Sociólogo insta a cambiar las preguntas de las encuestas en Nicaragua

Silvio Prado valora que “la gente responderá más lo que de verdad opina en las democracias", que bajo las dictaduras, donde las personas están "a merced de la voluntad política de los autócratas”.

Según los especialistas, en una sociedad que vive bajo una dictadura las personas no siempre dicen lo que en verdad piensan sobre la realidad nacional. LA PRENSA/ARCHIVO

Según los especialistas, en una sociedad que vive bajo una dictadura las personas no siempre dicen lo que en verdad piensan sobre la realidad nacional. LA PRENSA/ARCHIVO

El sociólogo Silvio Prado valoró este jueves que “no es lo mismo hacer una pregunta en un país democrático, donde los derechos de los ciudadanos están debidamente protegidos por las leyes y por tribunales independientes, que preguntar en una dictadura o en un régimen autoritario en los que ocurre todo lo contrario”, a propósito de las respuesta de la gente en las encuestas que se realizan en Nicaragua.

Le puede interesar: José Antonio Peraza: “Aquí no hay libertad”

Según Prado, “la gente responderá más lo que de verdad opina en las democracias, que bajo las dictaduras, donde todo cuanto aprecia una persona está a merced de la voluntad política de los autócratas”.

El sociólogo explicó que esto ocurre con las encuestas en Nicaragua “y más aún con aquellas encuestas que no han cambiado sus instrumentos de indagación por otros más complejos que depuren las condicionantes del entorno”.

El encuestado

Prado también señaló que “otra complicación es preguntar por cosas que la gente desconoce o sobre lo que no está informada”, porque considera que “esto obliga a que las personas respondan más con conocimiento de ‘reventa’, con prejuicios o desde las emociones”.

Lea además: Daniel Ortega centró su discurso más corto en defender a Maduro

Prado explicó que en el caso de la iniciativa de Ley Nica Act, que de aprobarse en el Congreso de Estados Unidos impondría sanciones económicas al gobierno de Daniel Ortega si no realiza elecciones libres y justas, existen varias desventajas para el encuestado, como el desconocimiento, el temor que te tilden como vendepatria o enemigo del Gobierno y las respuestas sesgadas.

Preguntas sobre Nica Act

La encuestadora M&R Consultores, dirigida por Raúl Obregón, preguntó en su última encuesta, realizada en julio, sobre el tema de la Nica Act. Los encuestadores preguntaron de la siguiente manera: “Un grupo de miembros del Congreso norteamericano ha introducido a dicho Congreso (un) proyecto de Ley que pretende que los Estados Unidos impida que organismos como el BID (Banco Interamericano de Desarrollo) y el Banco Mundial concedan préstamos a Nicaragua para financiar proyectos en el país… ¿Usted está de acuerdo o en desacuerdo con esta iniciativa de congresistas norteamericanos de impedirle acceso a Nicaragua a estos financiamientos?”.

Lea también: Ortega ignora los temas nacionales en discurso del 19 de julio

El 76.3 por ciento de los encuestados respondió que está en desacuerdo con la Nica Act, según los resultados de la encuesta realizada a nivel nacional, a 1,375 personas. Prado se preguntó: “¿Qué nicaragüense promedio (pobre o que vive de las remesas o que vive o tienen expectativas de ser beneficiario de los programas del Gobierno) va a decir que está a favor de la Nica Act? De modo que si se pregunta si se está a favor o en contra de esa Ley, por supuesto que mayoritariamente la gente dirá que está en contra”, explicó Prado.

Otra manera de preguntar

El sociólogo Silvio Prado explicó que la pregunta en el tema de la Nica Act pudo ser un poco más elaborada, como: “En las elecciones realizadas desde 2008 se han presentado irregularidades denunciadas por la oposición. Algunos gobiernos extranjeros han demandado que pongan sanciones al Gobierno de Nicaragua. ¿Con qué respuestas se identifica más? Y se ponen las distintas opciones.

La encuesta de M&R también preguntó a la gente si está de acuerdo o en desacuerdo con el grupo que desde Nicaragua promueve la Nica Act, lo que a Prado le parece una pregunta que “se basa en una falacia y por ende es una manipulación”, porque explicó no pueden existir “personas con tan tremendo poder sobre los congresistas” de EE.UU. El gerente general de M&R, Raúl Obregón, explicó que su método fue de “encuesta rápida” y que le mostraron a la población dos ejes de la controversia. “No hacemos una explicación de antecedentes, porque eso sería sesgar”, dijo Obregón.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: