Listos para vender pólvora en Estelí y Masaya

Los comerciantes de pólvora de Estelí esperan el permiso de las autoridades policiales para comenzar la comercialización de ese producto

Desde hace unos diez días están construidos los tramos para la venta de pólvora frente al Estadio de Beisbol Rufo Marín, de la ciudad de Estelí, en espera del aval de las autoridades.

Moisés Ortiz, uno de los vendedores de pólvora, comentó que aparentemente la persona encargada para extender los permisos en la Policía está de subsidio y posiblemente hasta este miércoles podrían tener el respectivo permiso.

El comerciante dijo que se realizarían un simulacro en dicho lugar para estar preparados ante cualquier emergencia. LA PRENSA intentó obtener la versión de la Dirección General de Bomberos, pero no se encontraba el comandante Ramón Montano.

Le puede interesar: Preparan dulces para fin de año en Masaya

Los bomberos ya han hecho algunas inspecciones en los tramos y solo falta una, según Moisés Ortiz, quien aseguró que han seguido todas las indicaciones que han puesto en práctica en años anteriores para la venta segura de pólvora.

El año pasado los comerciantes de pólvora manifestaron que tuvieron muy buenas ventas, por lo cual esperan tener iguales resultados este año, aunque el producto ha incrementado de precio.

Pólvora lista en Masaya

Mientras, en Masaya los vendedores y tramos de venta de pólvora, que se ubican en el predio de La Barranca, al norte de esta ciudad, se instalaron para atender a partir de esta semana a sus clientes.

Lea además: Mayoristas se alistan para temporada navideña

“Este año estamos esperando tener muy buenas ventas, para obtener mejores ganancias para el sustento de nuestras familias… siempre estamos atentos a cualquier emergencia que pueda pasar, la cual gracias a Dios nunca ha pasado aquí. Los mejores días que hemos tenido generalmente son 23, 24, 30 y 31 de diciembre, de todas formas aquí vamos a estar atendiendo hasta el 6 de enero del año entrante”, dijo la comerciante Julieta Ortiz.

Pedro Mendoza, otro comerciante, explicó que han pasado cursos con los bomberos en cuanto a la seguridad personal y de los locales, “por favor insistimos en que siempre vigilen a los niños, por si ellos van a quemar la pólvora”.

Mendoza comentó que ahora fueron ubicados un poco más al fondo del predio “porque hay viviendas cercas y tenemos que estar a unos 30 metros de las casas, cuando las personas vienen en vehículos (a comprar pólvora), nosotros mismos nos encargamos de dirigirlos para que se ubiquen en un lugar prudente, de modo que la gente puede venir a comprar con confianza, porque Masaya presta muy buenas condiciones para este tipo de actividad comercial”.

Lea también: Fotogalería | Santa Claus se da vacaciones en julio para trabajar en diciembre

28 tramos se han instalado en Masaya. Barriles con agua, extinguidores, arena, rótulos preventivos y una adecuada conexión eléctrica son parte de las medidas de seguridad, que según los comerciantes, ya tienen preparadas.