Fiscales en EE.UU. piden investigación «independiente» sobre interferencia rusa

Dos días después del despido del director del FBI, James Comey, encargado de investigar las denuncias sobre la interferencia rusa en los comicios, los fiscales generales dicen que sólo el nombramiento de "un "fiscal especial independiente puede restablecer la confianza pública".

La petición fue elevada al vicefiscal general de Estados Unidos, Rod Rosenstein, quien amenazó con renunciar a su cargo luego que la Casa Blanca dijo que tuvo que ver con el despido de James Comey. LA PRENSA/EFE

Unos 20 fiscales generales de Estados Unidos pidieron este jueves mediante una carta el nombramiento de un fiscal especial independiente, «con plenos poderes», para que investigue la «intromisión rusa» en los comicios presidenciales de 2016.

La carta fue dada a conocer dos días después de que el presidente, Donald Trump, anunciara el despido del director del Buró Federal de Investigación (FBI), James Comey, encargado de investigar las denuncias sobre la interferencia rusa en los comicios.

Le puede interesar: Donald Trump despide al director del FBI, James Comey

«Como fiscales comprometidos con el estado de derecho, le instamos a considerar el daño a nuestro sistema democrático de cualquier intento de la administración de obstaculizar y deslegitimar la investigación», agrega la carta.

La petición fue elevada al vicefiscal general de Estados Unidos, Rod Rosenstein, y está respaldada por los fiscales generales de estados como Nueva York, California, Massachusetts, Illinois o Nuevo México, así como el del Distrito de Columbia.

Una violación de confianza

Los fiscales generales dicen que sólo el nombramiento de «un «fiscal especial independiente (…) puede restablecer la confianza pública», y sostiene que esa designación debe ser «inmediata». El abrupto despido de Comey durante esta investigación representa «una violación de la confianza pública» .

Lea también: Trump lleva la Presidencia de Estados Unidos a un terreno peligroso

La carta también dice que los residentes de sus respectivos estados «merecen una investigación exhaustiva que aclare el alcance de la intromisión rusa, cualquier confabulación de responsables de la campaña de Trump y cualquier encubrimiento».

Las denuncias sobre la interferencia rusa en los comicios que culminaron con la votación del 8 de noviembre fueron hechas por la anterior Administración, encabezada por Barack Obama, pero subestimada por Trump.

Lea además: Donald Trump arremete contra los críticos del despido del jefe del FBI