Presidente de México promulga ley que sanciona la desaparición forzada

El Congreso mexicano aprobó el 12 de octubre la ley que castiga con penas de 40 a 60 años de cárcel a funcionarios que estén involucrados en la desaparición de alguna persona y se nieguen a informar de su paradero

México

Familiares de desaparecidos protestaron frente a la residencia presidencial de Los Pinos, donde se hizo la promulgación. LA PRENSA/AP

El presidente mexicano Enrique Peña Nieto promulgó este jueves una ley que impone severas penas de cárcel a responsables de casos de desaparición forzada mientras que familiares de desaparecidos reclamaron que la legislación sea debidamente aplicada para que cese la impunidad.

Mientras Peña Nieto promulgaba esta ley en una ceremonia privada, algunos familiares de desaparecidos se manifestaron en las cercanías de la residencia presidencial con pancartas e imágenes de sus seres queridos.

Posteriormente, el mandatario recibió a los familiares y activistas ante quienes expresó su solidaridad y reconoció que la desaparición de personas es una de las experiencias más dolorosas que alguien pueda sufrir.

La ley que sanciona las desapariciones forzadas, es decir aquellas en las que están involucrados funcionarios, “es el primer paso” para “hacerle frente a la impunidad”, señalaron los familiares en un comunicado.

Lea además: Países pierden libertad en internet, según Freedom House

Demandan además que esta ley sea aplicada en lo inmediato y con el acompañamiento de agencias de la ONU “para que se cumpla el objetivo que compartimos: la localización y presentación de las personas desaparecidas, la sanción a los responsables, reparación y no repetición”.

Tras dos años de debate, el Congreso mexicano aprobó el 12 de octubre la norma que castiga con penas de 40 a 60 años de cárcel a funcionarios que estén involucrados en la desaparición de alguna persona y se nieguen a informar de su paradero.

Registros

De acuerdo con cifras oficiales, al mes de septiembre se tenía un registro de poco más de 32,000 personas desparecidas en el país, en el cual sin embargo no se detalla las circunstancias ni la posible participación de funcionarios.

Según organizaciones de derechos humanos y medios locales, de 2006 a 2016 la fiscalía general inició poco más de 600 investigaciones sobre posibles desapariciones forzadas.

La ONU ha señalado en distintas ocasiones que México enfrenta un serio problema ante la multiplicación de desapariciones forzadas, además de que impera la impunidad pues los responsables pocas veces son identificados y castigados.

Puede leer: El extraño caso de un bebé de 10 meses que pesa 62 libras en México

En diciembre de 2006, el entonces presidente Felipe Calderón lanzó un polémico operativo militar antidrogas que propició una ola de violencia, en medio de la cual se han registrado unas 190.000 muertes además de que se han multiplicado por miles las desapariciones.

Ayotzinapa

Uno de los casos más dramáticos de desaparición forzada en México es el de 43 estudiantes de la escuela de maestros de Ayotzinapa, que en septiembre de 2014 fueron detenidos por policías de la sureña ciudad de Iguala, quienes los habrían entregado a narcotraficantes.

Organizaciones como Amnistía Internacional han denunciado en los últimos años que con el despliegue de militares en la lucha antidrogas se dispararon los casos de desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales en las que podrían estar involucradas fuerzas del orden.