Líderes indígenas en desacuerdo con cateos por el Ejército en comunidades

Líderes indígenas a través de una carta al representante del Ejército en la Región expresaron el desacuerdo por los cateos realizados en una de las comunidades en conflicto y demandan que próximas acciones sean coordinadas con las autoridades tradicionales

En las comunidades de Layasicksa 2 e Isnawas los indígenas se han armado para defenderse de la invasión de colonos. LA PRENSA/CORTESÍA

El jefe del Destacamento Regional Norte del Ejército de Nicaragua, coronel Humberto José Ramos, no ha respondido a una carta enviada por los líderes indígenas de las comunidades de Layasicksa e Isnawas, en territorio Prinzu Ahuya Un, en el Caribe Norte. En la misiva los líderes comunitarios tradicionales expresaron a Ramos su desacuerdo por que en su ausencia fuerzas del Ejército ingresaron a Layasicksa 2 y realizaron cateos de casas.

“Con nuestra salida a Bilwi para gestionar ante las autoridades competentes nos ha informado en nuestra ausencia, que entraron miembros del Ejército a la comunidad de Layasicksa 2 iniciando cateos y requisas de casas por casa sin el consentimiento de la comunidad. Y como autoridad tradicional estamos en desacuerdo con estas medidas”, dicen los jueces comunales y síndicos de Layasicksa e Isnawas.

Y le señalan a su vez a Ramos, que tienen que crear una comisión conjunta para que el Ejército pueda realizar sus acciones.

También le informan a Ramos que la invasión de los colonos a esas comunidades, ha provocado mayor inseguridad y por esa causa, “tenemos una situación de riesgo en este territorio”. Al tiempo que le explican los sucesos del 5 y 6 de enero que dejaron dos colonos muertos, un herido y cinco retenidos por los comunitarios.

Ante la situación expuesta los líderes indígenas miskitos de esas comunidades, le solicitan al jefe de ese destacamento les informe sobre cualquier actividad de seguridad que desarrollarán los miembros de esa institución militar, la cual demandan sea “coordinada y articulada” con las autoridades tradicionales de esas comunidades.

El jefe de la delegación policial de Rosita, Triángulo Minero, de apellido Lacayo, llamó a los indígenas y les planteó que fuesen a las comunidades con un grupo de policías, confirmó, el presidente territorial, Hilario Thompson.

Hasta ahora fue el primer contacto que una institución del estado. Pero Thompson dice: “No pueden ir dos a tres policías con dos líderes (… ) eso primero es irrespeto, segundo violentando el derecho de las comunidades a sus demandas”.

Insisten en una comisión

La posición de los líderes indígenas de las dos comunidades de Prinzapolka es que sea formada una comisión para que conozca la situación que viven los comunitarios de Layasicksa e Isnawas.

Lea también: Estado ausente en conflicto entre indígenas y colonos

“Lo que queremos es ir con una comisión, bien fortalecidos, garantes, para que mañana no hagan versiones insólitas”, dijo el presidente territorial, Hilario Thompson. Plantean que la comisión sea integrada por Consejo del Gobierno Regional, Procuraduría General de la República, Ejército, Policía, Corte Suprema de Justicia, Ministerio del Ambiente y Los Recursos Naturales (Marena) y el Instituto Nacional Forestal (Inafor), Comisión Nacional de Demarcación y Titulación (Conadeti), líderes comunales, comisión pastoral y medios de comunicación.

“Nosotros no podemos ir así unas cuatro personas”, dijo Thompson, quien señaló que por ejemplo la Policía únicamente investigará el caso particular pero no les dará la respuesta den saneamiento.