No saben qué hacer con tanta leche

Industria láctea no puede acopiar más leche y pide que el Estado y sector privado ayuden a resolver el problema

industria láctea, Nicaragua, producción de leche, golpe de leche

El Plan de Producción, Consumo y Comercio proyecta para este año la producción de 280 millones de galones de leche, volumen superior en 6.3 por ciento a los 263.4 millones de galones producidos en 2016. LA PRENSA/ARCHIVO

La Cámara Nicaragüense del Sector Lácteo (Canislac) atribuye la caída de cuatro córdobas o más por litro en el precio que las queseras artesanales pagan por la leche, al exceso de oferta provocado por la mejoría en la productividad y a que la industria “aduce que no puede incrementar el acopio”, porque enfrenta problemas para exportar sus productos.

Pero las estadísticas del Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex) reportan un crecimiento del 94.8 por ciento en el volumen de las exportaciones de leche fluida de los primeros cinco meses del año, con respecto al año pasado. Y del 39.8 por ciento en el volumen de envíos de leche procesada, queso y otros derivados lácteos.

Por su parte los productores atribuyen la reducción del precio a un prematuro establecimiento de lo que llaman “el golpe de leche”, que es el incremento en la producción que se registra en la temporada lluviosa.

Para el presidente de Canislac, Wilmer Fernández, el cierre de la frontera de Honduras a la leche fluida y algunas barreras sanitarias que enfrentan los derivados lácteos para ingresar a El Salvador y Costa Rica impiden que la industria incremente el volumen de acopio. Esto provoca un incremento de la oferta de leche que está siendo aprovechado por las queseras artesanales para reducir en cuatro córdobas o más el precio que pagan por el litro de leche.

Según Fernández, mientras la industria mantiene en unos diez córdobas la paga promedio por litro de leche, los queseros, dependiendo de la zona pagan seis córdobas “y hasta menos” por cada litro de leche.

Puede leer también: Buscan opciones para la leche de Nicaragua

Solución conjunta

Fernández considera que este es un problema integral que debe ser resuelto en conjunto por el sector privado y el Estado, que deben “interponer sus buenos oficios” para lograr la reapertura del mercado hondureño que lleva más de un año cerrado a la leche nicaragüense.

“Ese ritmo de exportación que teníamos se puede levantar si se abre, sobre todo, el de Honduras. Porque si bien es cierto el sector ha venido creciendo como un 5 por ciento a nivel de producción primaria, se requiere que haya mayor consumo (local) y flujo comercial de los derivados lácteos”, sostiene Fernández.

A inicios del año pasado Honduras cerró sus fronteras a la leche nicaragüense bajo la excusa de que había problemas sanitarios que derivaron de la reestructuración de las normas sanitarias del país que conllevaron al surgimiento del Servicio Nacional de Sanidad e Inocuidad Agroalimentaria (Senasa), aseguró a LA PRENSA en ese momento José Luis Osorio Medina, subsecretario de Ganadería de la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG) de Honduras.

Pese a diversas gestiones entre los gobiernos de ambos países y de una demanda interpuesta en la Corte Centroamericana de Justicia por una empresa local, la prohibición para el ingreso de la leche se mantiene, aunque otros derivados lácteos sí ingresan a ese mercado, pero en menor volumen que otros años. Además, entre enero y mayo, según el Cetrex, se ha registrado un repunte de las ventas de Venezuela, Costa Rica y Guatemala.

Para dinamizar el comercio de los lácteos debe establecerse, según Fernández, “una articulación del sector público como facilitador del comercio y en el caso del sector privado como responsable de la producción primaria y de productos terminados de calidad”.

Mientras la leche baja de precio, en el Mercado Iván Montenegro, en Managua, el queso incrementó ocho córdobas la libra. LA PRENSA/C. VALLE
Mientras la leche baja de precio, en el Mercado Iván Montenegro, en Managua, el queso incrementó ocho córdobas la libra. LA PRENSA/C. VALLE

Lea además: Bajos precios de los derivados de la leche preocupa a productores

Elevar consumo local

Según Fernández, las barreras que están enfrentando los lácteos han provocado que el sector deje de vender unos diez millones de dólares en el último año. Y considera que la intervención del Estado autorizando la inclusión de una ración de lácteos (leche o queso) en la merienda escolar y el incremento del consumo local serán fundamentales para frenar la caída del precio que provoca la sobreoferta. No ordeñar parte de ese excedente, sino dejárselo a los terneros es otra opción que la cámara recomienda a los productores para mantener el equilibrio del mercado.

Jaime Urbina, presidente de la Cooperativa Multisectorial Lácteos Nicacentro RL, coincide con Fernández en que sin la intervención del Estado no es posible resolver la crisis que enfrenta el sector, ya que sumado a la mejoría de la productividad, este año se presentó anticipadamente “el golpe de leche” y la oferta ha crecido considerablemente, mientras la industria ha reducido el volumen de acopio.

“La mayoría de los productores está haciendo queso con su excedente, entonces el precio se cayó en las zonas lecheras. Y si salió a los mercados más cercanos igual nos ofrecen 15 córdobas por cada libra de queso, entonces mejor la gente espera que lleguen los compradores a la zona”, lamenta Urbina.

Nicacentro acopia en promedio unos 70,000 litros diarios de leche y actualmente podría elevar ese acopio hasta cien mil litros, pero la industria “no está en capacidad de absorber todo ese incremento y está comprando menos”, dice Urbina.

“Demandamos al Gobierno que ponga sus buenos oficios para que nos ayude a los productores a implementar líneas de comercio internacional y que se trabaje también para hacer que en el país se consuma más leche, implementar la Ley del vaso de leche sería una solución”, sostiene Urbina.

En Managua precio sube

Y es que a pesar de que muchos de los productores han manifestado una significativa baja en el precio de la leche, en el Mercado Iván Montenegro, en Managua, la situación es distinta, porque el queso incrementó esta semana ocho córdobas.

Lea también: Queso más asequible en el departamento de Estelí

Según Antonio Sandoval, quesero en este centro de compras, durante la semana pasada y comienzo de esta semana, todavía el queso se cotizaba a 20 córdobas la libra, los intermediarios lo estaban ofreciendo a 17 y 18 córdobas; sin embargo, ayer lo empezaron a comprar a 20 y 22 córdobas, para vender a los clientes a 25 y 28 córdobas la libra.

“El problema radica en que supuestamente los intermediarios tienen personas en el mercado, quienes les informan cuándo los comerciantes tenemos la necesidad de abastecernos, ellos se aprovechan y nos dan el precio que quieren, y nosotros por ley, tenemos que comprarlo”, comenta Sandoval.

Este comerciante agrega que, además de recibir el queso con un precio alterado, se les limita la cantidad de producto que van a comprar. “No comprendemos cómo pueden traernos el queso tan caro, cuando muchos productores más bien están buscando la forma de llegar a acuerdos que le permitan generar más ganancias, pues los derivados de la leche en todos esos puntos donde se producen están regaladísimos, hasta donde nosotros sabemos”, refiere Wilmer Zapata, comerciante de queso.

El Iván Montenegro es uno de los principales mercados que abastece de queso a Managua.

Marvin Pomares, del Instituto Nacional de Defensa de los Consumidores (Indec), confirmó que “quienes siempre ganan más son los intermediarios, actúan de una forma malintencionada, ellos son los únicos responsables de todas las especulaciones que hay, hacen creer que hay escasez del producto para dar a ese precio, tiene que haber más supervisión”.

Cifras de exportación

15,888 toneladas de leche fluida se exportaron entre el 1 de enero y el 31 de mayo de este año. Este volumen representa un incremento del 94.8 por ciento con respecto a las 8,158 toneladas exportadas en el mismo lapso del 2016, según el Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex).

12.32 millones de dólares obtuvo el país por el envío de leche fluida al mercado internacional en los primeros cinco meses del año. El monto es superior en 83.7 por ciento con respecto 6.70 millones percibidos entre enero y mayo del 2016.

36,406 toneladas de leche procesada y derivados lácteos se enviaron al exterior entre enero y mayo de este año. Ese volumen supera en 39.8 por ciento las 26.033 toneladas vendidas en ese lapso de 2016.

73.66 millones de dólares han generado las ventas de leche y derivados lácteos en los primeros cinco meses del año. El monto es superior en 20.1 por ciento los 61.34 millones obtenidos en ese período del año pasado.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: