Gobierno sandinista perjudica a nicaragüenses en Costa Rica

El gobierno sandinista no solo ha cerrado en diez años cuatro consulados nicaragüenses en Costa Rica, sino que cerró desde antes de Semana Santa los servicios de emisión de pasaportes provisionales y carné consular en sus consulados de San José y Liberia.

Costa Rica

Uno de los lugares adonde más emigran los nicaragüenses es a Costa Rica. LA PRENSA/C. VALLE/ARCHIVO

El gobierno sandinista no solo ha cerrado en diez años cuatro consulados nicaragüenses en Costa Rica, sino que cerró desde antes de Semana Santa los servicios de emisión de pasaportes provisionales y carné consular en sus consulados de San José y Liberia.

Los funcionarios consulares de atención al usuario, tanto en ventanilla o por teléfono, son los encargados de informar que tales documentos ya no se emiten, lo cual ha molestado a nicaragüenses y preocupado a organizaciones que trabajan a favor de migrantes en este país.

Lea también: Hace cuatro años el FSLN entregó la soberanía nicaragüense al empresario chino Wang Jing

“Pienso que el consulado y nuestro gobierno que dice preocuparse por los nicaragüenses, deberían facilitarnos más el acceso (a estos servicios). Suspendieron la emisión del carné consular y el pasaporte provisional, lo cual dificulta la identificación y trámites migratorios en Costa Rica al nicaragüense”, lamentó Olinda Bravo, directora de la Red de Mujeres Nicaragüenses en Costa Rica.

Carné consular muy usado por niños estudiantes

Según Bravo, el carné consular, además de servir de identificación, era muy usado por niños y adolescentes nicaragüenses con problemas de educación en este país, para matricularse en cada año escolar o gestionar diplomas de graduación.

Le puede interesar: Ortega ha aumentado la burocracia gubernamental, dice informe del Cenidh

De igual forma, el pasaporte provisional, además de servir como identificación y como documento de viaje hacia Nicaragua, muchas veces era aceptado ante la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) de Costa Rica para renovar cédulas de residencias, explica Bravo.

Nuevamente se intentó consultar al embajador de Nicaragua, Harold Rivas, así como funcionarios consulares, pero no fue posible.

Los consulados cerrados

Además de cortar estos servicios, el gobierno sandinista cerró hace más de dos meses los consulados nicaragüenses en Ciudad Quesada y Los Chiles, ambos ubicados en la zona norte de Costa Rica donde en temporada de cosecha agrícola la cantidad de nicaragüenses viviendo en la ciudad y el campo supera las 50,000 personas.

La Pastoral Social Cáritas de Ciudad Quesada lamentó que los nicaragüenses en esa zona hayan quedado sin la protección consular.

Lea además: Flujo migratorio de nicaragüenses no disminuye

Asimismo, el gobierno sandinista cerró en 2007 los consulados nicaragüenses en Sarapiquí y Limón, en el Caribe de Costa Rica; reduciendo a dos las representaciones consulares para protección a connacionales.

Quxabel Cárdenas, directora de la Asociación Enlaces Nicaragüenses, dijo que no habría problema en que el consulado dejara de emitir pasaporte provisional siempre y cuando haya agilidad en otorgar el ordinario (de libreta), el cual es un documento más sólido.

Difícil obtener los requisitos

No obstante, según Cárdenas, Nicaragua sigue creando el cuello de botella para los migrantes nicaragüenses en Costa Rica, dado que el pasaporte ordinario es más difícil de obtener por los requisitos.

Le puede interesar: Ortega promete observación electoral

En ese sentido recordó, que en Costa Rica aún hay población nicaragüense que no está inscrita en ninguno de los países, por lo tanto no puede aportar una partida de nacimiento y mucho menos la cédula de identidad, como requisito indispensable para tramitar pasaporte ordinario, cuyo proceso dura en promedio mes y medio.

En cambio, el pasaporte provisional, que aun siendo un documento débil, era aceptado por la DGME y se entregaba en cuestión de horas o a más tardar para el día siguiente, con requisitos más flexibles.

Hay ocasiones en que la DGME pide al nicaragüense y usuario extranjero en general, aportar un documento para trámites migratorios en 10 días hábiles, lo cual ahora será casi imposible cumplir por la durabilidad en el trámite del pasaporte ordinario.

Lea también: Activistas en campaña a favor de la Nica Act en Florida

Sobre el carné consular, Cárdenas coincide en que era muy útil para la niñez y juventud nicaragüense en Costa Rica, para resolver necesidades educativas como la matrícula y gestiones de diplomas.

Las remesas

“Si un nicaragüense cae como irregular y si anda el carné consular, la Policía ya tendrá una referencia de a quién está deteniendo. Sin carné queda indocumentado”, expuso Cárdenas.

“Un montón de chavalos van a quedar sin matricularse porque no tienen carné. Para ingresar a secundaria en el colegio piden una póliza de seguro, pero no la van a poder tramitar porque no tienen documentos. Es terrible cómo nuestro gobierno en vez de facilitarnos los documentos —porque estamos enviando ingresos a nuestro país— solo se acuerda de nosotros en temas de remesas, cuando los de la embajada deben ser nuestros amigos, protectores, a veces nos atiende mejor el Gobierno de Costa Rica y nos facilitan más los trámites que nuestro propio gobierno”, añadió por su parte Bravo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: