Tortuga Tora podría desaparecer en unos pocos años, según Fauna y Flora Internacional

La tortuga tora se encuentra en peligro crítico y de no hacerse nada para su conservación, esta podría extinguirse en 10 años, según Fauna y Flora Internacional.

Tortuga Tora

LA PRENSA/ ARCHIVO

Es grande, tanto que puede llegar a medir más de dos metros. Esa es la tortuga tora, una de las siete especies que existen a nivel mundial y cuya población en Nicaragua se ha reducido hasta en un 90 por ciento, según datos de Fauna y Flora Internacional.

En el refugio de vida silvestre Chacocente, según registros de la década de 1980 se contabilizaban entre 100 a 200 nidos, lo que implicaba avistamientos de unas 50 tortugas tora, pero en la actualidad, se cuentan entre 20 a 35 nidos, es decir que en una temporada de arribada de tortugas se puede ver entre dos a cuatro toras, explicó Velkiss Gadea, coordinadora del programa de tortugas marinas de Fauna y Flora Internacional.

Cuidar a las tortugas no responden solo a la necesidad de conservarlas, sino que estas juegan un rol ecológico relevante. En el caso de la tora se come las medusas que a su vez se alimentan de pequeños peces, camarones y cangrejos; si esta especie dejara de existir habría un aumento de medusas y por ende, una afectación económica para las pequeñas pesquerías, refirió Gadea.

Lea: Veda de especies no se respeta 

Asimismo, el biólogo marino, José Urteaga, explicó que las tortugas verdes se comen los pastos marinos, los cuales son importantes para la producción de langostas. Son los “jardineros de los pastos marinos” que garantizan que estén saludables y si se pierden estas tortugas habrá una afectación indirecta sobre un recurso económico, expresó.

Las principales amenazas a las que se enfrentan las tortugas marinas son la extracción del huevo, el cambio en la temperatura que incide en el proceso de incubación, así como el deterioro del habitat donde llegan a anidar y el comercio en el caso de la tortuga carey.

Este fin de semana fueron liberadas más de 100 tortuguitas en la Isla Juan Venado, de igual manera arribaron a desovar unas 15 tortugas a las playas del mismo proyecto ecoturístico. El vivero de tortuga ubicado en la Isla Juan Venado está siendo visitado por miles de turistas nacionales y extranjeros. LA PRENSA/E.LOPEZ

Recuperación de la Carey

Es común observar objetos elaborado a base de carey, una especie de tortuga en riesgo; sin embargo, Nicaragua ha tenido avances en su conservación. De acuerdo con Velkiss Gadea, coordinadora del programa de tortugas marinas de Fauna y Flora Internacional, el país se ha convertido en un centro de atención importante para esta especie, gracias al trabajo coordinado con lugareños de Padre Ramos y Aserradores. En ese lugar se aloja el 52 por ciento de la población de la tortuga carey de todo el océano pacífico oriental.

Uno de los resultados más importantes es que de todo el saqueo de nidos de huevos de tortuga carey se logró reducir a un 96 por ciento. Cabe mencionar, que su temporada de anidaciones es de abril a noviembre y se han contabilizado por arribada unas 300 anidaciones. Según estimaciones, en una arribada pueden llegar entre tres mil a cuatro mil tortugas, refirió Gadea.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: