Santo Domingo devolverá esplendor a su malecón

Un sector del emblemático malecón de Santo Domingo presenta una nueva imagen, como parte de un ambicioso proyecto para devolverle "todo el esplendor" a ese paseo y atraer a turistas, sobre todo extranjeros, que prefieren quedarse en hoteles y playas del interior del país caribeño.

Malecón Santo Domingo, capital de República Dominicana

Un sector del emblemático malecón de Santo Domingo, capital de República Dominicana presenta una nueva imagen, como parte de un ambicioso proyecto para devolverle «todo el esplendor» a ese paseo y atraer a turistas, sobre todo extranjeros, que prefieren quedarse en hoteles y playas del interior del país caribeño.

El malecón de la capital dominicana, donde se ubican hoteles de primera categoría, fue por años lugar obligatorio de recreación, y debido a la gran cantidad de actividades musicales que acogía llegó a ser considerado la discoteca más grande del país.

Lea además: El turismo en Nicaragua crece sin una estrategia clara

Sin embargo, ante la falta de mantenimiento por parte de las autoridades, se fue deteriorando, obligando al cierre de algunos negocios establecidos allí y cada vez era menor la presencia de visitantes, locales y extranjeros, en el lugar.

Alcaldía quiere rescatarlo

Ahora, un proyecto de la Alcaldía de la ciudad ha querido rescatarlo, y esta semana fue inaugurado un primer tramo, que comprende 1.4 kilómetros, desde la avenida Máximo Gómez hasta la Abraham Lincoln.

Este tramo cuenta con espacios para caminar, hacer ejercicios y montar en bicicleta, además de iluminación nocturna y treinta policías municipales que se encargarán de velar por la seguridad.

Hace una semana se prohibió, además, el tráfico de vehículos pesados entre las 12 del mediodía y la medianoche en todo el malecón.

Malecón abarca diez kilómetros

El malecón abarca unos diez kilómetros y el trayecto que se remodelará en varias fases será de unos 3.5 kilómetros, desde la Avenida Abraham Lincoln hasta la plaza en honor a Fray Antón de Montesinos.

Los trabajos supondrán un coste de 100 millones de pesos dominicanos (poco más de 2 millones de dólares) y está previsto que concluyan en febrero del próximo año.

El alcalde de la ciudad, David Collado, ha insistido en la necesidad de recuperar esta zona argumentado que en todas las metrópolis del mundo una habitación de hotel o una propiedad frente al mar es lo más costoso, pero en Santo Domingo una habitación o una propiedad en el malecón «no tiene ninguna importancia en el sector ni en el área inmobiliaria».

Proyecto ambicioso

Para el coordinador del Clúster Turístico de Santo Domingo, Freddy Ginebra, se trata de un «proyecto ambicioso» que estaba pendiente desde hace buen tiempo y que devolverá a este paseo «todo el esplendor que tenía».

«Esto es solo el comienzo de una iniciativa que sumará un mayor atractivo a Santo Domingo», dijo Ginebra a Efe.

La puesta en servicio de este primer tramo remozado del malecón «es una gran noticia para los ciudadanos de la capital y para el turismo del país, ya que esta emblemática vía es uno de los principales símbolos de Santo Domingo», señaló por su lado, en un comunicado, la Asociación de Hoteles de Santo Domingo (AHSD).

También renovarán plaza

La Alcaldía también trabaja en un proyecto para rescatar la plaza Fray Antón de Montesinos, en el mismo malecón, donde prevé levantar dos museos, uno de los derechos humanos, y otro sobre la cultura taína.

En 1982, México donó a la República Dominicana el monumento a Fray Antón de Montesinos (1475-1540), misionero y fraile español que formó parte de la primera comunidad de dominicos de América y que se distinguió por la lucha por los derechos de los indígenas.

Pero con el tiempo esta plaza se fue deteriorando y frecuentemente se escuchan historias de actos delictivos cometidos en ese lugar, incluidos abusos sexuales en contra de menores.

Objetivo es atraer a turistas

Paralelo a estos trabajos, la Ciudad Colonial, la más antigua de América y declarada Patrimonio de la Humanidad por la Organización de Estados para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), también es sometida, aunque desde hace varios años, a trabajos de remodelación, en especial sus centenarias calles.

El plan es el mismo, darle otro aire a la ciudad, para llamar la atención de los miles de turistas que viajan cada año al país, cuya fuente principal de ingresos es, precisamente, el turismo.

República Dominicana recibió el pasado año más de 6.5 millones de turistas y la meta es llegar hasta los diez millones y que una buena parte de ellos visiten la ciudad de Santo Domingo.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: