Expectativas por escándalo de carne en Brasil

El sector cárnico local está a la expectativa de los efectos que generará en el mercado internacional el escándalo en el que están envueltas varias empresas brasileñas a las que se les descubrió que comercializaban carne adulterada

El sector cárnico local está a la expectativa de los efectos que generará en el mercado internacional el escándalo en el que están envueltas varias empresas brasileñas a las que se les descubrió que comercializaban carne adulterada, lo que ha provocado que Chile, China, Hong Kong, Suiza y la Unión Europea estén poniendo restricciones a sus compras.

“Definitivamente eso va a generar una de cal y otra de arena, porque claro que puede abrir alguna ventana de oportunidad para nuestra carne, pero también va a poner más estrictas las exigencias de los mercados, independientemente de que esta sea una situación atípica”, dice René Blandón, presidente de la Comisión Nacional Ganadera de Nicaragua (Conagan).

Álvaro Vargas, presidente de la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua (Faganic), coincide con Blandón en que el endurecimiento de requisitos podría afectar la entrada a nuevos mercados e incluso el sostén de los actuales.

Lea más en: Brasil: carne sin riesgo sanitario

 

Este endurecimiento de los requisitos obliga a las autoridades agropecuarias —según los ganaderos— a “no dormirse en sus laureles” para ajustarse a las posibles nuevas exigencias de los diferentes mercados, ya que eso permitiría que en algún momento la carne nicaragüense tenga oportunidad de ingresar “en algún porcentaje” a esos nichos de mercados que podría dejar desabastecidos la carne brasileña.

Le puede interesar: Producción de carne en retroceso

“Esto significa que si en determinado momento hay un vacío de oferta en unos sitios, esto puede crear más o mejores oportunidades para otros proveedores, como es el caso de Nicaragua, especialmente en aquellos mercados donde se demanda carne de un tipo similar a la nuestra. De esta manera países del Medio Oriente y Norte de África, así como otras naciones abastecidas por Brasil podrían interesarse en el corto y mediano plazo en la carne nicaragüense”, dice Onel Pérez, director ejecutivo de la Cámara Nicaragüense de Plantas Exportadoras de Carne Bovina (Canicarne).

Lea además: Chile y Corea del Sur suspenden importación de carne brasileña por escándalo

Pérez y Blandón consideran que otra oportunidad que se abre es que existe la posibilidad de que por esta situación Estados Unidos retroceda en su decisión de abrir su mercado a la carne brasileña, como se acordó el año pasado.

Vacas

Esperarían mejores precios internacionales

Además este escándalo puede generar un alza en el precio internacional de la carne, que también sería beneficioso para los ganaderos locales, aunque Pérez considera prematuro hablar de ello. “Esas alzas no necesariamente se trasladan a los ganaderos, pero estaremos atentos para que de presentarse se trasladen al precio del ganado”, dice por su lado Vargas.

Tras más de una década de negociación, en agosto del año pasado Estados Unidos y Brasil acordaron el intercambio mutuo de carne fresca y congelada. Eso dejó abierta la posibilidad para que desde finales del año pasado Brasil pudiera hacer uso de la cuota “otros países” establecida por la Organización Mundial del Comercio (OMC) para enviar —libre de arancel— al mercado estadounidense y a Puerto Rico cortes finos e industriales.

Esa cuota ha sido utilizada por Nicaragua, por lo que la decisión puso en riesgo la colocación de unas 35,000 toneladas anuales de carne nicaragüense en ese mercado, según estimó en su momento el sector.

La prohibición al ingreso de la carne brasileña a Estados Unidos fue provocada hace varios años por la presencia de fiebre aftosa en Brasil, por lo que Vargas considera que el escándalo también pone en riesgo el estatus sanitario de la carne local e incluso el de la del resto de la región, porque las certificaciones que demostraron que el país estaba libre de fiebre aftosa para lograr la apertura del mercado estadounidense pudieron estar alteradas.

Le puede interesar: Denuncias sobre la carne brasileña: ¿verdad o exageración?

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: