Acorralada por sistema de justicia en caso de violencia

La víctima ha presentado quejas incluso ante inspectoría de la Corte Suprema de Justicia por la forma en que han llevado el juicio, pero no ha habido respuesta

violencia

Salvador Marenco, abogado del Cenidh ha conocido el caso denunciado por D.V.C. LA PRENSA/ARCHIVO

Mientras D.V.C., sobreviviente de violencia, ve cómo una juez de Chinandega le programa por cuarta vez la audiencia de juicio por violencia psicológica y violación, en otro Juzgado rápidamente avanza la causa que por desacato inició su expareja.

El trasfondo, según la denunciante, es que su expareja ha pretendido quitarle a su hijo de 3 años.

Lea además: Temen repunte de violencia en Nicaragua

Mientras el pasado 10 de agosto el juicio por violencia en la que D.V.C. acusa a su expareja; fue suspendido porque su defensa alegó que este sufre de “un cólico”.

El viernes 18 de agosto D.V.C. deberá enfrentar un juicio por desacato. En el mismo D.V.C. será acusada por la misma fiscal que presentó su caso por violación y como testigo su acusador lleva a la juez de Familia, que conoció todo el drama que ella vivió con su agresor.

Lea también: Defender derechos humanos en Nicaragua es una difícil tarea

El abogado del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Salvador Marenco, señala que contradictoriamente, pese a la gravedad del hecho denunciado como fue la violación, aún no ha sido resuelto y está por resolverse el juicio de desacato originado por el problema de fondo, que fue la violencia.

“¿Dónde están las obligaciones por parte del Estado en la protección integral hacia la mujer?”, pregunta Marenco.

Hay quejas en la CSJ

La víctima ha presentado quejas incluso ante inspectoría de la Corte Suprema de Justicia por la forma en que han llevado el juicio, pero no ha habido respuesta.

Lea más en: Alarma la saña en crímenes contra mujeres en Nicaragua

La víctima, con ayuda de un abogado, logró ser atendida por la magistrada Juana Méndez, que atiende esa circunscripción.

Sin embargo, la víctima indica que Méndez únicamente le dijo que iba a verlo, pero hasta justificó las reprogramaciones que hizo la juez aduciendo que pudo ser por las inclinaciones suicidas del acusado.