De gira por Bluefields

El Caribe representa la región del país con mayor conocimiento de inglés y hay que potenciar las condiciones para que sean cada vez más los jóvenes que puedan tener este tipo de oportunidades, tal como pretende el proyecto del Banco Mundial para la región.

Agenda Cosep

El viernes pasado, en el marco de la relación de trabajo Cosep–Usaid, fuimos invitados por el Programa “Aprendo y Emprendo” a realizar una gira de trabajo en Bluefields lo que nos dio la oportunidad de regresar a esta bella región de nuestro país que hoy más que nunca tiene un gran potencial.

La carretera Managua–Bluefields que ya está operando pero que estará finalizada para mayo del 2019 debe traer importantes oportunidades para la región y especialmente a sus jóvenes.

La última vez que había estado en Bluefields fue a raíz del huracán Félix llevando ayuda a comunidades afectadas producto del telehablatón que organizamos en Cosep con otras organizaciones.

Aunque compartimos en el viaje con autoridades y empresarios, en esta ocasión fueron los jóvenes de la región la razón principal de nuestra visita. Ha sido uno de nuestros objetivos trabajar más de cerca con los jóvenes. El mismo jueves de la semana pasada tuvimos la oportunidad de compartir con estudiantes de la UNAM León previo al viaje a Bluefields.

En la Encuesta de Empresas Sostenibles Nicaragua 2015 los resultados arrojaron que son las empresas del Caribe quienes tienen la menor proporción de universitarios entre sus propietarios y trabajadores. Es en esa zona donde hay más directivos en las empresas sin ningún tipo de formación. El Caribe y Occidente son las dos regiones que tienen la mayor proporción de trabajadores que apenas terminaron primaria o no tienen educación alguna.

Es por ello que hemos venido haciendo esfuerzos en el diálogo con las autoridades para desarrollar la región y acompañando a la comunidad internacional que afortunadamente está presente.

De manera particular reconocemos el gran esfuerzo que realiza este programa de la Usaid apoyando a la niñez y la juventud de esa zona lo que pudimos constatar de manera vivencial.

De hecho, iniciamos la gira de trabajo participando en el “Foro Tecnología y Educación: acceso, integración y calidad” que se desarrolló en el campus de la BICU en el marco de la celebración del Día Internacional de la Juventud.

Tuvimos la oportunidad de dirigirnos a los jóvenes de Bluefields, de El Bluff, Kukra Hill, entre otras comunidades, en donde los motivamos a aprovechar la oportunidad que les da el poder educarse, los invitamos a que piensen en ser empresarios y no solo asalariados, y los instamos a que adquieran conocimientos y competencias claves para que puedan ingresar exitosamente al mercado laboral.

Estos jóvenes que han podido alcanzar las aulas universitarias son privilegiados y ellos tienen que realizar lo que esto significa para su futuro y no esperar a que las cosas pasen.

En este contexto fue una agradable sorpresa conocer en el foro de la existencia de la Mesa de Concertación de la Juventud de Bluefields. Los jóvenes participando, decidiendo y responsabilizándose por mejorar su proceso educativo y su futuro.

También fue muy positivo, al terminar el foro, la visita que realizamos al call center que ya está operando en las mismas instalaciones de la BICU. Este es un ejemplo del impacto que se logra cuando se unen los diferentes actores. El gobierno municipal puso los recursos para la construcción del edificio, la cooperación internacional recursos para asegurar la arquitectura tecnológica requerida, la Universidad poniendo el terreno y administrando la infraestructura, y la empresa creando la oportunidad y generando empleos.

Ya el call center está generando empleos para 20 jóvenes de la región y en muy corto tiempo la expectativa es que se logre contratar hasta 200 jóvenes con salarios atractivos que les permitirá no seguir migrando para los call centers en Managua.

El Caribe representa la región del país con mayor conocimiento de inglés y hay que potenciar las condiciones para que sean cada vez más los jóvenes que puedan tener este tipo de oportunidades, tal como pretende el proyecto del Banco Mundial para la región.

Todos estos esfuerzos ya empiezan a tener otro tipo de resultados. En este sentido otra sorpresa muy positiva del viaje fue conocer la existencia del Club de Robótica y los jóvenes de la localidad que lo integran quienes estarán participando en septiembre con otros 20 grupos en el concurso a nivel nacional.

Cerramos la jornada dictando una conferencia a jóvenes de Uraccan que es la otra universidad en la localidad.

Regresamos a Managua convencidos del potencial de la región, pero sobre todo conscientes que tenemos que apoyar a sus jóvenes para que sean ellos los que aprovechen los mejores tiempos por venir.

El autor es presidente del Cosep.