El drama de una comunidad en el norte de Nicaragua donde del grifo no sale agua, sino lodo

En Champigny, comunidad localizada a pocos kilómetros del Valle de Jalapa, los pobladores reciben lodo a través de sus grifos. Los pobladores aseguran que las autoridades no se interesan en la problemática

Los pobladores aseguran que ninguna autoridad se han interesado en resolver la problemática. LA PRENSA/CORTESÍA

“El agua que consumimos en Champigny es una cochinada”, aseguran pobladores de la comunidad localizada a pocos kilómetros del Valle de Jalapa, quienes plantearon a los medios de comunicación el problema que consideran grave.

Manifestaron que están cansados de quejarse ante las autoridades. “Sin que estos hagan algo al respecto, no les importa que en lugar de agua consumamos lodo y la junta directiva del Comité del Agua sólo se lucra de lo que pagamos por el servicio y no invierten nada para mejorar”, dijo Heydi Raquel Zepeda.

Le puede interesar: Un obrero murió asfixiado bajo tierra por derrumbe en zona de construcción de Nueva Segovia

Son aproximadamente 500 familias que, desde que instalaron el sistema “siempre lo hemos tenido en igual condición, nunca hemos tenido agua limpia”, manifestaron miembros de la familia Zepeda, al tiempo que mostraban uno de los momentos que llegaba agua a la tubería.

La producción, abastecimiento y comercialización del agua está a cargo en la comunidad de Champigny por un Comité de Agua, cuyo presidente es Ramón Rivera Bucardo y la fiscal Hilda Hernández, que se atribuye a la vez las funciones de tesorera y colectora.

Lea también: Quieren salvar río El Viejo en Chinandega

Según miembros de la familia Zepeda, hubo intención de cambiar la directiva, pero “no tuvimos apoyo de la alcaldía”.

Zepeda manifestó que el agua sucia y que solo llega de vez en cuando, mantiene a la gente enferma.
La ausencia de agua en invierno se debe a que los tubos se obstruyen de tanto lodo.
Ninguna autoridad ha querido pronunciarse sobre esta problemática.

¿Y el dinero?

Cada familia en Champigny paga 20 córdobas mensuales por el servicio de agua y 500 córdobas por derecho al uso de agua en etapas de construcción de viviendas.
Los lugareños consideran que ese dinero no es invertido en el mejoramiento del servicio. El sistema es por gravedad, no tiene filtros ni es saneada el agua.

Decidimos hacer pública la denuncia porque estamos cansados de quejarnos, y de luchar por cambiar la directiva y no hemos recibido apoyo de las autoridades, queremos agua de calidad”.
Heydi Raquel Zepeda.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: