Al productor de maní de El Viejo lo mataron los mareros, según la Fiscalía

Gaitán Bolainez fue atacado por la agrupación “La Clica”, liderada por Sergio Antonio Umaña Salamanca, alias “Pitbull”, miembro de la Mara Salvatrucha

Al lugar donde se encontró el cadáver del productor Noel Gaitán Bolainez llegaron la Policía Nacional y el Ejército de Nicaragua. LA PRENSA / ARCHIVO

El productor de maní Noel Antonio Gaitán Bolainez y/o Noé Gaitán Bolainez, quien fue encontrado muerto en el interior de su vehículo, en un camino cercano a cañaverales, próximo a la carretera hacia El Viejo, Chinandega, fue herido de muerte por mareros el 23 de junio del 2017.

Gaitán Bolainez fue atacado por la agrupación “La Clica”, liderada por Sergio Antonio Umaña Salamanca, alias “Pitbull”, miembro de la Mara Salvatrucha, que se había establecido en el occidente de Nicaragua, según acusación del Ministerio Público.

Lea además: Matan a productor de maní de El Viejo, Chinandega

Umaña Salamanca, quien se identificaba con cédula nicaragüense a nombre de Manuel Luna Salmerón, es procesado por crimen organizado, transporte de estupefacientes, lavado de dinero y por portación ilegal de armas de fuego.

Manicero pertenecía a “La Colonia”

El marero dirigía y participaba en tumbes (robo) de droga a otras narcoorganizaciones que trabajaban en Nicaragua para agrupaciones de El Salvador. Una de estas organizaciones era la denominada “La Colonia”, a la que presuntamente pertenecía el productor de maní, según el Ministerio Público.

Ese 23 de junio del 2017, según escrito de intercambio de pruebas de la Fiscalía, el marero Umaña Salamanca junto con otros miembros de la organización, en horas de la noche, salieron hacia las costas Los Aserradores en Mechapa, Chinandega, ya que conocían que la agrupación “La Colonia”, liderada en Nicaragua supuestamente por Santiago Gaitán Bolainez, hermano del productor de maní Noel Gaitán Bolainez, realizaría una recepción y traslado de un fuerte cargamento de droga (entre 400 y 500 paquetes de cocaína) hacia el cantón El Jagüey, en La Unión, El Salvador.

Lea también: Marero salvadoreño que lideraba banda de tumbadores de drogas tenía cédula nicaragüense

Sergio Antonio Umaña Salamanca (de azul), miembro de la Mara Salvatrucha, dirigía una organización criminal en Nicaragua.
LA PRENSA/J. TIJERINO

Para el traslado de la droga, la agrupación “La Colonia” utilizó dos pangas llamadas Emeling III, capitaneada por Santiago Gaitán Bolainez y el manicero Noel Gaitán Bolainez como marino y custodia; la otra panga era capitaneada por Leoncio Mendoza Manzanares. Estas pangas fueron remolcadas hasta las costas con tractor porque la distancia es larga.

Una vez en alta mar cerca de las costas de Venecia, los miembros de la agrupación “La Colonia” hicieron el trasiego de la droga, y se dirigieron hacia El Salvador, pero 10 minutos después fueron interceptados por una lancha rápida, donde iba el marero Umaña Salamanca junto con los demás miembros de su agrupación, quienes abrieron fuego contra la panga Emeling III, donde viajaban el productor de maní y su hermano Santiago. Ambos resultaron heridos de bala.

Lea además: Nicaragua amenazada por mareros prófugos

Los otros miembros de “La Colonia”, que viajaban en la otra panga repelaron el ataque del marero para poder trasladar a los heridos a la lancha y huir. La droga quedó abandonada en alta mar y el marero Umaña Salamanca se apoderó de la misma.

La droga fue entregada por el marero a un grupo de El Salvador y recibió la paga, luego se regresó a costas de Nicaragua por el estero Padre Ramos.

Murió en el camino

Los miembros de la agrupación “La Colonia” llegaron hasta las costas de Mechapa donde Halder Gonzalo Quiroz Bolainez, sobrino de los hermanos Gaitán Bolainez, los esperaba en una camioneta color gris, placas CH 26588, la cual abordaron en busca de ayuda médica para los heridos, pero en el camino falleció el productor Noel Gaitán Bolainez, por lo que en la entrada a la comunidad Roma, de El Viejo, Chinandega, dejaron abandonada la camioneta con el cuerpo del productor.

El cuerpo del productor fue encontrado por pobladores de la comunidad el 24 de junio de 2017.

El productor era además acopiador de mariscos y según información extraoficial, tenía un disparo al lado izquierdo del hombro y golpes, pero no hubo mayores detalles de la Policía en torno a este crimen, en esos momentos.

Lea también: Escuelas azotadas por guerras de pandillas en Honduras

Durante el hallazgo del cuerpo del productor entraron a la escena los soldados del Segundo Comando Militar con la técnica canina.

Infiltrados

La Fiscalía basa la acusación contra miembros de ambas organizaciones (“La Clica” y “La Colonia”) en las declaraciones de un policía encubierto y a quien identifica como “Código 1”, quien refiere que en el desarrollo de las investigaciones logró determinar la modalidad de operación de ambas agrupaciones.

Agrupación “La Colonia”

La agrupación “La Colonia” estaba dirigida por otro salvadoreño, José de la Cruz Claros Amaya, alias “Sonny”, actualmente detenido en El Salvador y tenía como función el apoyo logístico para el tráfico y transporte de droga.

Claros Amaya organizaba, controlaba y dirigía los traslados de droga desde Colombia hasta El Salvador desde donde materializan el traslado de los cargamentos de droga hasta llegar a su destino final.

Lea más en: Marero detenido en Costa Rica pasó por Nicaragua

En el tránsito por Nicaragua Claros Amaya contaba con el apoyo de nicaragüenses, quienes a su vez están liderados por Santiago Oseas Gaitán Bolainez, alias “Chago”, quien llegó a ser hombre de confianza de Claros Amaya, quien de forma directa le baja las orientaciones.

La causa está radicada por cuestiones de seguridad en el Juzgado Noveno Distrito Penal de Audiencia de Managua, donde aún está pendiente de resolver.

“Código 1”, testigo clave

La Fiscalía ha pretendido sostener la acusación contra el miembro de la Mara Salvatrucha —Sergio Umaña— con un testigo, un policía encubierto, que se identifica como el oficial “Código 1”, pero el defensor Álvaro García Poveda intenta rebatirla.

García argumenta que la Fiscalía debe demostrar con una bitácora y un informe los resultados del seguimiento que “Código 1” le dio a la agrupación de Umaña desde abril pasado, cuando fue infiltrado por orden de la institución.

Lea más en: Familia huye a Estelí de maras

El defensor alega que la Policía permitió que los miembros de la agrupación hicieran tráfico de droga de 500 kilos y al final cuando no tenía ni un gramo de droga en las manos (Umaña), hicieron prueba de droga de ionscan para decir que presuntamente él andaba droga.

 

328
mil dólares aproximadamente y varias armas de fuego ilegales fueron ocupados en allanamientos que hizo la Policía el 7 de julio de 2017, en propiedades de Sergio Umaña, en Nagarote, y carretera Nueva a León.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: