Cartas al Director

Llama la atención que los candidatos a alcaldes y que muchas veces ganan la silla edilicia, son gente que tiene influencia con los sabios que hacen los cambios sociales en los países avanzados

Cartas al Director, farsas electorales

¿Sabes cuál es tu riqueza emocional?

Hay tesoros que deberíamos cultivar para convertirnos en personas libres y felices. Tenemos nuestra fortuna en las cualidades innatas o en las que podemos adquirir. A veces perdemos el horizonte y en vez de concentrarnos en fortalecer nuestras habilidades, desperdiciamos energía, transitando por caminos que resultan equivocados. Es importante identificar nuestra riqueza interior para aprender a vivir en alegría. Existen ciertas características que son verdaderos tesoros y por eso debemos cultivarlos y valorarlos como indispensables para alcanzar una vida plena y satisfactoria. Los tesoros no se pueden transferir ni comprar lo que sí podemos es desarrollarlos y fomentarlos. Al conocerlos probablemente aprenderás cómo superar obstáculos y solucionar problemas.

El primero: tener una buena actitud. Una actitud segura y decidida hace la diferencia. Recuerda que tu cerebro es un instrumento que sirve para iluminar tus pensamientos y no una gaveta vacía para llenarla de basura. Si tus pensamientos son positivos e inteligentes es probable que encuentres un sentido a la vida que te satisfaga. La vida es lo que haces y construyes cada día, no lo que quieres que suceda. Si deseas tener o hacer algo; inténtalo con la convicción de sacarlo adelante, no esperes para después, el después a veces nunca llega. Metas, superar obstáculos y, sobre todo, decidir correctamente. Reacciona después de haber enfriado tu cabeza y serenado los impulsos de tu corazón.

El segundo: Fuerza Interior. La llevas en tu espíritu. Es el alimento mental y anímico, que te permite lograr lo que anhelas. Tu fuerza interior impide que la influencia externa resquebraje tu fortaleza espiritual y la capacidad de hacerle frente a los obstáculos. Por eso se dice que la victoria más difícil de lograr es la que se consigue después de vencerse a sí mismo. La fuerza interior, es el impulso que te permite mantenerte de pie. Es amarte y respetarte por encima de cualquier tropiezo o equivocación. Es el antídoto a cualquier transgresión o asedio. Si eres fuerte es poco probable que alguien se atreva a burlarse de ti o ejercer presión sobre ti. “El poderío de tu fuerza interior es anti-bully”.

El tercero: Autonomía. Tener tu propia personalidad y la capacidad de seguirte a ti mismo y no de estar imitando a los demás o esperando aprobación para saber si vales o no.

El cuarto es tener valores propios. Es la valentía de respaldar tus ideas, creencias y objetivos personales. Es la disposición de sacar lo mejor de ti y ponerlo en práctica. Es sentirte satisfecho por tu forma de ser y no por lo que llevas puesto o por lo que cargas o no cargas en tu bolsillo.

El quinto: Tomar buenas decisiones. Está ligada a saber elaborar adecuados procesos mentales para asumir responsabilidades. El tener seguridad interna permite reflexionar a tiempo, no decaer, reconocer que los acontecimientos no son permanentes y que la vida se construye de momentos, momentos que siempre son y deben ser de suma importancia porque son únicos, no regresan.

Soledad R. Sanín.

El alcalde de mi pueblo

Para que haya un buen gobierno se requiere de gente que le importe la creatura, consciente del sufrimiento de los vulnerables y preparado para administrar una empresa como es la alcaldía. Se requiere de gente egresada de las universidades más connotadas del país de origen. Un valor determinante es la honradez y honestidad del candidato, pues así nadie de la ciudadanía quedará insatisfecho de su gestión… Hoy en día, en muchas regiones del mundo es común la corrupción, es decir que esta costumbre parece ser requisito para ostentar el cargo a alcalde de manera que los vividores como afirmaba Camus son los que se aprovechan, saqueando desde la alcaldía, lavando dinero y de hecho estafando propiedades.

Llama la atención que los candidatos a alcaldes y que muchas veces ganan la silla edilicia, son gente que tiene influencia con los sabios que hacen los cambios sociales en los países avanzados o los valientes que arriesgando sus vidas hicieron realidad la Revolución en los países pobres económicamente. Y la credibilidad personal del seleccionado, está ausente.

En muchos lugares del mundo se elige a las autoridades civiles, como los alcaldes de París, Caracas, Londres, Managua y a los alcaldes de los municipios de cada país. Y es motivo de orgullo el haber votado por el candidato ganador, pero no estamos seguros si lo hicimos por el candidato idóneo que viene a hacer las obras que más beneficien al país.

Si los países pobres o ricos económicamente son verdaderamente libres, los partidos políticos socialistas, liberales, conservadores, comunistas, etc., tienen la oportunidad de colocar sus candidatos y de ganar el poder municipal. Pero no creo correcto que asuman el cargo por hecho de que el candidato es rico o defensor de sus intereses, lo mismo quien por su condición económica sea pobre pero listo, resulte un engañador que se lucraría estafando y boicoteando la labor de los obreros y campesinos de la oposición.

Es muy acertado en los países desarrollados y civilizados en los subdesarrollados que los futuros candidatos a alcaldes no se arraiguen en sus puestos, para que así no se construyan abismos que después sean difíciles de superar. Que el gobierno municipal no se prolongue más de un periodo ni se herede a los familiares. Que los ciudadanos aprendan a votar no por egoísmo, familiares, raza o por condiciones religiosas que más bien perjudicarían a la tendencia ideológica correspondiente, pues juntando los objetivos fundamentales de cada ideología y a la vez lograr la unidad, se evitarían errores. Votar al fin por quienes tengan la suficiente responsabilidad y está apto para gobernar sin equivocación… Se debe votar por el candidato que razonablemente es el alcalde.

Joaquim Comuall. Escritor.

Aclaración sobre camaronera

Recibimos del señor Alfredo Marín una nota aclaratoria al editorial de LA PRENSA del 23 de marzo de 2017 , sobre “pretendido conflicto de propiedad en occidente del país, empresa cultiva camarones a orillas del mar en propiedad reclamada con documentos en mano, por reconocida familia de ese zona”.

La nota aclaratoria del señor Marín que con gusto publicamos en respeto de su derecho constitucional puntualiza que:

(1) La empresa Campa inició hace 24 años un desarrollo de granjas de camarones de 1,400 manzanas en playas y manglares nacionales en el estero real, estas playas y manglares, desde siempre han sido, son y seguirán siendo del Estado nicaragüense. Nunca, nunca, nunca han sido propiedad privada.

(2) Desde hace 24 años, anualmente, la empresa Campa paga al Estado de Nicaragua un canon por la concesión y uso de sus manglares y costas del estero real.

(3) Otras empresas extranjeras, de mayor tamaño a la nuestra, y vecinos, también operan bajo el mismo concepto de pagar cánones de arrendamientos al Estado de Nicaragua. Todos en la zona de influencia hídrica del Estero Real.

(4) Dos de los socios originales eran la IIC del BID, y la CDC de Londres. Ambas entidades financieras son reconocidas en el mundo por su seriedad y el cuidado con que verifican todas las fases legales de los proyectos donde financian e invierten. Nunca hubo duda alguna que las tierras arrendadas al Estado para el proyecto de Campa no fueran efectivas y realmente propiedad del Estado nicaragüense.

(5) Preocupa que desde el Diario LA PRENSA y especialmente en su página Editorial, se hagan afirmaciones, que, con una ligera investigación hubieran podido ser desvirtuadas.

Señores, en este caso, no puede haber conflicto “en propiedad reclamada con documentos en mano” por una obvia razón, los manglares, playas y costas del Estero Real son del Estado nicaragüense y no pueden ser por tanto propiedad privada reclamada recientemente “por reconocida familia de esa zona”.

Alfredo Marín Ximénez. Socio de Campa desde su fundación.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: