Manuel Díaz: “Bacanalnica es un sitio progresista”

Manuel Díaz, propietario de Bacanalnica y experto en marketing digital, repasa el éxito de su empresa y analiza cómo los nicaragüenses hacen un "mal" uso del internet.

La idea no se le ocurrió a él, pero como ya había montado un par de sitios web para el año 2000 y unos amigos del colegio tenían el proyecto de Bacanalnica, lo invitaron a unirse por sus conocimientos técnicos. Cuando salieron de la universidad el proyecto se fue quedando en el aire y Manuel Díaz logró que se mantuviera vigente con una idea suya: dejar de publicar solo fotos de fiestas nocturnas de Managua y dar pauta a conversaciones en foros que pronto se hicieron interminables.

Bacanalnica nació el 18 de julio del 2001. Díaz cuenta que hicieron justamente un “bacanal” en una disco hoy extinta que se llamaba o Amnesia o Insomnio, no recuerda bien.

Con el tiempo, algunos fundadores o socios del proyecto se fueron retirando y hoy Díaz es el único dueño de Bacanalnica. Es abogado especializado en Derecho de Autor, consultor de marketing digital y páginas web, asesor de Libros para Niños en materia legal y fundador de lamejortvbox.com, un servicio de televisión por cable con acceso a canales, shows y series del mundo entero. También imparte cursos especializados en la Universidad Centroamericana (UCA).

En esta entrevista, Manuel Díaz habla de su página de entretenimiento, valora el talento de los nuevos “influencers” nicas de Twitter, califica de “malo” el uso de internet por parte de la población y analiza cómo está Nicaragua en términos de mercadeo y publicidad digital.

Digamos que yo soy un gerente de una empresa interesada en pagar publicidad y le pregunto: ¿Qué es Bacanalnica?
Ahí está el problema. Por eso es que no tenemos muchos anunciantes (ríe). Mirá, tiene que ser alguien que entienda de antemano. Es muy difícil de vender (Bacanalnica) sobre todo en un mercado que se mueve a partir de cuánto vale la pauta, cuál es la bonificación y cuál es la comisión de agencia. Esas son las conversaciones de los vendedores de publicidad, y ninguno de ellos aplica a Bacanalnica. Entonces es además difícil explicarles que entran 10 mil personas al día. Lo ven como mentira. ¿Cómo es posible que estos dos artículos de mentira, generalmente, que me los saco de las nalgas, de pronto los vayan a leer 10 mil personas? Eso es absurdo, pues. Entonces es difícil para ellos unir una cosa con la otra. Y eso que yo te doy datos de Google Analytics, de Facebook, de otros lados. Te doy datos medibles, pero no es un argumento ganador.

¿Por qué no? Tampoco es como que usted va a poder alterar datos de esas compañías…
En Nicaragua la publicidad cuando no es una empresa seria, se mueve mucho con cómo es mi percepción como gerente. Entonces el gerente de una empresa pequeña dice: “Ok, yo veo que esta marca, este negocio, este medio, me aparece hasta en la sopa. Entonces ahí voy a anunciarme”. De hecho por mucho tiempo nosotros, a pesar que ya había iniciado Facebook y todo el mundo andaba con teléfono celular, y este es un secreto que no necesariamente lo he hablado abiertamente con nadie; pero por mucho tiempo, como seis meses, un año, nosotros seguimos tomando fotos a pesar que ya a nadie le interesaban, porque los potenciales anunciantes ahí era donde se fijaban si Bacanalnica existía o no. Independientemente de nuestras visitas, si ellos miraban a un fotógrafo en un evento, ellos decían: “Estos chavalos andan en todo”. Aunque todo el mundo anduviera con su celular, se tomaran sus fotos, nadie iba a entrar al sitio, pero ellos veían como que andábamos en todo.

¿Pero la sección de fotos nocturnas sigue activa?
Sí, pero se ha convertido en un archivo. A veces sí curamos fotos de lugares como Instagram, donde si veo algo que me gusta, lo comparto y ya está automatizado para que aparezca en la sección de fotos.

Y también está la foto del día.
Sí, esa es la puerta de los usuarios, esas las mandan los usuarios.

Y están las entradas como noticias…
El blog desde hace un par de años es el lugar donde nada más yo escribo, a menos que se diga ahí que es una colaboración de alguien.

¿La meta es escribir una entrada diaria?
La meta es escribir tres diarias.

Yo he visto que no siempre hay tres entradas nuevas diarias.
No, es que si contás la foto del día eso es uno. Ya en la mañana si hay algo grande pasando, se tira una al mediodía y ya en la tarde la última. Pero sí, no se cumple todos los días. Y a veces no es porque no haya nada, pero la intención de Bacanalnica es tomar lo que está pasando, lo más llamativo, y hacer un comentario. Si no está pasando nada es un poco difícil, entonces tengo archivadas algunas cosas que me mandan usuarios y en algún momento las publico. Y si no me da tiempo del todo, pues se va sin nada el sitio, pero hay días donde hay una nota que no me esperaba que fuera tan grande y como está teniendo mucho éxito, para evitar meterle ruido en las redes sociales, la dejo solita. Entonces sí le he sacado 100 mil visitas a una publicación en Facebook dejándola sola.

¿No le mete dinero a las redes sociales para promocionar una entrada?
No, casi no. Cuando es un proyecto que llevo mucho tiempo preparando, hice entrevistas, el material me costó conseguirlo, está bien redactado es una nota de más de mil palabras; entonces ahí le meto, porque me da pesar que la vean solo cinco mil personas. Pero generalmente no le meto porque Bacanalnica es un juego de costos. En el momento en que cueste tanto, ya deja de ser lucrativo. Y si no es lucrativo es hobby y para ser hobby es un poco caro.

¿Qué tan rentable es Bacanalnica?
Hoy es rentable. Curiosamente desde hace un par de años que solo escribo yo… Antes en Bacanalnica ha escrito gente contratada y los mismos dueños hemos escrito. Yo pasé un par de años sin escribir en Bacanalnica y retomé en el momento en que me quedé con Bacanalnica otra vez en mis manos. Ahora sí no tengo socios.

¿Ahorita Bacanalnica es solo usted?
Sí, ahorita es mi negocio. No hay otros socios a quién responderles. Hay un equipo de tres personas pero el que escribe soy solo yo. Y desde que eso está pasando, cuando lo agarré en 2014, habrá tenido tres mil, cuatro mil visitas diarias, y hoy está en 10 mil visitas y todas las semanas hay un artículo que llega a 20 mil visitas. Eso se debe a que lleva una línea. He hecho un gran esfuerzo por cuidar muy bien mi audiencia. ¿Qué quiero decir? Que el que llega y no coincide con lo que estoy publicando, que se llega a quejar porque todo es broma y nada es serio, o que no hablamos de futbol o de religión o de política, que obviamente no entiende de qué se trata Bacanalnica, trato de mantener una barrera, porque me interesa que mi audiencia disfrute lo que se está publicando porque son los que vuelven. Entonces ese maje que disfruta lo que lee y regresa, yo cuido mucho su experiencia bloqueando a los que llegan y no entienden el humor o se molestan por todo. Aunque bloquear a gente sea una especie de tabú en el mundo de los medios… ¡Uy, ni quiera Dios! Pero yo lo hago por mi audiencia, sin asco. Hay gente que tal vez no conoce y no comenta con mala intención, entonces a esos les respondo, pero hay otros que bloqueo.

¿Les responde como Bacanalnica?
Sí, siempre como Bacanalnica. Bacanalnica no es Manuel. A pesar que ahora solo yo escribo, nunca ha sido un equivalente. Tiene su propia línea, su propia forma de redactar. Yo a veces me tengo que meter en eso, no me sale automático. A veces me cuesta, pero sí hago un esfuerzo para mantener una marca bien concisa. Desde el tono, los temas, la cantidad de palabras, las imágenes.

¿Cuánto tiempo le dedica al sitio?
En promedio… tres horas al día. No son seguidas, pero por ejemplo hay artículos que me toman una hora… Nunca me toman menos de media hora. Aunque sean 100 palabras, siempre tengo que buscar algo, un giro, algún tweet, algo.

Tengo preguntas acerca del contenido, porque a veces una publicación es sobre una manta que pusieron en alguna zona rural de Nicaragua donde se insulta a una mujer y se la llama “zorra quita maridos”…
Ok… Me gusta pensar que Bacanalnica es un sitio progresista. Sin tomárselo muy a pecho. ¿Qué quiere decir eso? Si sacamos a la mae que pone la foto en bikini en Instagram, probablemente la asociación de mujeres feministas no estará de acuerdo con eso. Pero sí puede haber un artículo donde hablemos a calzón quitado sobre el embarazo adolescente que somos el primer lugar en Latinoamérica. Por ejemplo eso de la manta, sí hay una clara línea donde todo lo que tiene que ver con machismo, con tradiciones, con esta idea de que la mujer se le mete al hombre… Todas estas ideas conservadoras, sí hay una línea clara de atacar a cualquiera de esos conceptos. Hago un esfuerzo real por estar encima de esas noticias y atacarlas. Por ejemplo Santo Domingo, es tradición y todo, pero pagamos los impuestos de Managua, se llena de picaditos toda la Carretera a Masaya, la violencia, el abuso de muchas cosas, entonces al suave al suave, sin tomárselo muy a pecho, ahí va todo eso. Sí trato de tener esa agenda progresista. Además porque Bacanalnica el secreto es mantener el contenido nicaragüense.

Manuel Díaz, propietario de Bacanalnica. LA PRENSA / Oscar Navarrete.
Manuel Díaz, propietario de Bacanalnica. LA PRENSA / Oscar Navarrete.

Un evento de hace poco que comentó Bacanalnica de forma extensa fue Miss Universo.
Sí, ya hay como una tradición con los eventos de belleza… Twitter es quizá la red social donde más éxito ha tenido Bacanalnica, curiosamente, porque no es mi red social preferida. Cuando yo la agarré (la cuenta de Twitter de Bacanalnica) habrá estado en 70 mil seguidores y ahorita está en 150 mil, o sea que sí ha tenido éxito. Y los momentos donde más ha tenido éxito es en los eventos en vivo, porque acompaño el evento con comentarios. Miss Nicaragua, Miss Universo, una pelea de boxeo grande… Esos son quizás los eventos donde le saco más provecho. Por ejemplo ahora en Miss Universo saqué 100 mil vistas en Twitter. Más de 100 mil personas vieron pasar los tuits.

Cambiando de tema y ya como experto en medios digitales, ¿maneja un estimado de cuántas personas tienen acceso a internet en Nicaragua y usan redes?
Mirá, el número no oficial, porque el Estado no se preocupa en hacer esos estudios, es la cantidad de usuarios en Facebook. Ponele que en Facebook anden por un millón 200 mil. Ese es tu universo de usuarios de internet en Nicaragua.

¿Si alguien tiene internet, también tienen Facebook?
Sí, realmente. No es un número sacado de la nada. Las operadoras te dan acceso a Facebook gratis, el mismo Facebook ha hecho un buen papel en obligarte a tener tu cuenta porque toda tu familia, todos tus amigos, todo mundo está ahí. Entonces es como requisito. Y sí, si Facebook dice 1.2 millones, eso es más o menos. Ponele que 200 mil sean cuentas repetidas o fantasmas; estamos hablando de un millón. Va con el 20 por ciento de la población.

¿Cómo está Nicaragua en Twitter, ha habido como un “boom” en la “tuitósfera” local?
Mirá, a Twitter mismo le interesa que todo mundo tenga más de una cuenta. Para ser atractivo en la Bolsa (de valores), Twitter necesita tener igual cantidad de usuarios que Facebook, pero no tiene la misma habilidad de ser pegajoso. Relajó bastante la manera de hacer las cuentas, entonces yo pensaría que la mitad de usuarios que están en Facebook están en Twitter, si acaso. Y de esa mitad tal vez un cuarto están activos. O sea que 100 o 150 mil usuarios.

En ese universo nica también están los “influencers” o usuarios nicas muy seguidos. Hace poco Bacanalnica discutió con la cuenta de Parido Nicaragua, por ejemplo, y se sabe que son chavalos jóvenes. ¿Qué tan importantes son en Twitter?
No mucho. Mirá, si una aula de la UCA tiene 200 estudiantes, estos majes tienen 100 retuits por defecto de cada cosa que publican. Ponen: “Tengo calor”, 100 majes lo retuitean. Es el grupo que los conoce. Ponele que su aula es de 100 y tiene otros 100 conocidos. Esos son los que los retuitean. Sí tienen una comunidad fiel y fuerte alrededor de ellos, pero son gente con su mismo perfil. Entonces no trascienden. Por ejemplo yo le escribo a una periodista de Univisión o a la Xiomara (Blandino) o a ellos mismos y todos me responden, porque la marca Bacanalnica ha trascendido su grupito. Estos majes le escriben a alguien que trasciende su grupo y no necesariamente les responden.

Lea también >>> Los reyes y reinas de Twitter en Nicaragua

¿Cómo valora lo que hacen usuarios como Parido Nicaragua, Bullshit, El Bachi?
A mí me gustan muchos los tuits que escriben, tienen buen sentido del humor. Estoy claro que de 100, cinco son los (tuits) buenos. Aunque los 100 se los retuiteen todos sus amigos. Pero me parece que está un poco sobrevalorado, lo cual me parece bien que ellos estén sacando provecho de eso. He visto que han hecho cosas, han monetizado de alguna manera.

Sí, por ejemplo Bullshit suele mencionar una discoteca. Es posible que le den dinero por ello. ¿Cómo hace un “influencer” de estos para sacar mayor provecho?
La verdad es que a mí me dan pesar estos majes. Y no solo los de Twitter, porque estos son chavalos que se les ocurre un rebane y lo publican. Hay majes que de verdad le dedican tiempo a filmarse, los que tienen canales en YouTube. Hacen guiones, aprenden sobre cámara… Entonces yo metería en el mismo grupo a estos “influencers”, a los “youtubers”, a los que hacen páginas como Klase Honda en Facebook. Cada uno de ellos ha logrado crear una comunidad a su alrededor, e insisto, los de YouTube sí se merecen un mérito, pero ninguno de ellos ha visto cómo convertirlo en negocio. Nosotros primero creamos el negocio y después tuvimos la comunidad. Estos es al revés. Tienen la comunidad pero no están haciendo negocio con ello. Y la excusa es “no somos vendidos”. Que al final sí lo son. Ya ves que estos maes están manejándole redes sociales a empresas. Estos de YouTube, los gemelos Arce, hicieron un programa, los de Hideki Visión los he visto haciendo comerciales, pero no han creado un negocio real. Creo que ahí es donde se les está cayendo el asunto. No deberían estar regalando su creatividad… Es absurdo. Por hacerse famosos, no lo vale.

¿Cree que Cairo Guadamuz, de Parido Nicaragua, y Dámasco Dávila, de Bullshit, son chavalos con talento?
Sí. Entiendo el asunto así: mi escuela fue crear Bacanalnica y convertirlo en un sitio web exitoso. Y así fue que mucha gente me contrató como consultor en marketing digital y sigue siendo una precarta de presentación. Ellos, entiendo, se venden como gestores de redes sociales, lo cual es una actividad bastante… Mmm… Que lo puede hacer cualquiera, y es más, se puede automatizar. Pero eso es ver en pequeño. Deberían a estas alturas pensar en un proyecto al nivel de Bacanalnica, porque escribir dos artículos de 200 palabras cada uno, lo pueden hacer requetefácil estos majes. Deberían de estar acumulando visitas, acumulando impresiones, para vendérselas a alguien. Y no lo están haciendo no porque no sepan, sino porque no les ha dado por ahí. Y eso los viejos como yo, como los INN o los mismos gemelos Arce, que son un poquito más viejos, sí vimos más allá. Vimos un negocio.

 

Manuel Díaz, propietario de Bacanalnica. LA PRENSA / Oscar Navarrete.
Manuel Díaz, propietario de Bacanalnica. LA PRENSA / Oscar Navarrete.

A lo mejor son muy jóvenes aún.
Yo empecé a los 18 años… O no, pues, pero sí empecé a los 18 con mi programa de radio.

Por entonces no existían plataformas como Twitter, Facebook…
Imaginate lo difícil que era… Cuando llegamos a las mil visitas en Bacanalnica sentíamos que ya la habíamos hecho. Que iba a caer el dinero del cielo y que todos nos iban a llegar a buscar. En el 2002, 2003. Ahora con 10 mil diarias veo cómo otros sitios con muchas menos visitas tienen más publicidad porque son amigos de alguien, primos, etcétera. Pero o sea, en la universidad yo estuve como en cinco radios, hice un periódico con mis compañeritos, hice una plancha política. En la universidad es donde está pasando todo. O sea, estos maes deberían estar en capacidad de crear monstruosidades.

¿Sería bueno que le hicieran competencia a Bacanalnica?
Sí hombre, claro que sí. De hecho Bacanalnica comenzó a tener publicidad hasta que tuvo competencia en lo de las fotos. La competencia nos ha beneficiado siempre.

¿Hoy tiene competencia Bacanalnica?
Es difícil. Técnicamente soy un bloguero. Bacanalnica es un blog. Las fotos y los foros son prácticamente un archivo y quizás el blog que me sigue anda por las mil visitas al día. Si es por el mismo género difícilmente un bloguero en Nicaragua va a llegar a mis números. Ya si es abriendo a quién tiene tantas visitas, son medios. Tengo entendido que la página de 100% Noticias, la página de Confidencial, andan más o menos por los números que tengo yo. Pero son sistemas informativos. Tienen 10 periodistas, diario publican 10 notas o 20 o 50 o lo que sea, entonces no sé si es competencia alguien que publica dos comentarios de 100 palabras cada uno. Es difícil. Estoy en un lugar bien extraño, sobre todo en Nicaragua porque el sentido del humor todavía es visto como menos.

¿Tiene más ingresos con Bacanalnica o con su empresa de mercadeo digital?
No, no, tengo más ingresos con la empresa. Eso se refleja incluso en la cantidad de tiempo que le dedico diario. Yo trabajo 10 horas al día. Le dedico tres horas a Bacanalnica y siete a las consultorías.

¿Alguna vez lo han amenazado por contenido en Bacanalnica?
Sí nos han amenazado con denunciarnos a la Policía. Pero en la mayoría de los casos solo es para asustarnos, pues nada de lo que publicamos es ilegal. De hecho hemos colaborado con la Policía en más de una ocasión. cuando usan los foros para publicar una foto, la Policía nos pregunta si sabemos quién lo hizo. Nosotros ponemos nuestros datos a disposición, pero como en Nicaragua las direcciones IP se comparten, nunca resulta en nada.

¿Cómo lo toma, hizo algo al respecto?
Lo tomo tranquilo, no es personal. Siempre viene de gente que no entiende Bacanalnica, así que les explicamos cómo funciona. Recuerdo una vez que un padre de una candidata a Miss Nicaragua nos escribió porque estábamos saboteando a su hija, pues una foto que publicamos salía movida. Simplemente le explicamos.

¿Existe una actitud “hater-para-todo” en redes sociales por parte de algunos usuarios? ¿A qué cree que se deba?
Creo que todos somos “haters” de algo. Es normal que ahora con las redes sociales eso se logre apreciar más. Yo entiendo que los que no entienden o gustan de Bacanalnica se expresen mal de todo lo que hacemos. Lo único que procuro es que no lo hagan en la puerta de entrada, delante de todo mundo, porque entonces afectan a los que sí nos gusta Bacanalnica.

¿Cómo está Nicaragua en cuanto a publicidad digital, hay avances?
Sí hay avances porque ni modo. Tampoco es como que va a resurgir la radio. Si hay algún presupuesto de publicidad en algún lado se tiene que ir y no va a ser en radio. Sí ha avanzado, pero necesita avanzar mucho más para que la gente pueda vivir de esto.

Antes hablábamos de los gestores de cuentas en redes sociales o CM (community mánager). ¿Las empresas en Nicaragua piensan que tener un buen CM lo es todo?
Sí. En 2008, 2009, comenzaron a surgir estas agencias que lo único que hacen es publicar la foto del gallo pinto en la mañana y decir “buenos días” con el logo de la empresa. Te venden cinco publicaciones al día similares. Eso no funcionó entonces, no funciona ahora y no funcionará nunca. Eso no es marketing digital. Así lo vean mil personas eso que publican, eso no contribuye en nada a la empresa. No venden más por eso, no posicionan marca. A menos que vendan gallo pinto. Pero eso es lo que se ofrece en el mercado, es lo que la gente conoce y por ahí se va.

¿Hay desconocimiento de los gerentes de las empresas?
Por supuesto. Muchos ven en las redes sociales y mayormente en Facebook una salida a tener un sitio web propio porque hacer un sitio web es caro, hay que poner contenido, hay que escribir y púchica. Yo tengo misión-visión y cada una es de dos líneas. Ya si me ponés a escribir sobre el desempeño de mi negocio, no puedo hacerlo. Por eso me sale bien Facebook, porque solo tengo que poner el logo y un mensaje de la Biblia cada cierto tiempo. Eso en internet no funciona. En el marketing digital de hecho lo que más funciona es el contenido. Usar contenido para vender productos. Si sos una ferretería, publicar consejos de un albañil o una persona técnica sobre las mejores herramientas para reparar cosas de fontanería en tu casa. Esa es la publicidad del siglo XXI. Utilizar el contenido para vender el servicio. Hacer asesorías en tu blog o tu sitio. Eso no lo podés hacer en Facebook.

¿Y ofrecer esa información en redes o en el sitio web ayuda a vender el producto?
De hecho, ni siquiera se vende con ese tipo de información. La parte editorial debería ser vista como un espacio aparte del de ventas. Por ejemplo yo como asesor en marketing digital tengo un blog, un grupo en Facebook, un canal en Slack, doy clases, me invitan a seminarios y cosas… Algunas de esas cosas incluso las puedo hacer gratis porque eso es el marketing digital. Es regalar contenido, darte la información que es útil y convertirte en referencia. Cuando sos referencia la gente te busca y te contrata. La intención no es que compren tu producto, la intención que tengan confianza en lo que vos decís. Tenés confianza, lo otro viene natural.

Manuel Díaz, propietario de Bacanalnica. LA PRENSA / Oscar Navarrete.
Manuel Díaz, propietario de Bacanalnica. LA PRENSA / Oscar Navarrete.

 

 

Plano personal

Manuel Díaz Morales nació en Managua hace 40 años. Está casado con Ana Salgado, psicóloga de parejas. Juntos tienen una niña de un año y medio y esperan darle un hermanito pronto.
Es abogado especializado en Derecho de Autor. Sacó la maestría en la Universidad Carlos III de España, pero bromea: “Aquí en Nicaragua no sirve para nada”.
Además, Díaz es profesor de cursos de posgrado en la Universidad Centroamericana sobre monetización de medios digitales.
Su comida favorita es “carne de res, arroz y papas”. Le gusta mucho comer y asegura que sabe cocinar. Incluso los sándwiches los trata de hacer con técnicas particulares. “No simplemente hago el sándwich; rallo el queso de cierta manera, caliento el pan en la paila… Lo que me voy a comer me gusta comérmelo rico”, explica.
Le gusta “toda la música” pero su género predilecto es el hip-hop. En algún momento tuvo el primer programa radial del hip-hop en Nicaragua.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: