Un británico de 22 años, experto en seguridad, ayudó a detener el ciberataque global

El ciberataque global que afectó a numerosas empresas e instituciones de un centenar de países ha logrado un impacto "sin precedentes" y requerirá una investigación internacional compleja para identificar a los culpables

Pantallazo del mensaje que le llegaba a los usuarios hackeados. Fotografía tomada de Twitter, de @fendifille. LAPRENSA/CORTESÍA

Un británico de 22 años, experto en seguridad, y la firma estadounidense Proofpoint colaboraron este viernes para detener el ciberataque global que ha afectado a organismos y empresas de unos 100 países, reveló este sábado el diario «The Guardian».

El experto, conocido en las redes sociales con el nombre de «MalwareTech», con la ayuda de Darien Huss, del Proofpoint, descubrió un «interruptor» que permitió desactivar el software malicioso que infectó, entre otros, a numerosos equipos del sistema de salud del Reino Unido.

Le puede interesar: Ciberataque global pone en riesgo sistemas informáticos de más de 70 países

Ambos jóvenes identificaron un nombre dominio en internet con el que el «malware» trataba de contactar sin éxito y registraron ese dominio para poder enviar al programa una señal para inhabilitarse.»Me di cuenta de que no estaba registrado y pensé: ‘creo que lo tengo'», relató el experto «MalwerTech» a la revista estadounidense «The Daily Beast».

Redirigió el tráfico

La publicación relata cómo el informático compró el dominio «gwea.com» por 10.69 dólares (unos 417 córdobas) y redirigió el tráfico a un servidor de Los Ángeles, en Estados Unidos.

«Inmediatamente vimos cinco o seis mil conexiones por segundo», explicó el experto, quien alertó de que «hay un cien por ciento de posibilidades de que lanzarán un nuevo virus» que podría volver a infectar ordenadores que no estén actualizados.

Lea también: Anonymous anuncia “ciberataques masivos” al Estado Islámico

Según la empresa checa de antivirus Avast, que figura entre las diez primeras del mundo, se han detectado en las últimas horas unos 75.000 ataques con el software malicioso WanaCrypt0r 2.0 en 99 países alrededor del planeta.

Un trabajo en conjunto

El ciberataque global que afecta desde el viernes a numerosas empresas e instituciones de un centenar de países ha logrado un impacto «sin precedentes» y requerirá una investigación internacional compleja para identificar a los culpables, según afirmó  la Policía Europea (Europol).

La banca y el ministerio del Interior de Rusia, los trenes alemanes, los hospitales británicos, la francesa Renault y la multinacional española Telefónica son sólo algunas de las instituciones públicas y compañías golpeadas por el virus Wanna Cry.