¿Desea carne humana, señor?

Estos son los insólitos casos de personas que han comido carne humana por curiosidad, placer o por mera supervivencia.

Armin Meiwes479-enescena-arminmeiwes-1024x769

 

Sacó sus mejores cubiertos, encendió una vela y se sirvió un trozo de filete de espalda de Bernd Brandes frito con patatas y coles. Había esperado 40 años por aquel bocado. El caníbal de Rotemburgo publicó un anuncio en internet que decía: “Busco un hombre apuesto de entre 18 y 30 años dispuesto a ser devorado”. Brandes contestó. Llegó a casa de Meiwes, este le dio 20 somníferos y alcohol para que no sintiera dolor y le cortó el pene. Armin Meiwes lo cocinó y ambos lo comieron. Pero Meiwes quería más. Apuñaló a Brandes, lo metió en la bañera y cortó su cuerpo en partes para comérselo durante los siguientes diez meses, hasta que solo quedó la cabeza. “La carne humana sabe bien. A cerdo, aunque un poco más ácida y fuerte”, dijo Meiwes en un documental.

Nicolás Cocaign479-dom-nicolascocaign-1024x683

 

Thierry Baudry, compañero de celda de Cocaign, regresó del baño y no se lavó las manos. Para colmo, también había atascado el retrete. Cocaign se enfureció y a la hora de la cena lo apuñaló con unas tijeras, lo asfixió y luego le abrió el pecho, metió la mano, extrajo un pulmón y después de prepararlo con arroz y cebolla procedió a comérselo. Es conocido como el “Caníbal de Rouen”.

Peter Bryan

479-dom-peterbryan-686x1024

 

Este británico consideraba que la carne humana era una fuente de alimento. Mató a tres personas y le diagnosticaron esquizofrenia. Cuando los médicos creyeron que había mejorado lo dejaron libre; asaltó a una niña de 16 años y luego asesinó a su amigo Brian Cherry. Cuando una amiga entró al apartamento de Cherry lo encontró con los brazos desprendidos y cocinó su cerebro en una sartén con mantequilla.

Jeffrey Dahmer479-dom-jeffreydahmer-1024x576

 

A este le decían “El Carnicero de Milwaukee”. Asesinó a 17 personas entre 1978 y 1991. Además de matarlos, cometió necrofilia y canibalismo. Después que su última víctima logró escapar revisaron su apartamento y encontraron fotografías de cadáveres y una cabeza en el congelador.

Anthony Morley479-dom-anthonymorley

 

El crimen tuvo lugar en la casa de Morley, quien es chef. Asesinó a su compañero sentimental Damian Oldfield a cuchilladas. Cuando ya estaba muerto trozó algunas de las partes del cuerpo de Oldfield. Sazonó y frio en aceite de oliva uno de sus muslos. Cuando la Policía llegó a la casa del asesino encontró en un cuarto el cuerpo desmembrado de la víctima. Parte de las extremidades las hallaron más tarde, en la cocina, encima de una tabla de cortar.

Albert Fish

Carne humana

El vampiro de Brooklyn abusó de más de 100 niños. Y asesinó a una niña. La estranguló y luego la cortó en pequeños pedazos para poder comerla. “La cociné y comí. Cuan dulce y tierno fue su trasero asado en el horno. Me llevó nueve días comer su cuerpo entero. No la violé como hubiera deseado. Murió virgen”, dijo en una carta que envió a los padres de la niña.

Rudy Eugene

Carne humana

Es conocido como el “Caníbal de Miami”. En 2012, Ronald Poppo se encontraba acostado cerca de la Avenida MacArthur en Miami. De pronto, sin razón alguna, Rudy Eugene se abalanzó sobre él y empezó a atacarlo. Se comió el 75 por ciento de la piel de su cara. El ataque duró 18 minutos hasta que la Policía intervino y le disparó a Eugene para que se detuviera. Pero este solo volteó la cara, soltó un gruñido con un trozo de carne en la boca y siguió con el ataque, por lo que los policías dispararon a matar. La piel de la frente, los pómulos, la nariz y uno de sus ojos fueron algunas de las partes que ingirió.

Paul Durant

479-dom-pauldurant

Un británico que fue detenido a los 44 años en España cuando se descubrió que mató a su novia, la descuartizó y se la comió. “Después de matarla, corté su cuerpo en pedacitos y me comí los trozos que encontré comestibles”, escribió en una carta. Después se deshizo del resto del cuerpo colocándolo en bolsas de basura.

Equipo de rugby uruguayo

479-dom-andes

Un avión de la Fuerza Aérea Uruguaya se estrelló en los Andes en 1972, 29 personas murieron y después de 72 días solo 26 sobrevivieron. Durante 10 días los sobrevivientes racionaron los pocos alimentos que tenían. Pero un día escucharon por la radio que la búsqueda había sido abandonada y tomaron la decisión de comerse a sus compañeros muertos.

Andrei Chikatilo

479-dom-andreichikatilo

También conocido como el “Carnicero de Rostov”, fue un asesino en serie ruso que mató a 53 personas. Sus víctimas eran sometidas a mutilaciones; por ejemplo los ojos, que muchas veces él mismo extirpaba con la boca. También confesó que se comía los pezones y las partes blandas de los niños, niñas y adolescentes a los que asesinaba.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: