Víctimas de Ayapal contaban con medidas cautelares de la CIDH

Ejército de Nicaragua se limita a referir que a la casa de las víctimas llegaron delincuentes armados

ayapal, Nicaragua, indigenas, violencia, derechos humanos

Aquí en San José de Bocay a 240 kilómetros de Managua se unen el río Ayapal y el río Bocay, y este punto sirve de embarque para la navegación sobre el río Bocay. La imagen la capturó el fotógrafo de LA PRENSA/J.TORRES

William, Ludis y Raúl Artola Delgadillo, asesinados el miércoles en la lejana comunidad de Pueblo Amado, Ayapal, Jinotega, posiblemente correspondan a una familia que hace diez años empezó a ser perseguida, acosada y amenazada en Nueva Guinea después que denunció haber sido torturados tras una captura en un operativo en esa zona.

Hasta ahora el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) que investigó y brindó acompañamiento a esa familia en esa época, únicamente tiene sospechas que sean estos por la coincidencia de los nombres y apellidos de las víctimas, aseguró su presidenta, Vilma Núñez, quien adelantó que tratarán de indagar el caso.

 

A consecuencia de esta vieja situación fue asesinada Villanueva Delgadillo Obando y meses después su esposo Gilberto Artola Delgadillo; dos mujeres miembros de la misma familia fueron abusadas sexualmente y otros miembros de la misma familia fueron amenazados de muerte.

El caso fue llevado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que otorgó medidas cautelares sin que el Gobierno adoptara las medidas de protección debidas, y según recordó Núñez, posteriormente desconocieron de su paradero y supieron que estas personas tuvieron que desplazarse de sus comunidades en Nueva Guinea ante el riesgo a sus vidas que prevalecía.

En una nota de prensa emitida este viernes por el Ejército de Nicaragua de forma escueta confirma la matanza de los tres hermanos de la familia Artola Delgadillo, como publicó LA PRENSA; supuestamente de parte de manos de delincuentes armados a quienes el miércoles 27 de septiembre los sacaron de su casa y los asesinaron a tres kilómetros al sur de Los Delirios de Wina.

Según la versión oficial, cuando los desconocidos llegaron a la casa de la familia Artola Delgadillo les robaron una pistola 9 milímetros, una escopeta, una subametralladora 23-25 y se llevó a los hermanos William, Ludis y Raúl Artola Delgadillo, quienes posteriormente fueron asesinados.

«El Ejército de Nicaragua está apoyando a la Policía Nacional en su desplazamiento a esta zona remota para el esclarecimiento de este hecho criminal», refiere la institución militar.

LEA: Diez casos en trámites ante la CIDH

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: