stephen Curry. Cuánta falta hizo Draymond Green.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: