9 razones por la que usted recuerda a Rosario Murillo

La vocera de la administración de Daniel Ortega es el rostro de un gobierno autoritario

Rosario Murillo, Daniel Ortega

La primera dama Rosario Murillo.

Sea porque escucha religiosamente el informe de gobierno, que cada mediodía realiza la primera Dama Rosario Murillo en los medios oficialistas, sea por el escudo de colores amarillo, rosado, celeste que caracteriza la papelería del Estado, sea por los árboles de lata de 21 metros sembrados en toda Managua, a muchos ciudadanos– sandinistas, opositores o sin partido– el nombre de Rosario Murillo no les resulta ajeno.

Poetisa. Políglota. Mística. Murillo es conocida entre las filas sandinistas como “la compañera”, pero también por nueve razones que ayudan a dibujarla como personaje, la que LA PRENSA enlistó después de una revisión de los diarios nacionales desde 2007. Según analistas políticos, el presidente inconstitucional Daniel Ortega podría escogerla a más tardar el dos de agosto como su compañera de fórmula para las elecciones de noviembre.

Ver: Rosario Murillo y su futuro inmediato

1)Las letanías del mediodía: La primera dama rinde informe a la ciudadanía en los medios oficialistas sobre las buenas noticias de la administración. En su política de comunicación, impuesta desde 2007, lo que se publica en los medios independientes está “contaminado”.

2)La papelería oficial. La funcionaria redefinió los colores del escudo nacional, los trazos y hay anuncios oficiales en los cuales se ve su letra.

3)Sus creencias. Aunque se define como católica, en realidad ella es una exótica mezcla de creencias. En los años 80, durante la primera presidencia de su esposo, convocó a una convención internacional de brujos y curanderos. Cree en la reencarnación, en el gurú hindú Sai Baba, alguna vez al ver caminar a su hijo Juan Carlos Ortega, en un pasillo, lo vio como una reencarnación de Sandino, su pariente.

4)Managua. Después de 10 años en el gobierno, la capital tiene la impronta de Murillo, que para lograrlo, ha ordenado el derroche de recursos del Estado. Uno de los artilugios más curiosos son los árboles de la vida, estructuras metálicas de 21 metros de varios colores, que se mantienen iluminados a costa del erario. Los ancestros de esta invención fueron los árboles de navidad que vendían la navidad eterna en Nicaragua. También ha ordenado trabajos de mayor envergadura y permanencia que han regresado la vida al centro histórico de Managua, como son el Puerto Salvador Allende, el Paseo Xolotlán y el parque Luis Alfonso Velásquez.

5)La mitad del poder. El presidente inconstitucional Daniel Ortega reconoció que Murillo ejerce el 50 por ciento del poder en el Ejecutivo como parte de la reinvindicación del papel de la mujer.

6)Los costosos altares en la Purísima y Navidad, la manipulación religiosa, está bajo su mando. Millones de dólares han sido invertidos en estas estructuras.

7)Feroz con sus enemigos políticos. Murillo se ha enfrentado a los de la vieja guardia del FSLN como Lenín Cerna, exjefe de la Seguridad del Estado, a quien según fuentes políticas, sacó de su oficina en la secretaría del partido de gobierno. Ha provocado el distanciamiento de Dionisio Marenco, exalcalde de Managua y cercano colaborador de Ortega en los años 90. También en una ocasión regañó a Tomás Borge en público pero luego lo lloró amargamente cuando murió. Disidentes sandinistas como Ernesto Cardenal han sido también perseguidos.

8)Control excesivo dela función pública. Dirige el gabinete, supervisa a ministros; baja orientaciones a alcaldes, eliminando de hecho la autonomía municipal; es canciller en funciones; es la coordinadora nacional del Alba.

9)La relación familiar. Por un lado ha perseguido a Zoilamérica Narvaez, su hija, quien acusó por violación a Ortega en 1998, y por otro ha permitido que sus otros hijos participen de los negocios de la familia como los canales de televisión. El compañero de Zoilamérica fue expulsado en 2013 de Nicaragua, después de participar con ella en las protestas de ancianos que pedían una pensión reducida.

 

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: