Ganaderos de Nicaragua preocupados por nueva normativa

A menos de un mes de la entrada en vigencia de las nuevas normas que anunciaron las autoridades salvadoreñas para el ingreso de productos lácteos, dirigentes del sector solicitan al Gobierno su intervención para evitar afectaciones.

En los últimos años El Salvador se ha consolidado como el principal mercado para el queso nicaragüense. FOTO: LA PRENSA /ARCHIVO

A menos de un mes de la entrada en vigencia de las nuevas normas que anunciaron las autoridades salvadoreñas para el ingreso de productos lácteos, dirigentes del sector solicitan al Gobierno su intervención para evitar afectaciones.

Hace dos semanas el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) de El Salvador anunció que para contrarrestar la crisis que enfrentan los ganaderos salvadoreños, provocada por la caída del precio de la leche y la importación de productos lácteos a partir de septiembre establecerán en el puesto fronterizo El Amatillo, un nuevos sistema de muestreo. Además, los importadores tendrán que presentar certificados oficiales de, análisis de laboratorio, sanitarios y de libre venta.

También los productos que quieran entrar a ese mercado tendrían que haber sido elaborados en plantas autorizadas por el MAG y por el Ministerio Agropecuario y Forestal de Nicaragua, así como cumplir con los requisitos de embalaje y etiquetado que establece ese mercado.

“Realmente hay una preocupación alrededor de las normas que se van a implementar en El Salvador… Hemos estado analizando cuáles serían esas repercusiones pero todavía no tenemos cifras concretas y tampoco conocemos a fondo los alcances de la normativa, pero sí creemos que va a tener alguna repercusión en los pequeños (productores e importadores”, afirma Germán Flores, representante de la Unión Nicaragüense de Productores de Leche (Unileche) en la Comisión Nacional Ganadera de Nicaragua (Conagan).

precios del queso, Nueva Guinea

Puede afectar  exportaciones

La dificultad para cumplir estas normas podría retrasar las exportaciones de queso a El Salvador, que se ha consolidado como el principal mercado para ese producto. Eso a su vez provocaría una reducción del acopio de leche por parte de las queseras que abastecen estos envíos, lo que acentuaría la crisis que enfrentan el sector por la caída del precio provocada por la sobreproducción típica del invierno.

Por su parte el presidente de Conagan, René Blandón reiteró el llamado al Gobierno para que haga uso de los mecanismos de solución de controversias que la ley le permite, para acelerar la reapertura del mercado Hondureño que está cerrado para la leche y los derivados lácteos nicaragüenses, desde hace más de año y medio.

“El Gobierno tiene que hacer más de lo que está haciendo… Pueden recurrir a la OMC (Organización Mundial del Comercio) para asegurarse de que realmente el comercio de Centroamérica sea de doble vía, porque si nosotros recibimos productos de esos país, no es justo que no les podamos vender carne o leche y sus derivados”, sostuvo Blandón.

Flores reconoce que estas nuevas normas también obligarán al sector a trabajar aún más en el mejoramiento de la calidad e inocuidad de los productos, para garantizar el cumplimiento de las diferentes normas sanitarias que establecen los mercados a donde se exporta leche y derivados lácteos.

Para contribuir al mejoramiento de la calidad e inocuidad de los productos lácteos y cárnicos y resolver otros problemas que enfrenta el sector como la baja productividad, especialistas nacionales y extranjeros intercambiarán conocimientos con productores locales y líderes gremiales, durante el VIII Congreso Nacional Ganadero que se realizará este viernes en el Hotel Camino Real.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: