Circula más dinero en Nicaragua, pese a mermas en primeros meses del año

Nicaragua cerró la primera mitad del año con un crecimiento del 15% en su oferta de dinero en el mercado nacional, comparado con igual periodo del año pasado, a pesar que en junio se alcanzó el nivel más bajo de este año en circulación de dinero.

En los últimos cinco años, la suma de ambos indicadores —crecimiento e inflación— se ha mantenido entre el 7 y 11 por ciento. LA PRENSA/ARCHIVO

Nicaragua cerró la primera mitad del año con un crecimiento del 15 por ciento en su oferta de dinero en el mercado nacional, comparado con igual periodo del año pasado, a pesar que en junio se alcanzó el nivel más bajo de este año en circulación de dinero desde enero, según reflejan cifras del Banco Central de Nicaragua (BCN).

Hasta junio de este año en numerario (billetes y monedas en circulación) habían 13,932.9 millones de córdobas, 1,828.96 millones más comparado con los 12,103.9 millones de córdobas que se movían en el mercado nacional hasta igual mes del año pasado.

Le puede interesar: Extraño aumento en la exportación de billetes en Nicaragua

Sin embargo el numerario que había hasta junio de este año es menor a los 15,435.6 millones de córdobas que se registraron, el nivel más alto en la primera mitad del año.

Acumular divisas

Entre los factores que estarían incidiendo en el comportamiento del numerario en los primeros seis meses del año, según economistas, figuran la necesidad del Gobierno de acumular divisas para pagar la factura petrolera de contado, así como la desaceleración en la colocación de crédito, lo que ha presionado el consumo nacional.

Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), señala que lo importante acá es que la circulación es mayor comparada con el año pasado y que en los meses de este año han habido reducciones probablemente por factores estacionales.

Lea también: Banda hacía intensas compras con dinero de contrabando

“Efectivamente va de bajada (el numerario), pero es por la parte del año que generalmente presenta una caída estacional. Se espera que suba en la segunda mitad del año como suele ocurrir”, afirma.

Chamorro identifica como uno de los factores que estaría incidiendo en esta merma continua del numerario este año a la desaceleración en la entrega de crédito, lo que a su vez ha impactado el consumo. “Como hemos venido anunciando, en los últimos meses se ha notado una desaceleración en el consumo en bienes durables, vehículos, motocicletas, entonces este tipo de cosas está relacionado”, dijo.

Lea además: Acusado de lavado llevaba cisterna cargada de miel y 120 mil dólares

Entre enero y mayo de este año la cartera bruta de crédito del Sistema Financiero Nacional creció 18.1 por ciento, menor al 22.7 por ciento en similar periodo del año pasado.

Rosendo Mayorga, presidente de la Cámara de Servicios y Comercio de Nicaragua, admitió que ha habido un enfriamiento en el consumo interno en la primera mitad del año, pero espera que se acelere en esta segunda parte del año, particularmente a partir de octubre cuando se hagan las importaciones de productos que se demandarán en los últimos dos meses del año.

¿Cooperación de Venezuela sigue incidiendo?

El economista Néstor Avendaño explicó que la desaceleración en el crecimiento de la circulación de dinero está siendo incidida en parte por la reducción de la cooperación de Venezuela.

Avendaño sostiene que en años pasados Nicaragua estaba en una posición favorable frente al pago de su factura petrolera, debido a que el cincuenta por ciento de esta se pagaba en un crédito a largo plazo y además Venezuela suplía más del noventa por ciento de las necesidades de hidrocarburos del país.

Sin embargo esta situación ha cambiado ante el desplome del precio del petróleo a nivel internacional y la necesidad de remplazar a Venezuela como suplidor principal. Con ello “ahora hay que pagar al cash (efectivo) el setenta por ciento de la factura”, lo que ha puesto bajo presión las reservas internacionales.

Lea también: Comercio de Nicaragua con la Unión Europea levanta cabeza, tras un año difícil

“Se redujo el tamaño del escudo protector de las reservas internacionales del país y lo que le queda al Banco Central de Nicaragua para defender las reservas, reducir la cantidad de dinero que circula en el mercado nacional”, aclara.

Avendaño explica que al reducir el dinero en circulación se disminuye la necesidad de importaciones de los agentes económicos, tanto los consumidores como los productores e inversionistas. “Al reducirse la demanda de importaciones, porque no hay córdobas para comprar dólares, el Banco Central protege reservas”, afirma.

Entre más dinero más demanda

El economista señala que si el Banco Central deja creciendo al veinte por ciento la circulación de dinero en el mercado nacional, como pasaba en años pasados, al haber más dinero habrá más demanda de bienes de consumo, de materias primas, de maquinarias y debido a la libre convertibilidad del córdoba, el BCN tendría que honrar la demanda de dólares, lo que ocasionaría una caída en el saldo de reservas internacionales.

Le puede interesar: Comunidades mineras en Nicaragua corren un riesgo: Desaparecer

“Para impedir que esto ocurra (la caída de las reservas), está mejor saquemos córdobas de circulación”, explica Avendaño, quien señala que además de emitir deuda pública también se está sacando dinero a través del creciente aumento de la tasa del encaje legal sobre los depósitos en córdobas.

El economista sostiene que las empresas vinculadas a las importaciones se ven afectadas. “Probablemente las empresas están reduciendo el valor de las compras de materias primas de origen importado para producir y vender en el mercado local, debido a esta desaceleración de la circulación del dinero, que no se ve una posibilidad de resolverse en el corto plazo”, afirma Avendaño, al tiempo que señala que posiblemente en 2018 la oferta de dinero afrontará dificultades.

¿Cómo afecta a las empresas?

El economista Néstor Avendaño explica que al haber menor crecimiento en la circulación de dinero a nivel nacional las empresas se ven afectadas en cuanto a la programación de su producción.

Avendaño indica que solo los exportadores no estarían viéndose afectados por la situación de la circulación de dinero a nivel nacional, debido a que su mercado está en el exterior y es donde consiguen divisas.

“En este momento hay una gran cantidad de ramas industriales afectadas por el problema de la desaceleración del crecimiento de la oferta de dinero: alimentos de consumo masivo, carnes, bebidas alcohólicas y no alcohólicas, productos ferreteros, combustibles, productos de línea blanca», afirma.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: