Julián González tiene 11 hijos y 6 nietos. Está sin trabajo y en la comunidad donde habita, en la periferia de El Tule, no existen agua potable ni energía eléctrica. LAPRENSA/MANUEL ESQUIVEL

Comunidades excluidas por reclamar proyecto canalero

“Aquí nosotros vivimos a la buena de Dios”, asegura el campesino Julián González, quien habita hacinado en las periferias de la comunidad El Tule, en San Miguelito, Río San Juan, junto con sus hijos, nietos y su mujer.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: