Deportistas que murieron haciendo lo que amaban (imágenes y videos fuertes)

Estas son historias de futbolistas, boxeadores, beisbolistas y pilotos de Fórmula 1 que encontraron la muerte mientras hacían lo que les apasionaba.

Piermario Morosini, futbolista del equipo italiano Livorno murió en el terreno de juego en 2012.

Piermario Morosini, futbolista del equipo italiano Livorno murió en el terreno de juego en 2012.

Fórmula 1

Ayrton Senna, tricampeón mundial de Fórmula 1, murió el 1 de mayo de 1994 cuando iba en la vuelta número siete del Gran Premio de San Marino (Imola) y perdió el control de su vehículo en una curva. Iba a 320 kilómetros por hora y lideraba la carrera.

 

Beisbol

Si los Indios de Cleveland ganaban la Serie Mundial de 1920, Raymond Chapman se retiraría para pasar más tiempo con su esposa, les dijo a sus compañeros. Pero ese año, mientras se enfrentaba contra Los Yankees, fue golpeado en la cabeza por un lanzamiento que no pudo esquivar. Lo trasladaron al hospital pero 12 horas después murió por el impacto.

 

Natación

Después de saltar de un puente de veinte metros de altura a las aguas del río Drina, en Bosnia, Andrej Bauc no volvió a salir del agua. Su cuerpo reapareció sin vida cinco días después. Él participaba en una competencia en 2016, tenía 34 años y su muerte quedó registrada en video.

 

Boxeo

La muerte de Davey Moore fue muy extraña. Perdió por nocaut técnico una pelea contra el boxeador cubano Ultiminio “Sugar” Ramos, dio una entrevista luego de la lucha y fue a su camerino. Una vez allí se desplomó, cayó en coma y murió a los cinco días, el 25 de marzo de 1963. Su muerte inspiró la canción Who killed Davey Moore?, de Bob Dylan.

 

Baloncesto

Faltaban minutos para que el partido de baloncesto terminara, el equipo Cajarioja preparaba una jugada para que Ernesto de la Torre anotara, pero este no pudo hacerlo porque cayó repentinamente en la cancha del Polideportivo Lobete de Logroño, en España. El médico que lo atendió dijo que se le había trabado la lengua y apenas tenía pulso. Murió horas después en el hospital, a finales de 2012.

 

Futbol

Piermario Morosini era futbolista del equipo Livorno, de Italia, y tenía 25 años cuando murió de un ataque cardíaco mientras jugaba, en 2012. Su vida estuvo llena de desgracias familiares: su mamá murió cuando él tenía 15 años, dos años después falleció su papá y uno de sus hermanos se suicidó.

 


Lea también: Los candidatos a elecciones más raros del mundo


 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: