Actividad comercial afectada por paso a desnivel Las Piedrecitas

El problema está en los cuatro puntos cardinales, sin embargo en la parte sur de Las Piedrecitas es donde más ha golpeado el cierre parcial de calles porque es en esa zona donde están ubicados restaurantes, clínicas, ferreterías y otros.

Dueños de negocios que funcionan en las cercanías de la intersección Las Piedrecitas, donde la Alcaldía de Managua construye un paso a desnivel, manifestaron que la ejecución del proyecto ha afectado notablemente la actividad comercial al cerrar vías claves para los clientes.

El problema está en los cuatro puntos cardinales, sin embargo en la parte sur de Las Piedrecitas es donde más ha golpeado el cierre parcial de calles porque es en esa zona donde están ubicados restaurantes, clínicas, ferreterías y sitios que ofrecen otro tipo de servicio.

Jorge Castro, propietario de un restaurante de la zona, dijo que la afectación se empezó a sentir a partir de enero 2017 con los cierres de algunas calles y por eso pide a las autoridades locales que mejoren la señalización y que se dejen pasar los vehículos que se dirigen al negocio que quedó encerrado.

“Se vuele complicado porque un día está cerrado por un lado y otro día por otro lado. Necesitamos que prioricen donde hay negocios”, explicó Castro, quien ante la baja de clientes tuvo que reducir el personal de trabajo y cambiar los horarios de atención para evitar más pérdidas económicas.

La construcción del paso a desnivel inició oficialmente a finales de septiembre de 2016 y está previsto que concluya en el último trimestre del 2017. El diseño de la obra vial consta de un diseño de dos rampas transversales en la parte superior y abajo una rotonda, esto para que la circulación vehicular sea fluida en la parte oeste de la ciudad.

Buscaron paliar problema pero no lo lograron

Aunque las autoridades municipales aseguraron que la afectación a la actividad comercial en la zona sería mínima o a eso apostaban, cuando se anunció el proyecto, algunos negocios no creyeron que así sería y por eso exploraron opciones con anticipación.

Fue bajo esta lógica que se reunieron varios dueños de negocios y le plantearon a la Policía Nacional obtener un permiso especial para las personas que visitaran los puestos, pero esto no se logró por las mismas condiciones limitantes del lugar.

“La afectación ha sido gradual. Primero nos cerraron la vía, luego cerraron el banco (de la zona) y la gente tenía que ir lejos a hacer las gestiones que requiere nuestro negocio”, recordó Regina Solís, representante de una entidad que presta dinero y capacita a mujeres.

Actividad comercial

Para bloquear el paso de los vehículos y así avanzar en los trabajos con la maquinaria pesada, la municipalidad ha colocado barreras de concreto en las esquinas internas del barrio Ayapal y Mirna Ugarte. Los dueños de negocio coincidieron que podrían poner a personas a dar vía a los clientes y así no afectar considerablemente la actividad comercial.

Prolongación de trabajos

La Alcaldía de Managua brindó un calendario de la construcción del paso a desnivel en Las Piedrecitas, pero este quedó aplazado rápidamente porque hubo atrasos desde el inicio al brindarse más tiempo para la licitación y luego la presentación de los diseños correspondientes.

Pero eso no es todo. El proceso de canalización y sondeo de tuberías también se extendió más de lo previsto, por lo que la finalización de la obra vial ahora se maneja que será a finales del 2017.

La empresa encargada, que es de origen mexicano, también erigirá otro paso a desnivel en el Siete Sur. Hace unos meses atrás la Alcaldía presentó el diseño de este, que garantizará la agilización para circular.

 

14
millones de dólares invierte la Alcaldía de Managua en la construcción de un paso a desnivel en la intersección de Las Piedrecitas y otro en el Siete Sur. Las dos obras son ejecutadas por una empresa mexicana.