Oposición suspende “juicio simbólico” y marcha contra Maduro

La oposición venezolana dio sus primeras concesiones al presidente Nicolás Maduro, al suspender un debate para determinar la responsabilidad política del mandatario en"ruptura del hilo constitucional" y una marcha convocada el próximo jueves.

Maduro

La decisión se da en el marco de la liberación de cuatro presos políticos y la intervención del Vaticano en el país. LAPRENSA/ARCHIVO

La oposición venezolana dio sus primeras concesiones al presidente Nicolás Maduro, al suspender un debate en la Asamblea Nacional para determinar la responsabilidad política del mandatario en»ruptura del hilo constitucional», y aplazar una marcha convocada para este jueves hasta el Palacio de Miraflores. Esto se da en el marco de la liberación de cuatro presos políticos y la intervención del Vaticano en el país.

Al inicio de la sesión parlamentaria, el diputado Julio Borges, jefe de la mayoritaria fracción opositora, pidió diferir los dos puntos previstos este martes de debate “dado el hecho de que en las últimas horas el Vaticano ha entrado formalmente para intervenir en la crisis constitucional y democrática del país”.

Posteriormente, el pleno votó y aprobó esa decisión que se produce dos días después del inicio del diálogo político entre el Gobierno venezolano y la oposición con el auspicio de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la mediación del Vaticano.

Borges explicó que la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) solicitó al Vaticano, para continuar en la mesa de negociaciones, gestionar varios puntos que consideran cruciales en medio de la crispación política.

Liberación de presos políticos

Entre esos puntos, dijo, figuran la liberación de “presos políticos” en el corto plazo, que el Parlamento —actualmente declarado en desacato por el Supremo— recupere plenamente su poder, la “urgencia” de un nuevo árbitro electoral y el adelanto de elecciones presidenciales “para que el pueblo pueda votar” también a corto plazo.

Asimismo, aseguró que de no cumplirse estas exigencias “en los próximos días” la MUD se levantará de la mesa de negociación.

En este sentido, el presidente del Legislativo, el opositor Henry Ramos Allup, señaló que el diálogo en Venezuela se ha iniciado a solicitud de la comunidad internacional y dijo que esa negociación podría implicar «recíprocas concesiones».

«Estamos buscando una solución pacífica para resolver el conflicto que tiene Venezuela (…) Si el proceso de diálogo no se da, cada cual seguirá activando los mecanismos democráticos y constitucionales», afirmó Ramos.

También dijo que «la Conferencia Episcopal, el propio cardenal (Jorge) Urosa, y el Vaticano nos ha pedido (…) que los eventos y marchas programados para el próximo jueves de parte y parte, sean suspendidos y nosotros creemos que es sensato acatar a fin de evitar cualquier choque, cualquier confrontación», dijo Allup a los periodistas en el Parlamento.

Cancelan marcha

Tras la sesión legislativa, Ramos Allup también anunció que, por pedido del Vaticano, la MUD canceló la marcha a Miraflores que había convocado para este jueves.

«Nos han solicitado que los eventos programados para el próximo jueves, por parte del gobierno y de la oposición, sean suspendidos, y nosotros creemos que es sensato acatar», dijo el presidente del legislativo, al argumentar que se busca evitar la «confrontación» y la «contaminación» del diálogo.

La MUD se dividió frente al diálogo pues 16 de sus partidos estimaron que no estaban dadas las condiciones.

Reacciones

El diputado Freddy Guevara, del partido del opositor encarcelado Leopoldo López, Voluntad Popular —que no participa por el momento en la mesa de diálogo con el Gobierno— consideró necesario que lo que llamó “juicio” parlamentario a Maduro continúe a la brevedad, pero manifestó su respeto a la decisión de la “mayoría” de los opositores propuesta pro Borges.

Entretanto, el jefe de la fracción parlamentaria chavista, Héctor Rodríguez, ponderó como un “avance valiosísimo” pero insuficiente la decisión de la mayoría opositora en el Parlamento.

“Queremos dejar constancia desde el bloque de la patria que en Venezuela no existe la figura de juicio político para el presidente, que en Venezuela no existe la posibilidad de la interpelación de la Asamblea Nacional hacia el presidente”, recalcó el chavista.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: