La cerveza: Pan líquido

Los investigadores sobre el origen de la cerveza coinciden en algo, desde hace 11 mil años esta bebida acompaña a la humanidad.

cerveza, día de la cerveza, día internacional de la cerveza

Una dosis racional de cerveza puede ser de gran beneficio para la salud

Los investigadores sobre el origen de la cerveza coinciden en algo, desde hace 11 mil años esta bebida acompaña a la humanidad. Según la página web http://www.bavaria.co/la-cerveza, en un artículo publicado, indica que algunos autores ubican los orígenes de la cerveza luego del comienzo de la agricultura y era conocida como pan líquido.

La misma fuente cita al historiador belga Marcel Gocar, quien destaca que hubo una época en que la cerveza se consumía en los templos, preparada y servida por las sacerdotisas. Y añade: “Testimonio de lo anterior se dio en el Imperio Inca en donde las vírgenes del sol (Inti) eran las encargadas de preparar la cerveza de maíz del Inca, generando la fermentación del grano con su propia saliva. Asimismo, los héroes escandinavos muertos acceden al ‘Walhalla’ (cielo) tras beber cerveza del caldero de las ‘Valkirias’”, aseguró.

Pero los investigadores revelan en el sitio web que la cuna más aceptable es en Sumer (Sumeria, la civilización más antigua del mundo) y Mesopotamia. “…tablillas de arcilla con la famosa escritura cuneiforme, que datan aproximadamente del 4000 a. C., testifican, desde entonces, que se fabricaba el Sikaru a partir del pan de cebada fermentado. El rey Hammourabi en su célebre código estableció las primeras leyes sobre la cerveza: ‘Los taberneros que engañen con el precio o con la calidad de la cerveza, morirán ahogados’”, se indica en el escrito.

Variedad

Además, dan a conocer que para esa época los babilonios elaboraban 20 estilos de cerveza diferentes y cita Robert Graves, quien en su obra sobre los mitos griegos, nos habla de un Dios conocido como “Dioniso Sabacio”, considerado como la deidad que introduce las bebidas de grano fermentado en el Peloponeso.

Ya para el siglo V d. C. la cerveza, al igual que el vino, comenzó a ser producida por los monasterios europeos. Órdenes como la benedictina fueron abanderadas en la fabricación de cervezas, proceso que algunas abadías de Holanda y Bélgica mantienen hasta nuestros días (cerveza Trapense). Los monjes preparaban tres cervezas diferentes: la mejor, llamada “prima melior”, a base de cebada, reservada para los huéspedes distinguidos y autoridades de alto rango; la segunda, llamada “cervisia” hecha con avena, se reservaba para el consumo interno de los frailes y, finalmente la tercera, conocida como la “tertia”, se entregaba a los peregrinos y gente del común.

Entre el siglo XI y XIII aparecen las primeras fábricas de cerveza artesanal en las ciudades europeas, mientras que la fabricación casera sigue en manos de las mujeres.

Negocio rentable

El artículo recoge: “…En Estrasburgo, documentos de 1259, hablan de un personaje conocido como Arnoldo el cervecero, quien ejercía un oficio respetable y lucrativo, y en el año 1267 se inauguró la ‘calle de la cerveza’ en la misma ciudad. La cerveza se convirtió en un negocio rentable e impulsó todo tipo de prácticas para su producción, que incluían la utilización de productos “non santos” para su elaboración, lo que generó una alerta en los fabricantes y una reacción importante de la comunidad para la conservación de su calidad”, revela el documento.

A comienzos del siglo XIX la forma de hacer cerveza no difería mucho de los tiempos medievales, con los descubrimientos científicos y los avances tecnológicos cambiaron drásticamente el rumbo de hacer cerveza.

Sabía que…

La cerveza tiene exactamente el mismo origen. Si había más harina que agua, se producía pan, si la proporción se invertía, se producía cerveza.

Su producción generó el primer brote de anticlericalismo en Europa. La llegada del lúpulo permitió que la elaboración de cerveza saliera de los monasterios. Esto propició la aparición de los llamados cerveceros laicos.

La venta de cerveza artesanal fue delito en Estados Unidos hasta 1979.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: