El puerto de montaña Salvadorita, donde la libra de queso no vale nada

En Salvadorita se produce una especie de “subasta” del queso. Los productores van de comerciante en comerciante para ver quién paga mejor. En la zona se viven tiempos de "vacas flacas", aún cuando las vacas están gordas y lecheras.

precios del queso, Nueva Guinea

Campesinos de diferentes comunidades de Puerto Príncipe se lamentan por el bajo precio en que les compran la libra de queso. LA PRENSA/J. FLORES

Damasia Jarquín, de la comunidad Nuevo San Isidro, Puerto Príncipe, había decidido no llegar a vender su queso al puerto de montaña Salvadorita, a 47 kilómetros al este de Nueva Guinea. Le decepcionó que el jueves primero de junio le habían pagado ocho córdobas por libra, incluso a algunos se les pagó cinco córdobas. Ese día recibió 720 córdobas por sus 90 libras.

Sin embargo, a eso de las 9:00 a.m., un compañero suyo que se encontraba en Salvadorita la llamó y le comunicó que el precio del queso había aumentado en comparación con el jueves anterior: este jueves lo estaban pagando a 15 córdobas la libra. Así salió de su comunidad y emprendió su viaje de una hora, en su caballo, esta vez llevó 40 libras.

La vida en el puerto Salvadorita

Desde temprano, cada jueves, el puerto de montaña Salvadorita, se llena de vida. Este jueves, el precio por libra de queso “comenzó” a 15 córdobas, pero el movimiento fue menor porque muchos productores prefirieron no llegar y quienes sí lo hicieron llevaron menos producto por la incertidumbre de no saber cuánto les pagarían.

Lea además: No saben qué hacer con tanta leche

En Salvadorita se produce una especie de “subasta” del queso. Los productores van de comerciante en comerciante para ver quién paga mejor. Dicen estar decepcionados porque a “pesar de la penqueada”, quienes fijan el precio de su producto son los comerciantes y estos a su vez dicen que quienes “fijan la plaza” son los mayoristas de Managua.

Víctor Ramírez Suárez, de la comunidad Los Ángeles, Masayón, tuvo un poco más de suerte este jueves. Su queso fue pagado a 17 córdobas la libra, pero asegura que por los bajos precios “mucha gente está soltando a los terneros, por lo menos le saco la mitad (a la inversión), pero este precio muy barato no le da (compensa) a uno ni el trabajo, tal vez se compone más adelante. Esta vez traje menos queso y el resto lo regalamos a los pobres en la montaña, a los vecinos, se invierte mucho en trabajo, pero el trabajo de uno sale botado, por eso prefiero regalarlo”.

Con el pago que reciben de los comerciantes por la libra de queso, los campesinos dicen que no logran ni siquiera cubrir los costos de producción. LA PRENSA/J. FLORES

De 200 libras a 98

Como nunca saben cuánto les pagarán por la libra de queso, este jueves Elmer Castro Salgado decidió no arriesgarse y solo llevó 98 libras, por las que recibió 1,764 córdobas. Por cada libra le pagaron 18 córdobas; sin embargo, asegura que no es un precio justo.

El jueves primero de junio llevó 200 libras, pero recibió por cada una 8 córdobas, o sea, 1,600 córdobas. “El precio está botado, estamos casi que regalando el queso, eso no sirve”, dijo.

“Soltamos varios terneros para que la producción de leche no se perdiera, el otro jueves vamos a ver si las ordeñamos todas, las 21 vacas para traer dos quintales y esperamos que el precio mejore”, aseguró Castro.

Asegura que a caballo tardó hora y media para llegar a Salvadorita y que la otra opción, de continuar los precios bajos, sería “dejar que los animales mamen (leche) o vender animalitos y comprar comida, no sirve estar ordeñando, maltratándose uno por poco precio”.

Castro asegura que podrían defenderse si les pagan de 20 córdobas arriba por libra de queso, “de menos no se saca nada”.

Lea también: Queso más asequible en el departamento de Estelí

Al transcurrir la mañana, a medida que se iba corriendo la voz de que la compra estaba mejor, hay productores que recibieron 18 córdobas por libra. Tras recibir su pago, los productores hicieron sus compras en el pueblo y se enrumbaron a sus comunidades, no del todo contentos, pero al menos con un mejor pago, esperando que la otra semana mejore la situación.

Una vez que venden el queso, vegetales y carne, los campesinos compran otros productos y regresan a sus casas en la montaña. LA PRENSA/J. FLORES

Comerciantes: precio lo fijan en Managua

Los comerciantes que llegan a Salvadorita a comprar queso aseguran que una vez que trasladan el producto, quienes fijan “la plaza” son los mayoristas de Managua.

Jeckson Zeledón Polanco pagó a 16 y 17 córdobas la libra de queso. “El problema es que estamos en un nivel que no hay un precio fijo en el mercado, las lecheras están metiendo el queso mora (moralique) al mercado, entonces han bajado el queso indio, los de la montaña, por eso se ha bajado el nivel del comercio y el precio”, dijo Zeledón.
Espera que pronto puedan pagar 20 córdobas por libra, en dependencia del precio que fijen en Managua. Este jueves los mayoristas les dijeron que pagarían 21 o 22 córdobas por libra. Asegura que compra unas 600 libras, a unos 13 productores.

También: Honduras niega daño a industria

Filomena Hernández pagó 16 córdobas por libra, aunque asegura que “la plaza” la comenzaron en 15, “pero como hay competencia se está pagando a 16 incluso 17”.

Asegura comprar 20 quintales de queso, dos mil libras, y lo vende al por mayor en el Mercado Iván Montenegro. Dice estar inconforme porque allá los mayoritas venden a 28 la libra, de ganancia les quedan 8 y ellos como intermediarios obtienen poca ganancia. “No es justo, comprador y productor salen por debajo del mayorista”.

Sueltan las vacas

La historia se repite a cuanto productor se le consulta: trajeron menos queso porque no sabían a cuánto les comprarían y no querían “regalar” su trabajo. Freddy Sánchez Martínez, de Los Ángeles, Masayón, aseguró que salió desde las 6:00 de su comunidad.

Puede interesarle: Bajos precios de los derivados de la leche preocupa a productores

“El jueves pasado (primero de junio) traje 120 libras, ahora (este jueves) 80 porque está barato, estamos soltando las vacas, se deja mamar a los terneros, no sacamos todo porque estamos solo con pérdidas, sale mejor dejar mamando a los terneros”.

Comentó que los productores andan de comerciante en comerciante buscando quién les pague mejor, pues cada jueves no saben qué sorpresa tendrán. “Abajo me ofrecían a 15 (la libra), vamos a ver aquí cuánto me dan, dependiendo cómo vaya la plaza regreso”, aseguró.

30
córdobas por libra de queso es un precio justo “para salir defendido”, aseguran los productores en puerto Salvadorita, antes de las lluvias incluso recibieron hasta 33 córdobas por cada libra de queso.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: