Nicaragua quiere exportar más arañas, ranas y culebras

Superar los 68,452 animales vivos de criaderos que se exportaron durante 2016 es la meta para este año, según el Plan de Producción Consumo y Comercio ciclo 2017-2018

RANAS

El plan gubernamental estima que para este año se enviarán 115,050 especies exóticas, que en su mayoría son compradas para mascotas, según los dueños de zoocriaderos. LA PRENSA/ARCHIVO/EFE

Superar los 68,452 animales vivos de criaderos que se exportaron durante 2016 es la meta para este año, según el Plan de Producción Consumo y Comercio ciclo 2017-2018, divulgado por el Banco Central de Nicaragua. Esto significaría un crecimiento del 68.07 por ciento con respecto a lo vendido el año pasado.

Ranas ojos rojos, tortugas pecho quebrado, pichetes verdes, gallegos verdes, arañas cebras y boas comunes son las principales especies exportadas a Estados Unidos, que el año pasado absorbió el 70 por ciento de esos envíos. Otros de los mercados de importancia son Europa, Japón, Canadá, Hong Kong y Reino Unido.

Lea también: Crece la demanda para zoocriaderos

El plan gubernamental estima que para este año se enviarán 115,050 especies exóticas, que en su mayoría son compradas para mascotas, según los dueños de zoocriaderos.

En los dos últimos años ese tipo de exportaciones ha ganado espacio en el mercado internacional y durante el 2016 generaron 199,600 dólares. En mayo, que es cuando hay mayor movimiento para este sector, generó 28,100 dólares, detalla el Plan de Producción.

Lea además: Producción de anfibios protegida

Entre las especies que experimentaron una reducción en la demanda el año pasado fueron gecko atigrado (46.6 por ciento menos que en 2015) y las tortugas sabaneras (69.2 por ciento menos). No obstante, subió la demanda de las iguanas cola chata (209.5 por ciento más respecto a 2015), pichete verde (22.9 por ciento más) y ranas ojos rojos (28.4 por ciento más).

Los dueños de los zoocriaderos han señalado que el crecimiento en las exportaciones de animales vivos está siendo impulsado por la agilización en la entrega de permisos y la diversificación en las especies.

Le puede interesar: Zoocrianza se renueva

Además la sequía que les afectó en 2015, les enseñó a los criadores de estos animales a desarrollar técnicas que les permiten mantener el alimento y buenas condiciones a especies que requieren de mucha agua para sobrevivir.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: