Más de 300,000 iraníes se hacen cristianos

¡Quién lo iba a decir! En el país de los ayatolás, la cuna de la revolución islamista, ha surgido un gran manantial de nuevos cristianos. Es un movimiento silencioso, pero constante.

Efectos de las pantallas

¡Quién lo iba a decir! En el país de los ayatolás, la cuna de la revolución islamista, ha surgido un gran manantial de nuevos cristianos. Es un movimiento silencioso, pero constante. El cristianismo seduce a muchos musulmanes para los cuales descubrir que Dios es amor está siendo demoledor para sus creencias.

En los medios de comunicación apenas se habla esto y en muchos países ni siquiera es legal, pero lo cierto es que se está produciendo una auténtica revolución silenciosa en la que miles de musulmanes se están convirtiendo al cristianismo. Y lo hacen sabiendo que pueden ser rechazados por sus familias, marginados e incluso asesinados.

El periodista y experto en cristianismo en el mundo árabe, el libanés Camille Eid, habla sobre un fenómeno poco conocido, pero que no para de crecer cada año y asegura que existe un incremento de las conversiones “tanto en Europa como en los países de mayoría musulmana”.

En una entrevista para Tempi y que recoge ReL, el autor de Cristianos venidos del Islam (Libros Libres) asegura que esto puede ser “la punta del iceberg, puesto que en algunos países la conversión desde el islam está prohibida por ley y no existen registros de este tipo; a pesar de todo, sabemos que también en estos países las conversiones al cristianismo están aumentando”.

Pone como ejemplo al sacerdote francés Pierre Hublot, expulsado recientemente de Irán tras 45 años en el país. Eid afirma que este misionero “ha hablado de trescientos mil iraníes convertidos al cristianismo, un fenómeno de masas. Lo que es increíble, dado que en el país las celebraciones en lengua local están prohibidas”.

Camille Eid también cita a la hija del expresidente de Túnez,  Moncef Marzouki, que ha escrito una tesis sobre el fenómeno de las conversiones en este país norteafricano.

El periodista libanés indica que aunque no se puede conocer la verdadera influencia de estas conversiones son “realmente importantes”. “Esto es posible también porque si bien antes los regímenes conseguían frenar con éxito la difusión de la Buena Nueva, impidiendo el proselitismo y la venta del Evangelio, hoy en día con internet es mucho más fácil descubrir los contenidos del cristianismo”, agrega.

El fenómeno también se da en Occidente: en la diócesis de Hamburgo se han bautizado recientemente 196 mahometanos
Sobre los motivos que llevan a los musulmanes a convertirse al cristianismo, asegura que “junto con el descubrimiento del Evangelio del amor y de la verdad, lo que les impulsa a buscar respuestas en otros lugares es un islam cada vez más represivo”. Para los musulmanes, “descubrir que Dios es amor es revolucionario”.

Pero además Camille Eid afirma que en Europa están los registros de la iglesia francesa, que “hablan de 4,000 adultos bautizados al año, de los cuales el 4 por ciento se convierte desde el islam. Los datos más recientes de Austria, de abril pasado, nos hablan del bautismo de unos cuarenta sirios, afganos e iraníes”.

El periodista refuta las tesis de los que sostienen que el aumento de conversiones en Occidente se debe a refugiados que buscan asilo político. Por un lado, los refugiados cristianos no están encontrando un apoyo mayor a los musulmanes, más bien al revés. “Quien lo sostiene ignora los riesgos que corren las personas que se convierten”, relata este libanés, que añade que “entre los conversos franceses, por ejemplo, hay historias de hombres que después del bautismo se han convertido en sacerdotes o que han empezado a hablar de su fe con otros”.

El autor es miembro del Consejo de Coordinadores de la Ciudad de Dios.
Reflexivo33@hotmail.com

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: