Brasil y Estados Unidos probarán la vacuna contra el zika en 2018

Previo a realizar los test en humanos, la vacuna pasará por evaluaciones preclínicas y tendrá que ser aprobada por la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), que producirá la vacuna con el apoyo de Estados Unidos

malaria, Nicaragua, lluvias

La malaria es causada por parásitos que se transmiten al ser humano por la picadura de mosquitos. LA PRENSA/ARCHIVO

Brasil y Estados Unidos empezarán a probar en humanos la vacuna contra el virus del Zika en un plazo de un año, después de los buenos resultados obtenidos en los test realizados en animales, informaron este miércoles fuentes oficiales.

La producción de la vacuna entrará así en la segunda fase con la expectativa de que esté disponible para la población en hasta dos años en función de la evolución de las pruebas en humanos, según señaló “Portal Brasil”, administrado por el Gobierno del país suramericano.

“La vacuna será útil para el control del zika en todo el mundo y evitará secuelas en aquellas personas contaminadas”, declaró el ministro de Salud de Brasil, Ricardo Barros, citado en la nota.

Lea además: Nicaragua es el país que tuvo más casos de zika en 2016

Antes de los test en humanos, la vacuna pasará por evaluaciones preclínicas y tendrá que ser aprobada por la Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), que producirá la vacuna con el apoyo de Estados Unidos.

Para la ejecución de esta segunda fase, Barros firmó en la víspera un acuerdo de colaboración en Washington con el secretario de Salud de Estados Unidos, Thomas Price, en el marco de la 29ª Conferencia Sanitaria Panamericana.

Impiden alteraciones del sistema nervioso central

La vacuna presentó resultados positivos en los test realizados en ratones y macacos en los que consiguieron impedir que el virus del Zika causara microcefalia u otras alteraciones del sistema nervioso central de las dos especies.

La aplicación de una única dosis de la vacuna evitó la transmisión de la enfermedad en los animales y, durante la gestación, el contagio a las crías.

Puede leer: “Malaria de aeropuerto”, la insólita forma de contagio que afecta a personas que no viajaron a zonas endémicas

El zika, así como el dengue, el chikunguña y la fiebre amarilla urbana, son transmitidas por el Aedes aegypti, un mosquito cuya población se multiplica con la llegada del verano austral, que le ofrece condiciones propicias para su reproducción: temperaturas elevadas y charcos de agua limpia debido a las lluvias.

Brasil, uno de los países más afectados por el zika el año pasado y que declaró emergencia sanitaria antes de que la propia OMS advirtiera sobre la gravedad de la enfermedad, ya declaró el fin de su situación de emergencia por el virus, ante la fuerte caída del número de casos

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: