Triángulo Minero no se escapó de las anomalías en elecciones municipales

Un ejemplo de ello ocurrió en el Centro de Votación que funcionó en el colegio Moravo, donde muchas personas no pudieron votar

Mientras a los campesinos de comunidades cercanas a las Juntas Receptoras de Votos los mandaban a votar lejos, a policías y militares de pacífico les permitían votar libremente. LA PRENSA/J.GARTH

El llamado truco del “ratón loco”, donde se le cambian los Centros de Votación a los electores de los partidos políticos no afines al partido de gobierno, se puso en marcha en el Triángulo Minero del Caribe Norte de Nicaragua, denunciaron los candidatos de la oposición Corina Leiva y Denis Flores, en el municipio de Siuna.

Aquí, los pocos electores que quisieron ejercer su derecho al voto no pudieron hacerlo porque no aparecían en los padrones electorales donde siempre han votado.

Lea además: Exigen a empleados públicos de Boaco enviar fotos después de votar

Un ejemplo de ello ocurrió en el Centro de Votación que funcionó en el colegio Moravo, donde muchas personas no pudieron votar.

Lo mismo sucedió en la comunidad del Guineo, en la vía hacia Mulukukú, donde funcionaron ocho Juntas Receptoras de Votos y hubo más de 150 personas que no pudieron votar porque no estaban en el padrón electoral, pese a ser nativos de esa comunidad.

Lea más en: Obispos de Nicaragua con posiciones divididas sobre el voto

Denis Flores, liberal, dijo que la población salió a votar masivamente en las zonas rurales pero no pudieron hacerlo por el “ratón loco”, ya que sus Juntas Receptoras de Votos les salían asignadas en lejanas comunidades rurales, mientras a sus Juntas Receptoras de Votos llegaban votantes de lugares lejanos que nunca han sido vistos en la comunidad.

Pedro Torres, representante del PLC en Rosita, dijo que más de 250 personas no pudieron votar por el mismo efecto de desinformación, al igual que en Vesubio, en el distrito minero de Bonanza y exactamente igual que en Mulukukú, donde Apolonio Fargas, candidato a alcalde del Partido Conservador, denunció que también fueron afectados como en la mayoría de los municipios del país donde tenían cifradas sus esperanzas en los electores.

Lea más en: Ortega: “la abstención solamente tiene como alternativa la confrontación”

Caso contrario —denuncian ellos— en las juntas de la zona votaron policías y militares del pacífico y de otras comunidades; el Frente Sandinista llevaba gente en camiones y vehículos a votar pese a no estar registrados en el padrón.

Urnas vacías

La confusión provocada con el truco del “ratón loco” generó que miles de campesinos de la zona del Triángulo Minero no pudieran votar.

Le puede interesar: FAD: Hay una “gigantesca abstención” como rechazo al fraude electoral

En muchos centros de votación, a excepción de algunos pocos votantes del FSLN, militares y policías que fueron llevados a votar por montones, lo que prevaleció fue la apatía y el abstencionismo.