Hamilton iguala las 65 poles de Senna y queda a tres del más ganador

El piloto británico Lewis Hamilton (Mercedes) igualó este sábado en el Gran Premio de Canadá las 65 pole position (primer lugar) del brasileño Ayrton Senna y se convirtió en el segundo piloto con más triunfos a una vuelta de la historia solo por detrás de las 68 poles del alemán Michael Schumacher. Lo hizo Hamilton […]

Lewis Hamilton recibió un casco de Ayrton Senna. LAPRENSA/ EFE

El piloto británico Lewis Hamilton (Mercedes) igualó este sábado en el Gran Premio de Canadá las 65 pole position (primer lugar) del brasileño Ayrton Senna y se convirtió en el segundo piloto con más triunfos a una vuelta de la historia solo por detrás de las 68 poles del alemán Michael Schumacher.

Lo hizo Hamilton con una exhibición de velocidad de su Mercedes y de precisión de sus manos al volante, y en su circuito fetiche, el Gilles Villeneuve de Montreal que le vio lograr su primera pole y su primera victoria en su trayectoria, ambas en 2007, y que le ha visto ganar cinco poles (seis, con la del sábado) y cinco victorias que podrían incrementarse en una más.

“Sabía que la pole 65 estaba ahí, Montreal ha sido un sitio precioso para mí, desde mi primera victoria. Sabía que si tenía que ser en algún sitio tenía que ser aquí por ese aura especial”, reconoció Hamilton tras la clasificación, en la que terminó por delante del alemán Sebastian Vettel (Ferrari) y del finlandés Valtteri Bottas (Mercedes).

El más veloz

El tricampeón mundial inglés protagonizó no solo la vuelta más rápida de la jornada, sino también uno de los momentos más emotivos de la presente temporada: cuando la organización de la Fórmula Uno le entregó un casco de Ayrton Senna donado por la familia.

El extrovertido Hamilton se quedó boquiabierto y emocionado. “Estoy temblando, sin palabras. Ayrton sé que para muchos era el piloto favorito y era el mío también, era quien me inspiró para estar donde estoy hoy. Igualarle es un gran honor. Gracias a la familia de Senna y a quienes estáis aquí”, dijo.

Un momento emotivo que estuvo precedido por dos vueltas descomunales del inglés en la tercera sesión de clasificación, ya que hasta entonces su triunfo no había estado nada claro, al menos durante los entrenamientos de viernes y sábado, en los que Ferrari se había mostrado más sólido y más veloz.

En la primera ronda clasificatoria Mercedes cambió la tónica con un mejor tiempo del finlandés Valtteri Bottas y Hamilton hizo lo propio en la segunda tanda; pero Ferrari seguía mostrándose muy sólido, y en el inicio de la Q3 Vettel ponía una gran vuelta con un tiempo de 1:12.177.

Fue entonces cuando se desató la locura de Hamilton, con un registro que rebajaba en cuatro décimas el tiempo de su rival (1:11.791), con siete minutos por delante. Bottas se colocaba acto seguido en el segundo lugar.

Los españoles Fernando Alonso (McLaren-Honda) y Carlos Sainz (Toro Rosso) quedaron eliminados en la Q2 y saldrán en el duodécimo y decimotercer lugar, respectivamente, pero con sensaciones distintas.

El bicampeón del mundo asturiano se mostró satisfecho de su trabajo, con un motor Honda que no da más prestaciones.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: